Caso Imelsa

El recolector del dinero del PP en Valencia asegura que había caja B "en todos los sitios"

El ‘exyonqui del dinero’ confirma el cobro de comisiones en Ayuntamiento y Diputación pero dice desconocer si Barberá estaba al tanto.

Marcos Benavent: Muchos contratos en Imelsa se hacían "por puro enchufismo"

Marcos Benavent: Muchos contratos en Imelsa se hacían "por puro enchufismo" Agencia EFE

  1. Caso Imelsa
  2. PP Partido Popular
  3. Valencia
  4. PP Valencia

“Lo del 2 y 3% está establecido, estamos acostumbrados a verlo en las noticias (…) ¿Quién lo pedía o no? Pues hacía falta y se generaba. Yo llevaba el dinero (al PP de la provincia de Valencia) y la gente que dirigía el partido lo distribuía, haría pagos en A, pagos en B, no tengo ni idea”. Marcos Benavent, quien para los investigadores del caso Taula era el recaudador del PP valenciano, ha confirmado este jueves que tanto en el Ayuntamiento de Valencia como en la Diputación se cobraban comisiones a cambio de adjudicaciones. Es más, el ahora arrepentido y autodenominado ‘yonqui del dinero’ (hoy también ha admitido que él se quedaba con su parte) ha asegurado que los pagos por las comisiones en el Ayuntamiento los hacía en el mismo despacho de la que era edil de Cultura, María José Alcón, la esposa del recién imputado Alfonso Grau en la pieza que investiga la supuesta caja B en el grupo municipal popular.

Benavent, no obstante, ha asegurado desconocer si la exalcaldesa, Rita Barberá, estaba al tanto de este trajín de cobro de comisiones y pagos que se estaba ejecutando en el consistorio que ella dirigía. Sí ha asegurado que le parecería “lógico” que estuviera imputada en la causa al igual que lo está el resto del equipo municipal del PP.

Marcos Benavent es, para los investigadores, la persona elegida por el PP de la provincia de Valencia para actuar como recaudador de fondos, lo que derivó en la supuesta trama de cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones públicas. Mordidas que rondaban el 2 y el 3% aunque este porcentaje podía incrementarse después si había modificaciones de obra. El ex gerente de Imelsa, la empresa de la Diputación de Valencia en la que se efectuaron buena parte de estas operaciones investigadas por Instrucción 18, también ha asentido a la pregunta de si era Rus quien aparecía contando dinero en un coche. El reparto del dinero se hacía, según ha dicho, “en restaurantes, coches, despachos… depende”.

Preguntado por si había una caja B, ha manifestado que sí, como la hay “en todos los sitios” y que al frente estaba la cúpula del partido en la provincia de Valencia. De hecho, aparte de Alfonso Rus, ha indicado que el actual presidente, Vicente Betoret, era entonces el número dos del partido y que, por ello, “estaba en la cocina de muchas cosas”.

ENCHUFISMO COMO REGLA EN LA DIPUTACIÓN

Marcos Benavent ha declarado este jueves en el marco de la pieza que investiga las contrataciones irregulares en Imelsa, los llamados ‘trabajadores zombis’, puesto que la sociedad pública habría contratado por norma a personas que no iban a trabajar. Sobre este asunto, el exgerente de esa empresa ha recnocido que lo que había era “puro enchufismo” y “fraude” y que era Alfonso Rus el que principalmente ordenaba que se pagaran esos salarios. “No sé si era lo habitual pero se hizo así”, ha dicho.