Papeles de Panamá

Soria comparecerá en el Congreso tras sus múltiples contradicciones y 'los papeles de Panamá'

El ministro de Industria aparece como secretario de una sociedad en Reino Unido con el mismo nombre que la de Bahamas. Lo achaca a "un error" y destaca que el presidente no le ha pedido dimitir. 

José Manuel Soria niega su relación con ninguna empresa 'offshore' de Panamá.

José Manuel Soria niega su relación con ninguna empresa 'offshore' de Panamá. EFE

José Manuel Soria se enroca y sigue defendiendo que no tiene ni ha tenido ninguna empresa opaca en el extranjero. El ministro de Industria ha pedido comparecer en el Congreso la próxima semana para dar explicaciones acerca de las informaciones que se han publicado estos días sobre su participación en entidades con sede en Bahamas y Reino Unido. Y ha revelado, entre contradicciones, que desde el Gobierno no le han pedido que presente su dimisión. De hecho, esta estrategia tiene el "visto bueno" de Mariano Rajoy.  

Soria acaba de detallar en el Congreso de los Diputados que desde 1995 "toda mi actividad ha sido política". Por un lado, ha negado tener cualquier vínculo con entidades en paraísos fiscales y ha afirmado que no tiene nada que ver con los Papeles de Panamá.

Y, por otro, ha afirmado que "nunca he tenido ninguna función" en la empresa británica UK Lines, donde aparece como secretario. Eso sí, ha admitido que está en una empresa familiar de Reino Unido, ha dicho que se trata de una entidad "completamente legal" y ha remarcado que él nunca ha tomado decisiones de ningún tipo sobre la misma. A su juicio, su nombre aparece en el registro británico por "un error" similar al que según él se cometió por parte del despacho panameño Mossack Fonseca, conocido por ser el epicentro del caso conocido como 'papeles de Panamá'.

Varias versiones

El miembro del Gobierno ha cambiado varias veces de versión respecto a su papel en empresas en el Reino Unido. Y, por ello, ha incurrido en claras contradicciones. En un primer momento, Soria dijo que ni él ni su familia tenían nada que ver con la empresa británica UK Lines y añadió que desde que él entró en política, allá por 1995, dejó sus negocios. Este martes a última hora admitió, por el contrario, que desde 1997 -es decir, cuando ya era político- forma parte de otra empresa que está ubicada en Reino Unido; se trata de Oceanic Lines, una "empresa familiar" constituida precisamente para sustituir a UK Lines. Además, el titular de Industria contó este martes que su padre fue el fundador de esta entidad, UK Lines, y estuvo en ella hasta 1990, cuando falleció. Soria aparece en el registro británico como secretario de UK Lines entre 1991 y 1997. En suma, un laberinto contradictorio que tendrá que explicar al detalle.

"Nunca, ni antes ni después de estar en política tomé ninguna decisión" sobre las empresas ubicadas en Bahamas y Reino Unido. Además, Soria ha anunciado que ha pedido comparecer la próxima semana ante la Comisión de Industria del Congreso, para dar explicaciones sobre su vinculación con los papeles de Panamá. Y, por último, ha dicho que "en absoluto" nadie del Gobierno le ha pedido que presente su dimisión. "Yo he pedido comparecer y el presidente de Gobierno me ha dado su visto bueno", ha explicado en una tensa comparecencia celebrada en el Parlamento. Al final, entre risas, ha afirmado que está "muy tranquilo". 

Los hechos denunciados

El Confidencial y La Sexta publicaron este lunes que Soria figuró como administrador, durante unos meses de 1992, en una empresa denominada UK Lines Limited y que fue inscrita en Bahamas por el despacho panameño Mossack Fonseca. Más en concreto, se publicó que en 1992 este despacho de letrados, que se ha hecho célebre por los Papeles de Panamá, puso en marcha la empresa offshore UK Lines Limited, radicada en Bahamas. Quien ocupa la cartera de Industria figuraba entonces -junto a Tomás Poggio y Méndez Fernández-, como administrador de la firma. Este movimiento, según apuntan fuentes jurídicas, permitiría reducir presiones fiscales a sus propietarios.

El nombre de José Manuel Soria -siempre según las informaciones publicadas- figuró durante dos meses en la administración de UK Lines Limited. En noviembre de 1992, su espacio lo ocupó su hermano, Luis Alberto. Este martes, ambos medios han ampliado la información asegurando que una empresa con idéntico nombre, UK Lines Limited, figuró en el registro mercantil de Reino Unido entre 1991 y 1997, siendo Soria el secretario de la misma.

"Es una empresa británica"

Este martes a mediodía el ministro negaba que él o alguien de su familia tenga relación societaria con la empresa británica UK Lines Limited. "Es una empresa 100 por 100 británica. No era ninguna sociedad radicada en ningún paraíso fiscal y era una sociedad con la que nunca ni yo ni nadie de mi familia ha tenido relación ni de accionista, ni de socio, ni de absolutamente nada", apostillaba, según recoge Ep. 

El titular de Industria incidía en que la función de esta empresa británica era que "en Reino Unido atendía a los barcos, hacía la consignación de los barcos, que iban desde Canarias, que eran consignados a su vez por consignatarios -canarios-, que salían unos de Tenerife, otros de Las Palmas". "Al llegar a Reino Unido, UK Lines lo que hacía era atender estos barcos", precisaba. 

Cuando le preguntaban por qué su nombre aparece en el registro mercantil de Reino Unido como secretario de la empresa y el de su padre como propietario del 50 por ciento de las acciones de la misma, Soria explicó no saber nada al respecto y reiteró "no" tener "ningún" vínculo con UK Lines Limited. "Puedo asegurar que yo no tengo ningún tipo de vínculo con la sociedad UK Lines, era 100 por 100 de un accionista que nada tiene que ver con mi familia", insistía.

Primer desmentido

Ya el lunes Soria desmentía cualquier vinculación con empresas radicadas en Panamá. "No tiene ningún viso de realidad", afirmaba el ministro de Industria en funciones en unas explicaciones que, sin embargo, no convencieron a los principales partidos de la oposición. Desde la primera información y pese al primer desmentido, el PSOE, Podemos y Ciudadanos no han parado de exigir responsabilidades a Soria, ya sea en forma de comparecencia parlamentaria o de dimisión. 

"En mi condición de político tengo un plus de responsabilidad", afirmaba Soria, antes de negar categóricamente cualquier relación con la firma. Además, intentaba desvincular al Partido Popular de cualquier posible daño colateral -"No estaba ni afiliado", dijo- e instaba a la Fiscalía a que investigase cualquier "participación o acción con empresas" de Panamá: "Nunca he tenido ni tengo ninguna participación en ninguna sociedad, compañía, empresa, fundación o cuenta".