Cataluña

Fernández Díaz condecora al presidente del TSJ que ha mandado al banquillo a Mas

Concede una medalla de la Policía al juez Barrientos 12 días después del auto que abocó a juicio al expresident por el 9-N.

El presidente del TSJ de Cataluña, Jesús María Barrientos.

El presidente del TSJ de Cataluña, Jesús María Barrientos.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, condecorará al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos. La Sala que preside avaló el pasado 15 de septiembre en un auto la decisión de dejar a un paso de juicio al expresidente catalán Artur Mas y a las exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega, por los delitos de prevaricación y desobediencia en la consulta del 9-N.

EL ESPAÑOL ha tenido acceso al listado completo de las condecoraciones que entregará Interior con motivo de la festividad de los Ángeles Custodios, patrones de la Policía Nacional. El ministro firmó el lunes la resolución por la que aprueba este listado de medallas, recogido este martes en una Orden General Extraordinaria de la Policía. Barrientos, además de presidir el TSJC, formó parte de la Sala de lo Civil y Penal que junto a otros cuatro jueces dictó el auto en el que se avalaron los indicios recabados durante la instrucción de la investigación que corrió a cargo del juez Joan Manel Abril.

Actualmente el proceso se encuentra a la espera de que la Fiscalía y el resto de acusaciones presenten sus escritos de calificación. Barrientos llegó a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña a comienzos de este año relevando en el cargo a Miguel Ángel Gimeno, muy criticado por su tibieza ante el desafío soberanista. En cambio, Barrientos siempre mostró su preocupación por este asunto. Durante su examen ante el CGPJ encargado de analizar las candidaturas a presidir el TSJC, Barrientos fue el más contundente en relación al tema catalán.

Una Ley de Franco

Ahora, dos semanas después del auto que aboca a Mas al banquillo de los acusados, Fernández Díaz ha optado por concederle una medalla al Mérito Policial con Distintivo Blanco a este magistrado. La normativa que regula la entrega de estas condecoraciones es la Ley 5/1964 -firmada por Franco- que, según dice, "en cualquiera de sus clases, se concederá por Orden del Ministro del Interior". No es la primera vez que se entrega este tipo de reconocimientos a personas que ocupan puestos clave en la magistratura.

El año pasado fueron condecorados tanto el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, y el fiscal jefe del mismo tribunal, Javier Zaragoza, con sendas medallas de Plata al Mérito Policial. En su caso la categoría de esta medalla acarreaba además una pensión vitalicia. En el listado de condecorados de este año hay más de medio centenar de jueces y fiscales de toda España actualmente en ejercicio.

La Ley que regula las medallas recoge la condecoración "excepcionalmente" de las personas ajenas a la fuerzas de seguridad "cuando se hagan acreedoras a ello por su decisiva colaboración con aquellos funcionarios, practiquen actos de relevante importancia en defensa del orden, de las personas o de la propiedad, o así resulte aconsejable por otros importantes motivos".

Laurence Le Vert

En el punto opuesto se encuentra una de las principales condecoradas en esta edición de los Ángeles Custodios. Se trata de la eterna jueza antiterrorista francesa Laurence Le Vert, cuyos 30 años en la primera línea de la lucha contra ETA serán reconocidos con una Medalla al Mérito con Distintivo de Plata. Fuentes del entorno de esta magistrada aseguran que también la Guardia Civil ha aprobado hace dos semanas otorgarle una condecoración. Le Vert, quien se jubiló el pasado mes de junio, siempre rechazó las propuestas de condecoración mientras estaba en activo.

Un año más, la concesión de estas medallas ha generado el malestar entre numerosos sectores de la Policía. Critican que lo que se busca es pagar favores y no reconocer los méritos reales establecidos en la Ley.

En el capítulo de las condecoraciones para funcionarios del Cuerpo el Ministerio del Interior también ha decidido conceder una medalla pensionada al inspector jefe Pedro Agudo, exresponsable del gabinete del Director General de la Policía, Ignacio Cosidó. Agudo fue relevado de su cargo al conocerse su relación con una academia que formaba y cobraba a aspirantes a agentes de Policía. Su mujer era una de las accionistas y él reconoció haber impartido clases allí. Ahora será condecorado con una Medalla al Mérito Policial con distintivo Rojo, que acarrea un suplemento del 10 por ciento de su sueldo de manera vitalicia.

191 condecorados

En total son unos 191 funcionarios condecorados con medallas pensionadas. La Ley establece que, para ser condecorado con una Medalla Roja, es necesario resultar herido en acto de servicio o participar en al menos tres actos en los que haya agresión de armas. Otra de las razones es realizar circunstancias de peligro, un hecho abnegado o que ponga de manifiesto un alto valor en el funcionario. Por último también se puede entregar cuando se observe una conducta que, sin llenar plenamente las condiciones exigidas para la concesión de la Medalla al Mérito Policial, merezca especial recompensa. Es en esa última frase en la que caben todo tipo de condecorados.

Las fuentes policiales consultadas cuestionan la medalla pensionada para Agudo y aducen que ha vivido una cómoda legislatura pese a ser relevado de su cargo en septiembre de 2012. Pocos días después de su cese fue designado agregado policial de la embajada de España en Roma, donde continúa actualmente. Las embajadas son uno de los destinos más solicitados en la Policía y la de Roma es una de las más deseadas. Conlleva un sueldo superior a los 10.000 euros, no obstante el suplemento económico por la medalla se aplica sobre el sueldo base y los trienios. En su caso, la pensión rondará los 300 euros al mes de manera vitalicia, según las fuentes consultadas. Durante estos años, Agudo también ha sido ascendido a inspector jefe.

Dos sacerdotes

Entre los 191 condecorados de la Policía con una medalla Roja, también se encuentran algunos mandos como el comisario general de Información, Enrique Barón; el comisario principal de la Comisaría de Extranjería y Fronteras, Emilio Baos, o el comisario general de Policía Judicial, José Santiago Sánchez Aparicio. Este último acaba de retirarse del Cuerpo este verano.

Otras personas ajenas a la Policía que han sido reconocidas son la abogada del Sindicato Profesional de la Policía (SPP), María Ponte, quien ha sido condecorada para una medalla blanca a propuesta del director adjunto operativo de la Policía. El SPP es el sindicato al que pertenecían numerosos mandos policiales que han ocupado cargos de dirección en la Policía durante la pasada legislatura. Con la misma medalla serán reconocidos además dos sacerdotes que también figuran en la lista.