Caso Púnica

El PP pagó con dinero negro el concierto de Azúcar Moreno en el fin de campaña en 2007

Beltrán Gutierrez certifica en sus notas el pago de estas actuaciones por 54.000 euros con dinero ajeno al oficial.

El grupo Azúcar Moreno en concierto.

El grupo Azúcar Moreno en concierto.

El Partido Popular se presentó “dopado” a varias de sus elecciones. Los investigadores analizan cómo a través de distintas fórmulas pagaron a proveedores y actos de campaña ocultando esos gastos al Tribunal de Cuentas. La investigación del caso Púnica revela incluso que  los responsables del partido manipularon una factura por un concierto de Azúcar Moreno y otro de Iguana Tango en el final de campaña de las elecciones madrileñas de 2007. Esta información ha sido corroborada con los datos aparecidos en el 'pendrive' del exgerente del PP, Beltrán Gutiérrez.

Los investigadores han descubierto una serie de correos electrónicos cruzados entre la empresa que contrató a los grupos de música, Waiter Music, y el anterior gerente del PP de Madrid, Beltrán Gutiérrez, y el actual gerente, Guillermo Mayoral, en las que se hablan de facturas por un valor inferior al real. Los investigadores sospechan que el resto se pagó a través de otras vías, como puede ser que lo asumieran las arcas públicas de los ayuntamientos de Pinto y Valdemoro.

“Según conversación mantenida te adjunto el desglose de los importes. Ruego me digas lo antes posible cómo facturo esto y la forma de cobro”, escribió el responsable de la empresa que contrató a Azúcar Moreno e Iguana Tango para el fin de campaña del PP para las elecciones regionales y municipales, con Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón como candidatos.

Los gastos reales fueron: 30.000 euros por el concierto de Azúcar Moreno; 15.000 euros por Iguana Tango; 250 euros de catering; 1.650 euros para vestir camerinos; 600 euros de alquiler de sonido para Azúcar Moreno; y 1.100 euros de producción. En total, ascendía a 48.600 euros más IVA.

En ese mismo correo electrónico, fechado el 31 de julio, el responsable de Waiter Music, José Luis Huertas le dice a Mayoral: “Siguiendo indicaciones de Edelmiro (Consejería de Presidencia), les hicimos un contrato por 20.000 euros IVA incluido, aún sabiendo ambas partes que ascendía a una cantidad mayor, como te explico anteriormente”.

Correo entre Waiter Music y PP

Correo entre Waiter Music y PP

Ese correo fue remitido por el actual gerente del PP a su antecesor, Beltrán Gutiérrez, desde sus cuentas oficiales del partido. Precisamente, el responsable de Waiter Music está investigado en el caso Púnica por ser uno de los principales pagadores de comisiones a Francisco Granados en su época como alcalde de Valdemoro y también desde la Comunidad de Madrid a cambio de contratos.  Se trata de una empresa que se dedica a organizar actividades musicales y todo tipo de actos lúdicos en municipios madrileños. 

Estos 'emails' aparecieron en el registro de Huertas, pero también fueron obtenidos durante el registro de Beltrán Gutiérrez, investigado en este caso por participar presuntamente en el financiación irregular del PP. En suma, el precio real anotado en el correo, concuerda con un apunte informático de Gutiérrez sobre gastos de campaña.

Documento de Beltrán Gutiérrez sobre gastos electorales de 2007.

Documento de Beltrán Gutiérrez sobre gastos electorales de 2007.

Ese documento, denominado "Deudas Nov 2007", que contabilizaría las deudas que mantendría el PP de Madrid con determinados proveedores de la campana electoral de 2007, cuantifica las deudas pendientes a fecha de 14 de Noviembre de 2007 (en fecha muy posterior a la autorizada por la legislación electoral para el pago de gastos de campaña) en un montante total de 873.027 euros. Estos números “corresponderían con deudas de la campaña electoral y no del funcionamiento del partido - tal y como consta en el mismo documento—, un importe total de 817.009,16 euros”, sostiene la Guardia Civil en uno de sus informes.

Sufragado con dinero de ayuntamientos

En el archivo localizado a Gutiérrez, se relacionan diversos proveedores y actos de campaña junto con los importes adeudados, la naturaleza atribuida al gasto (campaña/funcionamiento) y en último término, la forma de pago. En la última columna aparece la mención al concepto"caja", que a juicio de la UCO “corroboraría de nuevo el pago de gastos electorales mediante una presunta caja b”.

Para la Unidad Central Operativa (UCO) del Instituto Armando, “merece la pena destacar la referencia a Pinto/Valdemoro para el pago de "Actuaciones Fin de Campaña". Con este apunte, “se puede demostrar” con la información procedente del registro de la empresa Waiter Music (organizadora del evento) que estaba previsto que fuera sufragado con fondos públicos procedentes de los Ayuntamientos de Pinto y Valdemoro.

Según los agentes, estaba previsto que el gasto del acto de fin de campaña fuera sufragado al 50 % con fondos procedentes de Valdemoro y Pinto, municipio primero del que fue alcalde Francisco Granados, uno de los principales investigados del caso Púnica.