El expresidente madrileño, Ignacio González, en una visita al Canal de Isabel II.

El expresidente madrileño, Ignacio González, en una visita al Canal de Isabel II. EFE

Operación Lezo

Ignacio González pidió a técnicos del Canal de Isabel II que arreglaran su piscina

El expresidente madrileño pidió a Adrián Martín de la Huertas ese arreglo como un favor personal. 

Carlota Guindal Daniel Montero Alejandro Requeijo

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, requirió de los servicios de técnicos del Canal de Isabel II para que le arreglaran su piscina. Según consta en el sumario por la Operación Lezo, el ex dirigente del Partido Popular utilizó sus buenas relaciones con quien fuera director general del Canal de Isabel II para que le enviara unos técnicos a su casa y revisara una pérdida de agua en su piscina, tal y como ha podido saber EL ESPAÑOL.

Durante la intervención de las comunicaciones a González, la Guardia Civil detectó un mensaje de texto enviado por el expresidente madrileño al director general del Canal de Isabel II, Adrián Martín de las Huertas, el 5 de septiembre del pasado año, en el que le pedía como “favor personal” que enviara a su casa algún trabajador de la empresa pública madrileña por una pérdida de agua en su piscina.

González vive en un chalet en una lujosa zona de Madrid (Aravaca). Precisamente, se estima que su domicilio le costó 1 millón de euros, un precio por encima de sus posibilidades, tal y como sospechan los investigadores. Según publicó este diario, González adquirió esa vivienda en febrero de 2006 por 1.060.600 euros. Aún así, lo hizo por unos 800.000 euros por debajo del precio de mercado. Por aquel entonces, era vicepresidente de la Comunidad de Madrid y portavoz del gobierno regional de Esperanza Aguirre.

La lujosa mansión, de 465 metros cuadrados, tiene tres plantas, garaje y piscina y está construida sobre una parcela de 530 metros cuadrados, según los datos del catastro. La vivienda figura a nombre de la mujer del político, Lourdes Cavero, pues cuando se destapó que estaba siendo espiado y grabado, decidió donar a su esposa la parte que le correspondía.

El Canal, la 'niña bonita' de González

De la investigación se desprende la continuidad de las relaciones del expresidente de la Comunidad de Madrid con altos cargos del Canal de Isabel II una vez abandonado todos sus cargos públicos. Desde que González llegó al Gobierno regional de la mano de Aguirre, el Canal fue su 'niña bonita'. Fuentes próximas al expresidente explican cómo ya desde la Vicepresidencia asumió el control de la empresa pública y nunca quiso deshacerse de ese “caramelo”. Como bien cuentan trabajadores que han estado toda su vida al servicio del Canal, esa empresa ha manejado siempre “chorros de oro”.

A González se le investiga, entre otras cosas, por haber saqueado el Canal de Isabel II, en una manera de proceder que habría iniciado, según la investigación, el antecesor de Aguirre, Alberto Ruiz-Gallardón. Primero, ocultó las irregularidades cometidas en el Canal con la anterior presidencias en la compra de la empresa colombiana Inassa por 100 millones de euros cuando no valía ni 30 millones.

Se hizo saltándose todos los informes preceptivos y González escondió un informe de la auditora Cuatrecasas que advertía de tales irregularidades. No sólo no denunció los hechos sino que permitió que con dinero púbico se pagara la compra de esa empresa a través de un crédito hasta el año 2012. Según la Fiscalía Anticorrupción, los dos expresidentes hicieron un "pacto de silencio" en torno a las irregularidades del Canal.

Por otro lado, González estuvo detrás, según la investigación, de la compra de la empresa brasileña Emissao en el año 2015 por 31 millones de dólares, de los cuales 25 millones habrían acabado en una cuenta en Suiza. Se sospecha que desde esa cuenta se ha regado a funcionarios públicos a través del desvío de dinero perteneciente a las arcas madrileñas.

Martín de las Huertas, en el 'pufo' del golf

Los investigadores resaltan a lo largo de sus informes los vínculos entre González y Martín de las Huertas, también detenido en la Operación Lezo y enviado a prisión por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco bajo una fianza de 100.000 euros. Antes de convertirse en director general del Canal y hombre de confianza de González, este ingeniero de Caminos formó parte de la Mesa de Contratación del Canal que adjudicó en el año 2006 el contrato de gestión y explotación del Golf Canal al consorcio Green Canal Golf, en el que participaban indirectamente familiares de Ignacio González.

Concretamente, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción investigan el pago de 3 millones de euros en esa adjudicación al hermano del expresidente madrileño, Pablo González, y a su cuñado. Dinero que los investigadores sospechan parte acabó en los bolsillos del mano derecha de Esperanza Aguirre.

Además de con González, Martín de las Huertas mantiene una estrecha relación con uno de los principales investigados, Edmundo Rodríguez-Sobrino, expresidente de la filial sudamericana del Canal, Inassa, y consejero delegado del diario La Razón, en prisión incondicional desde el pasado 20 de abril.

"Todo el Canal está pillado"

En la investigación se destaca una conversación de éste último con el abogado Carlos Rodríguez, en la cual éste le dice, sobre la compra fraudulenta de Emissao, que “efectivamente lo manejarías tu todo pero realmente es un negocio de Canal, en Brasil…como la señora se quiso meter al 50% del invento y ella es la que daba la cara y además ahí sí que Adrián está pillado. Está todo el Canal pillado con Emissao”.

Según el letrado, en el caso de Emissao los responsables serían Adrían Martín y María Fernanda Richmond, la exdirectora financiera del Canal, en prisión eludible bajo fianza de 4 millones de euros. “En el caso de Emissao van por delante Adrián y Fernanda claramente (…) En lo que va de Emissao tú (dirigiéndose a Rodríguez Sobrino) no eres el protagonista, lo es Adrián seguro, porque ellos claro han llevado el tema de Emissao".

Al decir del letrado, "es un tema de Canal, que tiene una estructura jerárquica en la cual el 50% es del propio Canal y el otro 50% es de una filial de Canal, tócate los cojones. Todo eso se llama Adrián Martín y por…y por extensión Fernanda y luego tú…vamos en penal segunda o tercera derivada (…)”.