Operación Taula

Rus contra el yonqui del dinero: “Nunca en mi vida he repartido comisiones”

El expresidente de la Diputación de Valencia niega las acusaciones del recaudador del PP.

El expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus.

El expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus. EFE

  1. Operación Taula
  2. Caso Imelsa
  3. Imelsa
  4. Valencia
  5. Alfonso Rus
  6. Marcos Benavent

Su palabra contra la de Marcos Benavent, el arrepentido yonqui del dinero y recaudador del PP de Valencia. El expresidente de la Diputación de Valencia y del PP en esta provincia, Alfonso Rus, ha tomado como bandera de su defensa en la operación Taula lo que comúnmente se dice "es mi palabra contra la suya". Y la de el ex yonqui del dinero, dice Rus, no tiene ninguna credibilidad porque se fugó cuando supo que le buscaban. Con este argumento, el exbarón popular ha negado este viernes todas las acusaciones que Benavent  hizo ese jueves. “Nunca en mi vida he repartido comisiones”, ha dicho. Antes ha dejado clara su estrategia: “La credibilidad (de Benavent) es muy buena, se fugó y cuando se le terminó el dinero se vino, su credibilidad es la que es”. Su posición choca con la de los investigadores, que sí le dan credibilidad en su colaboración con la causa.

Benavent manifestó este jueves que era Rus quien contaba billetes con él en un coche (la famosa grabación del mil, dos mil, tres mil… dos millons de peles), que hacía falta dinero en el partido y que él lo recaudaba, se quedaba una parte y el resto lo llevaba al partido para que la dirección lo distribuyera, que en el partido había una caja B “como en todos los sitios”, que las comisiones se repartían en coches, restaurantes y hasta despachos del Ayuntamiento de Valencia y de la Diputación, y que la empresa pública de la corporación provincial Imelsa contrataba y pagaba salarios a gente que no iba a trabajar, pero que se hacía como favores y de forma habitual.

Este viernes Rus ha tenido que ir a declarar como investigado en la llamada pieza de los zombis de Imelsa, la de las contrataciones irregulares. Rus ha llegado a los juzgados poco antes de las once y apenas ha declarado unos minutos porque se ha negado a contestar a todo aquel que no fuera su abogado defensor. A su salida le esperaban las cámaras y vecinos indignados que le han gritado: “mil, dos mil, tres mil…”.

Lo único que ha dicho a su salida el expresidente de la Diputación de Valencia es que todo lo que dice el ex yonqui del dinero es falso. “Él lo tendrá que demostrar (...) Yo nunca en mi vida he cobrado comisiones, eso será él”, ha dicho. También ha vuelto a negar que fuera él quien estaba en el coche contando dienero procedente supuestamente de comisiones ilegales.

Tampoco ha reconocido el enchufismo en Imelsa. En este caso solo ha indicado que quién firmaba los contratos era Benavent, como él mismo admitió ayer, y que no era la persona que le daba los nombres para que hiciera los fichajes.

En esta ocasión, Rus ha declinado hacer cualquier manifestación sobre la senadora Rita Barberá. “Yo voy a lo mio”, ha dicho.