Consulta 9N

Homs descalifica al Supremo ante el juez instructor: "Esto es una causa política"

Arropado por Artur Mas e Irene Rigau, también imputados por desobedecer al TC, dice que la "sentencia (sic) está dictada".

Homs es reconfortado por Artur Mas poco antes de entrar en el Tribunal Supremo a declarar

Homs es reconfortado por Artur Mas poco antes de entrar en el Tribunal Supremo a declarar

  1. Consulta 9N
  2. Francesc Homs
  3. Tribunal Supremo
  4. Artur Mas

El portavoz en el Congreso de la antigua Convergència -ahora Partit Demòcrata Català-, Francesc Homs, abandonó este lunes la sede del Tribunal Supremo con una descalificación en toda regla a la Fiscalía y a la propia Sala Penal, que el pasado mayo abrió una causa contra él por su contribución a la celebración de la consulta soberanista del 9N pese a la suspensión decretada por el Tribunal Constitucional. "Los argumentos jurídicos importan lo que importan, porque lo relevante es seguir el hilo gregario de lo que ha establecido el PP por el Gobierno, acto seguido por la Fiscalía y acto seguido por la instrucción", manifestó Homs en las dependencias de la Generalitat de Cataluña en Madrid tras declarar durante dos horas en el palacio de justicia.

Lo vino a decir también ante el juez instructor del Supremo, Andrés Palomo. "Esto es una causa política", manifestó Homs durante su comparecencia ante un magistrado que tiene 35 años de antigüedad en la carrera judicial y llegó al TS en 2014 tras una prestigiosa trayectoria que incluye, además de su actividad jurisdiccional, varias decenas de publicaciones científicas.

Palomo fue el único que interrogó al diputado, que se negó a responder al representante del Ministerio Público, Jaime Moreno, uno de los fiscales que mejor conoce la causa sobre el 9N porque era el jefe de la secretaría técnica del fiscal general cuando en noviembre de 2014 se interpuso la querella contra el presidente del Govern Artur Mas, la ex consejera Irene Rigau y la ex vicepresidenta Joana Ortega.

Los dos primeros, junto a medio centenar de cargos del partido y del grupo de Junts pel Sí en el Parlamento catalán, acompañaron a Homs hasta la puerta del Supremo y escenificaron su apoyo con un aplauso que contrastó con la ausencia de esteladas y ciudadanos simpatizantes.

Qué indicios hay

Durante la instrucción de la causa contra Mas, Ortega y Rigau en el Tribunal Superior de Cataluña aparecieron indicios delictivos contra Homs, que no estaba incluido en la querella inicial.

Consejero de Presidencia y responsable de los servicios jurídicos del Govern cuando se celebró la votación soberanista suspendida por el Tribunal Constitucional (TC), Homs firmó una carta utilizada para disuadir a T-Systems de abandonar unos trabajos que eran fundamentales para la realización de la consulta independentista, ya que esa empresa estaba encargada de desarrollar la aplicación informática que se iba a emplear.

En la documentación figura una carta del director general de T-Systems fechada el 4 de noviembre, día en que el Tribunal Constitucional suspendió la consulta. T-Systems pedía al Centro de Tecnología de la Generalitat (CTTI) la "confirmación" de que las tareas que estaba realizando "no resultan afectadas" por la decisión del TC y, en caso contrario, pedía instrucciones de cómo actuar.

La carta fue remitida por el director del CTTI, Jordi Escalé, al presidente de este organismo, el entonces consejero de empresa Felipe Puig. Éste se limitó a remitir Escalé una carta recibida, a su vez, de Francesc Homs. Sobre la base de esta misiva del consejero de Presidencia, el director del CTTI contestó a T-Systems que "ninguna de las actividades que relaciona (...) resultan explícitamente afectadas por la resolución del Tribunal Constitucional".

Contestación del director del CTTI a T-System tras la suspensión de la consulta

Contestación del director del CTTI a T-System tras la suspensión de la consulta

Para Homs, sin embargo, la consulta se realizó "dentro de la legalidad" y para "seguir el mandato del pueblo de Cataluña", dijo este lunes en el Supremo.

"Buena fe"

Homs, aforado ante el TS por ser diputado en el Congreso, indicó al instructor que él actuó "de buena fe" y adujo que la providencia del TC suspendiendo la votación soberanista "no era concreta" y el Constitucional negó una petición de aclaración.

La resolución del TC acordaba "suspender los actos impugnados" por la Abogacía del Estado, actos que, de acuerdo con lo que especificaba el propio tribunal, eran "la convocatoria a los catalanes, las catalanas y las personas residentes en Cataluña para que manifiesten su opinión sobre el futuro político de Cataluña el día 9 de noviembre (y en los días sucesivos en los términos de la convocatoria), mediante un denominado 'proceso de participación ciudadana', contenidas en la página web http://www.participa2014.cat/es/index.html, y los restantes actos y actuaciones de preparación, realizados o procedentes, para la celebración de dicha consulta, así como cualquier otra actuación aún no formalizada jurídicamente, vinculada a la referida consulta".

Francesc Homs, que reconoció su firma en la carta remitida al consejero Puig, no tuvo que contestar a sus letrados porque no le hicieron ninguna pregunta. El parlamentario ha asumido una nueva defensa con letrados del equipo Drets, una asociación que tiene por objeto denunciar los actos de catalanofobia.

Fuentes del tribunal indicaron que, salvo que el fiscal o los nuevos letrados de Homs soliciten diligencias, no será preciso realizar muchas actividades de instrucción porque el Tribunal Superior de Cataluña ha elevado la causa "prácticamente terminada".

En este sentido, señalaron que, si no hay incidencias, bastarán "algunas semanas" para que el instructor decida si hay motivos para que Homs vaya al banquillo y, en caso afirmativo, si lo será por todos o alguno de los tres delitos (desobediencia al TC, prevaricación y malversación de fondos públicos) por los que se ha iniciado el procedimiento.

El investigado lo tiene claro. Este lunes dijo en una rueda de prensa tras comparecer en el Supremo que la "sentencia (sic) ya está dictada", presuponiendo que habrá juicio y fallo condenatorio.