PACTO DE INVESTIDURA

Alberto Garre: "Rajoy haría un gran servicio a España y al PP si diera un paso atrás"

El sucesor de Valcárcel como presidente de Murcia, primera figura relevante que pide su marcha. Cree que han sido las "indecisiones" del líder conservador las que "nos han metido en un callejón sin salida".

Mariano Rajoy recibe en 2014 el Palacio de La Moncloa a Alberto Garre como presidente de la Región de Murcia.

Mariano Rajoy recibe en 2014 el Palacio de La Moncloa a Alberto Garre como presidente de la Región de Murcia. La Moncloa

Por primera vez, una figura relevante del Partido Popular pide abiertamente la marcha de su líder para desatascar la situación política actual. El sucesor de Ramón Luis Valcárcel en la Presidencia de Murcia, Alberto Garre, confiesa en una entrevista con EL ESPAÑOL que ha llegado la hora de los sacrificios personales por el país y habla sin tapujos de lo que muchos piensan pero todos callan en el partido conservador. "Mariano Rajoy haría un gran servicio a España y al PP si diera un paso atrás". A su juicio, han sido las “indecisiones” del líder del PP las que “nos han metido en un callejón sin salida y en una crisis de identidad”.

Garre, que presidió la región de Murcia desde abril de 2014 hasta julio de 2015 y ahora dirige el Comité de Derechos y Garantías del PP autonómico, pide a su líder que se mire en el espejo que un día le puso enfrente el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, para ver lo que todo el mundo ve menos él: “Si se hubiera mirado entonces en ese espejo, no estaríamos en esta situación. Lo que está en juego es España y la propia identidad del partido”. Si el jefe del Ejecutivo en funciones claudicara a las exigencias de los demás partidos, Garre está convencido de que “los dejaría sin coartada” y el PP podría liderar sin ningún problema la ansiada gran coalición. “La mitad de nuestros votantes dice que, si hay nuevas elecciones, el candidato no debería ser Mariano Rajoy”, recuerda, y lanza un aviso a la cúpula de Génova: “El PP es el partido que ganó las elecciones, sí, pero también el que más votos ha perdido. Alguien debería haber hecho una reflexión para corregir esa desconfianza”.

¿Cómo ve usted el panorama político español?

Muy complicado, no tanto por las ideas como por las personas. Los líderes que están a la cabeza de los partidos deberían entender que lo que está en juego es España y la identidad de sus propios partidos. A partir de ahí, todo sería más fácil.

Mariano Rajoy ganó las elecciones, pero ha fracasado en sus negociaciones de investidura. ¿Ve posible que el PSOE deje gobernar al PP?

Con Mariano Rajoy a la cabeza parece que no, porque no entra dentro de los cálculos del PSOE, ni siquiera en los de Ciudadanos. Por lo tanto, que gobierne el PP con Rajoy se complica. Haría un gran servicio si diese un paso atrás. Los grupos políticos dicen que no quieren a Rajoy, pero no dicen que no apoyen al PP. Si el presidente del partido diese un paso al lado, los demás se quedarían sin coartada. Si el problema es Rajoy y se retira, no podrían mantener más el bloqueo.

Albert Rivera afirma que si el PP tuviera un candidato distinto a Rajoy todo cambiaría. ¿Usted también lo cree?

Si eso es así significa que si no estuviera Rajoy, el PP contaría con el apoyo de C´s, siempre que su líder mantenga su palabra, claro. Tampoco he oído decir a Pedro Sánchez que no respaldaría nunca al PP. Siempre le he escuchado decir que no votaría un gobierno presidido por Mariano Rajoy.

El líder del PP se agarra a que él ganó las elecciones para no bajarse del tren.

El PP ha sido el partido más votado, pero también el que más votos ha perdido. Alguien debería haber hecho una reflexión desde las elecciones europeas hemos perdido votos y votos. Los 174 escaños te dan la mayoría absoluta, pero hay que conservarla en el ejercicio del Gobierno. Si hubiésemos analizado dónde fallamos, hubiésemos llegado a tiempo de corregir esa desconfianza que se ha extendido entre el electorado. Los propios votantes del PP indican que Rajoy no debe ser el candidato en el caso de haber elecciones. Es muy preocupante.

¿Cree usted que Mariano Rajoy ha hecho todo lo que estaba en su mano para convencer al PSOE y a Ciudadanos?

No se ha movido. Desde la cúpula del PP entienden que el mejor candidato es Rajoy si hubiese elecciones o un acuerdo previo. Y, sin embargo, los demás portavoces no lo piensan así y la mitad de nuestros votantes tampoco.

¿Entiende que ningún partido quiera negociar con el PP?

No, no lo entiendo. La negociación siempre es necesaria en política. Desde el diálogo razonable se llega al consenso, porque siempre acertaremos más si consultamos a los demás.

Si Rajoy no estuviera, ¿cómo cree que podría gobernar su partido?

España ha sido gobernada por unos presidentes mejores, otros peores, y otros tremendamente malos. Ahora la situación de España no es tan mala. ¿Por qué no va a gobernar el PP? El resto de partidos tendrían que explicar muy bien por qué el PP no puede gobernar con otra persona al frente.

¿Qué falla en su partido para que nadie pida abiertamente como usted a su líder que se marche por el bien de todos?

Ocurre siempre. Cuando algún líder flaquea, todos callan hasta que llega cierto momento. Los que callan ahora son los que después saltarán los primeros a otro barco. Hay demasiado palmero cerca.

¿Cuándo debería celebrar su partido el congreso en el que se elija al nuevo líder?

Este no sería el mejor momento. Lo que está por encima del propio partido es España, y ahora hay que dar una solución a los españoles. Desatascada la situación en el Gobierno, se tendrá que celebrar un congreso y tratar de regenerar el partido. No es fácil, porque un partido solo se regenera desde la oposición.

¿Ha sido el PP todo lo duro que debía haber sido con la corrupción?

Se ha legislado mucho sobre este tema, pero se flaquea a la hora de tomar decisiones. Los estatutos del partido dicen lo que dicen y hay que aplicarlo: cuand una persona esté investigada se le abrirá un expediente informativo, pero no se pasa de ahí. Es curioso que, en algunos sitios, cuando se aparten a todos los concejales y se le dé de baja del partido y en otro casos no pasa. Nosotros mismos nos saltamos la presunción de inocencia. En unos casos actuamos de una manera y en otros de otra. Siempre sería bueno que un político, si se le quiebra su confianza, dé un paso atrás y espere pacientemente a que se resuelva su situación.

¿Rita Barberá debería renunciar a su acta o Mariano Rajoy pedírsela?

Durante mi mandato, yo siempre pedí generosidad y siempre se debe ser generoso en estos casos con los ciudadanos que te han votado. Los españoles no son de derechas o de izquierdas, son libres. Y cada cierto tiempo votan libremente. Les da igual que quien meta la mano sea de derechas o de izquierdas, Lo que quieren es que no les toquen el bolsillo indebidamente, sea del quien sea.

¿Quién sería, a su juicio, el mejor candidato que tiene ahora mismo el Partido Popular para suceder a Mariano Rajoy?

Valdría cualquier candidato libre de toda sospecha, con experiencia de gobierno y política. A mí no me vale que la regeneración pasa por la juventud necesariamente. Debe ser alguien que tenga capacidad de regeneración. Yo mismo, durante los 14 meses que fui presidente en Murcia, promoví una ley de transparencia y limité el cargo del presidente de la comunidad a dos mandatos, Es lo que está pidiendo la sociedad española.

¿Alberto Núñez Feijóo podría ser un buen candidato para suceder a Rajoy?

Sería un buen candidato. Lo conozco personalmente y me parece una persona sensata, con ideales, comprometida con su patria: Galicia y España.

Si se disuelven las Cortes y se celebran elecciones, ¿qué futuro vaticina a su partido con y sin Mariano Rajoy?

No veo mal el futuro del partido, con o sin Mariano Rajoy. El Partido Popular es un proyecto muy consolidado que llegó a aglutinar todo el centro-derecha español, la etapa más reciente de la democracia donde España prosperó como nunca. La del presidente José María Aznar fue una buena época, y puede volver a ocurrir. Hay mucha más gente honesta que de la otra, pero aunque son pocos son demasiados. Y hay que erradicarlo.

¿Podría quedarse Albert Rivera con más parte del electorado del PP?

Yo no buscaría las cosquillas a Rivera, porque es nuestro aliado natural, el que más próximo está al PP. Tendrá su defectos, pero creo que no deberíamos de buscar su enemistad, aunque a él tampoco le interesa llevarse mal con nosotros.

¿Qué le gustaría que pasara en las próximas semanas?

Que un partido del corte del PP, de centroderecha, sacara a Epaña adelante. Que personas comprometidas con los ideales del PP, desde cualquier posición, sea capaz de sacar a España adelante. Hay gente preparada para eso, aunque se haya difuminado. Hay que recuperarlo desde esos principios y valores, con la honradez siempre por bandera. Tenemos que generar más empleo y conseguir el segundo mayor problema de los españoles, la corrupción, aparezca en el último de los lugares que ven como un problema.