Generalitat Valenciana

La Fiscalía de Castellón acusa a Carlos Fabra de cohecho por los patrocinios del aeropuerto

La acusación llega como consecuencia de una investigación del Ministerio Público. El Tribunal de Cuentas valenciano ya criticó estos contratos en el pasado.

Carlos Fabra en 2013.

Carlos Fabra en 2013.

  1. Carlos Fabra Carreras
  2. Castellón
  3. Patrocinios
  4. PP Partido Popular

Al expresidente de la Diputación de Castellón y del PP en esta provincia, Carlos Fabra, se le ha abierto un nuevo frente con la justicia. La Fiscalía de Castellón ha presentado una denuncia en la que acusa al cacique castellonense de cohecho en contratos de patrocinio del polémico aeropuerto que promovió desde su sillón de presidente de la corporación provincial.

El fiscal jefe de Castellón, José Luis Cuesta, anunció el pasado mes de abril que se habían abierto diligencias para investigar todos los contratos de patrocinio que Fabra, como presidente de Aerocas (la empresa pública creada en 2003 para promocionar la infraestructura e integrada por Diputación y Generalitat), firmó con equipos y deportistas para que patrocinaran el aeropuerto en sus competiciones. “No descartamos nada, veremos lo que da de sí”, dijo entonces sin dar más datos de lo que realmente se estaba investigando.

La Fiscalía ya ha cerrado estas diligencias y han acabado en una denuncia por presunto cohecho contra Carlos Fabra. Así lo han confirmado a EL ESPAÑOL desde el Ministerio Público y desde el juzgado en el que ha recaído el escrito de denuncia. El Ministerio Público no ha aclarado si la denuncia es por todos los patrocinios, una parte de ellos o únicamente los contratos firmados con uno de los destinatarios de los fondos. Será el juzgado de Instrucción 3 de Castellón el que la analice. De momento, han indicado, no se ha realizado ninguna actuación puesto que la acusación, que también ha sido confirmada desde este juzgado, llegó hace apenas un par de días. 

CONTRATOS CRITICADOS POR EL TRIBUNAL DE CUENTAS

Estos contratos siempre se llevaron las críticas de la Sindicatura de Comptes (el Tribunal de Cuentas valenciano) porque, según señalaba año tras año, todos los patrocinios se realizaron sin acreditar la necesidad del gasto, sin determinar el precio del contrato y sin analizar el posible beneficio. Es más, el organismo criticaba que se publicitara algo que todavía no se podía "usar". El aeropuerto no recibió su primer vuelo de una línea regular hasta septiembre de 2015 pero los patrocinios arrancaron en 2004 y se multiplicaron hasta 2010.

La marcha de Fabra de la Diputación en 2011, su dimisión al frente del aeropuerto tras la apertura del juicio por el que fue condenado (2013) y el fin de la política del despilfarro del gobierno valenciano hicieron que estos contratos de patrocinio desaparecieran.

¿CUÁNTOS PATROCINIOS BAJO SOSPECHA?

Por el momento, la Fiscalía guardia silencio sobre si su acusación por presunto cohecho –supuestas comisiones o dádivas- pudo haberse realizado sobre todos estos contratos, parte de ellos o solo sobre uno de ellos. De hecho, en las mismas fechas en las que se conoció la apertura de diligencias, la Fiscalía había reclamado al aeropuerto de Castellón los contratos firmados únicamente con el piloto Alex Debón.

La petición se hizo después de conocerse una sentencia que condenaba a Fabra a devolver al deportista 368.000 euros de un préstamo que le hizo y que no fue devuelto. Debón le denunció tras el impago. El piloto fue uno de los destinatarios de los patrocinios de Aerocas en tres contratos para varias temporadas por un importe global de más de tres millones de euros. El senador de Compromís, Carles Mulet, dijo a través de un comunicado que el préstamo “coincidía con el 10% del total” que Aerocas le había abonado por contratos de patrocinio y que cifró en 3,67 millones. El piloto negó en la prensa local que hubiera alguna relación.

BAJO LA LUPA DE HACIENDA

Los contratos de patrocinio del Aeropuerto también han sido objeto de una investigación tributaria. La Agencia Tributaria ha interpuesto tres expedientes sancionadores por un importe total de 3,38 millones. Hacienda reclama esta cantidad al considerar que hubo infracciones por los patrocinios deportivos que Fabra promovió durante años desde Aerocas. Entre los contratos que han sido objeto de sanción está el de Álex Debón. La Agencia Tributaria duda sobre la deducibilidad del IVA de los gastos de dicho contrato.

Otras sanciones, más graves, tienen que ver con la deducción del IVA de gastos por patrocinio desde 2009 a 2011, gastos de publicidad, hasta gastos de las visitas guiadas que Fabra promovió para que los vecinos conocieran y pisaran las pistas del aeropuerto en periodo preelectoral.

ABSOLUCIÓN POR COHECHO

Carlos Fabra está en la actualidad cumpliendo condena (ahora en régimen de tercer grado) de cuatro años de prisión por cuatro fraudes fiscales de casi 700.000 euros como consecuencia del juicio que protagonizó en 2013.

Fabra fue a juicio después de que un empresario que había sido amigo suyo le denunciara acusándole de cobrarle grandes cantidades de dinero a cambio de favores políticos. Por ello, Fabra fue también juzgado por cohecho y tráfico de influencias pero resultó absuelto. La Audiencia de Castellón estimó que no había pruebas suficientes que acreditaran que recibió dinero del empresario, aunque admitió que una firma administrada por el excacique recibió 180.000 euros de empresas del denunciante de origen dudoso y que ello hacía “sospechosa” la conducta, pero el fallo concluyó que “esa sospecha” no alcanzaba “la certeza que requería” para un pronunciamiento de condena.