Felipe VI

Las consultas del rey permiten al PSOE apurar hasta la víspera su decisión sobre la abstención

El PSOE tiene 12 días para decidir si se abstiene. Hacerlo más tarde forzaría los plazos de Felipe VI y se arriesgaría a llegar tarde. 

Javier Fernández y Antonio Hernando, en el Congreso.

Javier Fernández y Antonio Hernando, en el Congreso.

  1. Felipe VI
  2. PSOE
  3. Javier Fernández Fernández

Las consultas del rey despejan el calendario del PSOE. En la gestora que preside Javier Fernández reina el perfil bajo, con pocas apariciones en público y sin apenas pronunciar la palabra abstención. El líder provisional del PSOE no ha aclarado aún cuándo será el Comité Federal del PSOE en el que se decidirá sobre la abstención, pero los plazos del rey vienen a confirmar el límite que ya se manejaba en el seno del PSOE. 

Este martes, Felipe VI ha anunciado una ronda de consultas para el 24 y el 25 de octubre. Según la Constitución, si el candidato propuesto no consigue ser investido (algo que ya pasado con Mariano Rajoy), "se tramitarán sucesivas propuestas" tras una ronda de consultas. Su convocatoria es un reflejo de lo que hizo hace unos meses, cuando convocó dos días de contactos con los partidos exactamente una semana antes de que acabase el plazo para elegir a un presidente.

Fuentes del PSOE han confirmado que el que acudirá a las consultas en nombre del PSOE será el propio Javier Fernández y que ese día, previsiblemente el 25 de octubre (los partidos acuden de menor a mayor representación en el Congreso), espera poder llevar ya la postura definitiva de los socialistas. 

Fuentes del PSOE dan por hecho que el Comité será, como muy tarde, el 23 de octubre. Este lunes, el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, recordó que el Comité Federal no tiene por qué ser en fin de semana, aunque habitualmente es así para facilitar los desplazamientos de los dos centenares largos de miembros del órgano. 

Sin embargo, Fernández necesita tiempo. Este sábado, el PSC celebra sus primarias para elegir nuevo líder del partido y tanto Miquel Iceta como Nuria Parlon, los dos aspirantes, han anunciado que los ocho diputados catalanes no se abstendrán. 

Por otra parte, varios presidentes autonómicos tendrán difícil justificar la abstención para que Rajoy gobierne ya que ellos dependen de Podemos, opuesto frontalmente al PP. Otras federaciones, como la balear y parte de la castellano-leonesa, también defienden el "no". 

Además, tras las consultas, la presidenta del Congreso tendría que convocar el pleno con al menos 48 de antelación, por lo que el pleno podría comenzar el 27 de octubre como pronto. Si el pleno dura dos días, como es habitual, la segunda votación se produciría el 30 de octubre o, si se adelantan mucho los plazos, el 29. Retrasar la votación en el PSOE obligaría al rey a hacer otra ronda de consultas exprés y arriesgaría el conjunto del calendario por los plazos de convocatoria de pleno y de votación.