Caso ático

Así veraneaba en 'Marbella' el testaferro del ático de Ignacio González

Los álbumes familiares desmontan la coartada de "veraneante habitual" de la Costa del Sol de Valner.

Los álbumes de fotos familiares del testaferro del ático de Ignacio González desmontan por completo su coartada de "veraneante habitual" de la Costa del Sol. El ex presidente de la Comunidad de Madrid ha intentado hacer pasar al fiduciario mexicano que adquirió su dúplex en la urbanización La Alhambra del Golf de Estepona como un histórico turista de la zona al que él se limitó a alquilar el inmueble. No en vano, tal y como desveló ayer EL ESPAÑOL, González llegó a fabricar una falsa confesión escrita para que Valner se presentase ante la Justicia como un histórico turista de la costa malagueña que en 2008 decidió invertir en la zona.

Este periódico ha tenido acceso a los reportajes fotográficos realizados por los Valner durante sus vacaciones de los últimos años. Según los propios archivos familiares, el testaferro, acompañado por su esposa y sus hijos, ha visitado una infinidad de destinos a lo largo del mundo a cada cual más exótico. Sin embargo, en ninguno de sus viajes aparece Marbella por ninguna parte. Lo más cerca que ha estado según las imágenes es en la isla de Mallorca.

Vacaciones en Camboya y Vietnam

La familia Valner, por citar sólo algunos ejemplos, ha realizado varios desplazamientos por el sudeste asiático. El testaferro visitó Camboya, se fotografió con atuendos locales sumergido hasta las rodillas en sus arrozales, acudió a templos como Ta Prohm y Bayon, y hasta se decidió a participar en ceremonias budistas.

El Juzgado de Instrucción número 5 de Estepona ha imputado por cohecho y blanqueo de capitales a González y a su esposa, Lourdes Cavero, por la operación del ático. Tanto la Policía como la Fiscalía Anticorrupción consideran que el inmueble siempre fue del ex líder del PP madrileño y que utilizó a Valner para camuflar el origen presuntamente ilícito de los fondos utilizados. Valner fue presentado a González por el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, a quien también ha imputado la juez por su participación en esta operación, en la que los investigadores sospechan que existe un soborno por parte del propio Cerezo o del constructor Fernando Martín.

En sus periplos asiáticos el testaferro ha hecho escala en Bali, en la isla de Yakarta, en la de Komodo y ha practicado deportes náuticos en sus aguas en compañía de su mujer y sus hijos. Pero también ha conocido Vietnam, fotografiándose en los túneles excavados durante la Segunda Guerra Mundial. Según queda constancia en los álbumes de los Valner, la familia se despidió alojándose en el lujoso hotel The Upper House de Hong Kong.

El safari en el parque Kruger de Sudáfrica

Entre los destinos predilectos del testaferro para sus vacaciones se encuentra también África. El fiduciario, que trabaja habitualmente para el presidente del Atlético de Madrid Enrique Cerezo, ha visitado Sudáfrica, realizando un safari fotográfico por el parque Kruger. En sus archivos figuran espectaculares fotografías con manadas de elefantes de fondo. 

Se desplazó también a enclaves como el Cabo de Buena Esperanza, en el extremo sur del continente y acudió a ver las cataratas Victoria desde el lado de Zambia, fotografiándose junto al salto de agua del río Zambeze ataviado con un chubasquero.

Argentina ha sido otro de los lugares escogidos por el testaferro que compró el ático marbellí para pasar su ocio y una de las fotografías más llamativas de sus viajes a este país la protagoniza él mismo bailando tangos con su mujer en Buenos Aires. Pero tampoco quiso dejar de ver, como hizo en África con las Victoria, las cataratas de Iguazú, en la provincia de Misiones.

Los tours por Europa: Londres y Berlín

Entre sus viajes vacacionales se encuentran también tours más modestos por grandes ciudades europeas como Londres o Berlín -inmortalizado quedó Rudy Valner junto al muro- y el único nexo que figura con España es la isla de Mallorca, donde la familia acudió al menos en una ocasión durante el año 2007.

González siempre arguyó en su defensa que alquiló el ático a un "americano que veranea en la Costa del Sol". Hasta el extremo de que, como desveló este periódico, llegó a urdir una confesión para Valner en el mismo sentido.

Pese a los intentos del ex presidente madrileño por que prevaleciera esta falsa coartada, la comercial de la urbanización La Alhambra del Golf aseguró ante la juez que nunca vio a Valner. Es más, que a la única persona que enseñó el inmueble para vendérselo antes de la compra fue a Lourdes Cavero.

Tras la adquisición del inmueble, valorado en 1,3 millones de euros y que fue comprado oficialmente por 750.000 euros, el matrimonio González Cavero suscribió un contrato de alquiler con una sociedad off shore gestionada por Valner en Delaware. La Policía considera que se trató de un arrendamiento ficticio y la juez ha citado a González, Cavero y Cerezo el próximo 18 de abril para que expliquen la operación.