Cataluña

Mas llama al soberanismo a aprovechar el "terreno abonado" de la falta de Gobierno central

Ha defendido "convertir en fortaleza las enormes dificultades para constituir un Gobierno en España, que podrían llevar al ridículo" si se convocan terceras elecciones.

Mas sobre el 9-N: "Obedecimos al pueblo de Cataluña y lo volveríamos a hacer"

Mas sobre el 9-N: "Obedecimos al pueblo de Cataluña y lo volveríamos a hacer" EFE

  1. Cataluña
  2. Artur Mas
  3. Independentismo

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha asegurado que las dificultades por formar un Gobierno central en España "son terreno abonado para el soberanismo" si este juega bien sus cartas.

En un artículo de opinión publicado este domingo en El Punt Avui el expresidente catalán ha defendido "convertir en fortaleza las enormes dificultades para constituir un Gobierno en España, que podrían llevar al ridículo" si se convocan terceras elecciones.

Según Mas, la izquierda española está "paralizada ante un reto pacífico y democrático como el que impulsa Cataluña" ya que ve, en el proceso independentista catalán, una de las causas que impiden un Ejecutivo alternativo al del PP.

"El PSOE y Podemos prefieren que el PP y Mariano Rajoy se queden en La Moncloa con el apoyo de C's" a abordar la celebración de un referéndum legal y acordado en Cataluñaa", ha argumentado.

PROCESO INDEPENDENTISTA

El expresidente ha señalado directamente a la CUP como origen de la cuestión de confianza a la que el actual presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se someterá este miércoles: "Una consecuencia única y exclusiva de los flagrantes incumplimientos de la CUP de los acuerdos de enero".

Asegura que Puigdemont "se vio obligado" a plantear esta opción después de la negativa de los anticapitalistas a aprobar el proyecto de Presupuestos de 2016 que presentó el Govern.

"Si se hubieran cumplido los acuerdos, no se habría perdido tiempo y energías innecesariamente", asevera, y añade que estos meses podrían haberse dedicado a ensanchar la base independentista.

"Aún no tiene la claridad y rotundidad que necesitamos para legitimar ante Europa y el mundo la construcción del futuro Estado catalán", ha valorado.