OTAN

¿Puede afrontar España la subida de gasto militar que le pide Trump?

Cospedal asegura que cumplirá el objetivo exigido por la OTAN, que supondría una inversión extra de 12.000 millones.

Cospedal saluda al jefe del Pentágono durante la reunión de la OTAN

Cospedal saluda al jefe del Pentágono durante la reunión de la OTAN

  1. Donald Trump
  2. OTAN
  3. María Dolores de Cospedal
  4. Ministerio de Defensa
  5. España
  6. Mariano Rajoy Brey
  7. James Mattis

Aunque Moncloa lo omitió en su comunicado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha reclamado personalmente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que aumente el gasto militar. Durante la conversación telefónica mantenida por ambos líderes la semana pasada, Trump "hizo hincapié en la importancia de que todos los aliados de la OTAN compartan la carga del gasto en defensa", según informó la Casa Blanca. Washington quiere que España cumpla su compromiso de dedicar el 2% del producto interior bruto a defensa, lo que supondría una inversión extra de alrededor de 12.000 millones de euros.

¿Puede España afrontar esta subida del gasto militar con un déficit público todavía descontrolado? La administración de EE.UU. no afloja la presión. Durante la reunión de la Alianza Atlántica celebrada este miércoles, el nuevo jefe del Pentágono, James Mattis, ha repetido el mismo mensaje en presencia de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. 

"Es una petición justa que todos los que se benefician de la mejor defensa del mundo asuman su cuota proporcional de los costes necesarios para defender la libertad", ha dicho a la prensa el general retirado, apodado como Perro Loco. A puerta cerrada, ha ido un paso más lejos y, como ya hiciera Trump durante la campaña, ha sugerido que Estados Unidos podría desentenderse de la defensa transatlántica si los socios europeos no aumentan el gasto militar antes de fin de año.

"Si no quieren que América modere su compromiso con la Alianza, cada una de sus capitales debe mostrar su apoyo a nuestra defensa común", ha dicho Mattis al resto de ministros de Defensa durante la reunión, según informa la agencia AP.

Eso sí, el jefe del Pentágono se ha esforzado en tratar de tranquilizar a sus socios europeos, alarmados por los mensajes contradictorios que llegan desde Washington. "La Alianza sigue siendo una piedra angular fundamental para Estados Unidos y para toda la comunidad transatlántica, que estamos unidos en esto. Como ha dicho el presidente Trump, él garantiza un apoyo firme a la OTAN", ha asegurado.

España, a la cola

España es en estos momentos el tercer país de la OTAN que menos invierte en defensa, según los datos de la Alianza. En 2016 dedicó un total de 10.104 millones de euros, cifra equivalente al 0,91% del PIB. Sólo Bélgica (0,85%) y Luxemburgo (0,44%) tienen menos gasto militar. Pero el mensaje del secretario de Defensa de EEUU se dirige a todos los socios: únicamente cuatro países europeos -Grecia, Reino Unido, Estonia y Polonia- cumplen la meta del 2%.

.-

.-

La insistencia de la administración Trump parece empezar a hacer mella en el Gobierno de Rajoy. En su anterior visita a Bruselas en noviembre, Cospedal echó balones fuera escudándose en que España tiene que cumplir los objetivos de reducción de déficit exigidos por la UE. Pero este miércoles ha dado un giro y ha prometido que España respetará también sus compromisos con la OTAN.

"Para nosotros, el gasto de defensa nacional tiene que ver también mucho con nuestra seguridad interior y es la defensa propia, la seguridad de todas las familias españolas. Y ese compromiso por parte del Gobierno de España tenemos la intención de cumplirlo e iremos hablando poco a poco de cómo perfeccionarlo", ha dicho la ministra de Defensa.

Eso sí, no ha explicado cómo lo hará ni en qué plazos. Pero ha resaltado que para Rajoy es prioritario mantener una buena interlocución con Trump. "EE.UU. es un país muy importante y todo el mundo conoce las excelentes relaciones que hemos mantenido siempre y es nuestra voluntad seguir haciéndolo", ha subrayado Cospedal.

"España lo tendrá difícil para cumplir el objetivo. Su problema es que la deuda pública es relativamente alta y el déficit presupuestario es elevado. De hecho, el año pasado España y Portugal casi fueron sancionados por la UE por el déficit", explica a EL ESPAÑOL Zsolt Darvas, analista del think tank económico Bruegel.

Bruselas ha avisado esta semana de que el Gobierno de Rajoy volverá a incumplir su objetivo de déficit en 2017 por cuatro décimas, es decir, un nuevo desfase de 4.400 millones. "La buena noticia es que el crecimiento económico es muy fuerte. Si la fecha para alcanzar el 2% de gasto militar se mantiene en 2024, España incluso podría lograrlo", sostiene Darvas.

Junto con España, el resto de países europeos con dificultades para cumplir con Trump son Italia, Portugal y Bélgica. Para el resto, es cuestión de "voluntad política". "Alemania tiene un enorme superávit presupuestario, mucho más alto de lo que exigen las reglas de la UE. Luxemburgo, que está muy lejos del 2%, es un país súper rico, sin apenas deuda. Tampoco para los países del centro de Europa será difícil", señala el analista de Bruegel.

Planes nacionales para acelerar

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg ha reconocido que la petición de Estados Unidos está justificada y ha asegurado que los socios europeos ya están aumentando el gasto militar.

"Tras muchos años de recortes, en 2016 subió un 3,8% en términos reales, lo que equivale a 10.000 millones de dólares estadounidenses. Esto es importante, pero no es suficiente. Tenemos que seguir aumentando el gasto en defensa en Europa y Canadá", ha señalado el jefe de la Alianza Atlántica.

El compromiso de aumentar el gasto militar hasta el 2% del PIB se remonta a la cumbre de Gales de 2014. Allí, los aliados se dieron 10 años, hasta 2024, para alcanzar esa meta. Stoltenberg no ha querido pronunciarse sobre si la llegada al poder de Trump obliga a acortar los plazos.

Eso sí, el jefe de la OTAN ha admitido que los socios europeos deben "acelerar". Y ha sugerido que quizá sea necesario que cada país elabore un "plan nacional" en el que detalle cómo tiene previsto aumentar la inversión en defensa, de forma que la Alianza pueda revisar los progresos. Esta cuestión se abordará en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del próximo 25 de mayo en Bruselas, a la que está previsto que asista Trump.