Terrorismo islamista

Detenidos cuatro integrantes de una red de inmigración ilegal utilizada por el Estado Islámico

Dos personas han sido detenidas en Arteixo y Tufions-Vimianzo (A Coruña) y otras dos en Almería. Se trataría de la misma red irregular que utilizaron diversos yihadistas para entrar en Europa. 

Momento de la detención de uno de los sospechosos

Momento de la detención de uno de los sospechosos Ministerio del Interior

  1. Terrorismo islamista
  2. Inmigración
  3. Yihadismo
  4. Estado Islámico
  5. Inmigración ilegal
  6. Detenciones

La Guardia Civil ha detenido a cuatro presuntos yihadistas en A Coruña y Almería por su integración en redes de inmigración utilizadas por el grupo terrorista Estado Islámico y que a su vez, según informa el Ministerio del Interior, estaban relacionados con dos terroristas detenidos en Austria que accedían a Europa a través de la isla griega de Leros.

La operación, desarrollada por la Jefatura de Información de la Guardia Civil, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción Número 2 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, ha permitido la detención de dos personas en las localidades coruñesas de Arteixo y TufionsVimianzo y a otras dos en Almería.

Esa red, con la que habrían mantenido contacto los cuatro detenidos, operaría en la denominada "ruta de los refugiados sirios" entre Turquía y Europa del Este. Se trataría del mismo entramado utilizado, en octubre de 2015, por diversos miembros del EI para entrar en Europa, junto con los autores de los atentados de París de noviembre del pasado año.

Según las investigaciones realizadas, los detenidos habrían estado en contacto, tanto antes como después de los atentados, con, al menos, uno de los terroristas detenidos en Salzburgo (Austria) un mes después. A raíz de la investigación de los atentados de París, los especialistas del Servicio de Información de la Guardia Civil tratan de determinar si esos contactos están vinculados por la trama terrorista o si se trataría, sin embargo, de actuaciones derivadas de la propia red de inmigración irregular.

Ese entramado fue el responsable del desembarco de casi 200 inmigrantes, en Leros, el 3 de octubre de 2015.