El PSOE, DIVIDIDO

Sánchez renuncia entre sollozos a ser diputado y dará la batalla en el congreso del PSOE

"No dejo la política" sino el Congreso para dar un "momentáneo paso al lado" y "recuperar un PSOE unido y fraternal" en el congreso del partido. 

Pedro Sánchez, durante su comparecencia en el Congreso.

Pedro Sánchez, durante su comparecencia en el Congreso. Efe

  1. Pedro Sánchez
  2. PSOE
  3. Investidura
  4. Mariano Rajoy Brey

Pedro Sánchez ya es un militante de base del PSOE. A unas horas de que Mariano Rajoy sea investido presidente del Gobierno, el líder del PSOE hasta el uno de octubre ha renunciado a su acta de diputado para evitar abstenerse y facilitar el Gobierno del PP, como exige su partido, o votar "no" y romper la disciplina de voto. 

"No dejo la política", avanzó acto seguido de comunicar a la prensa su renuncia en un discurso interrumpido por las lágrimas pero no por las preguntas, porque no aceptó ninguna. "Voy a comenzar en ella [en la política] como un militante socialista más", ha dicho, para "refundar un PSOE autónomo y alejado del PP". 

Sánchez ha optado por la vía que le reclamaban algunos de los que lo han acompañado durante los poco más de dos años que ha permanecido al frente del PSOE. Según Sánchez, no tenía otra opción. No quería "traicionar" a su palabra con los votantes y "quebrar la confianza depositada" en su candidatura, pero tampoco "ir contra una resolución" del Comité Federal, máximo órgano entre congresos, habiendo sido el "máximo dirigente" socialista. "No iré contra el partido", dijo. "De las dos opciones que me da la gestora no escojo ninguna", ha dicho. 

Sánchez exige fecha del congreso

Hasta ahí las explicaciones. El resto del discurso han sido anuncios y advertencias. "Cojo mi coche" para echarse a la carretera y ganarse de nuevo el apoyo de los militantes. "Vamos todos juntos a recuperar el PSOE", ha pedido. Sánchez no ha aclarado del todo si se presentará a las primarias del congreso sino que se ha limitado a anunciar que trabajará por un PSOE diferente. 

Entre las advertencias, la mayoría fue dirigida a la gestora, a la que pidió que no expulse a la quincena de diputados que pretenden votar "no" de todos modos a Mariano Rajoy.  "Pido expresamente a la gestora que no elija el camino de la expulsión" de los diputados. "Y mucho menos romper nuestra alianza con nuestro partido hermano, el PSC", como se ha sugerido desde la gestora. 

Es el momento de convocar el congreso, según él. "Hoy, tras la investidura de Mariano Rajoy expira el mandato de la gestora", ha dicho. "El lunes la gestora deberá poner fecha, hora y lugar para la celebración de un congreso".

"Los socialistas queremos votar. Repito. Los socialistas queremos votar".