INVESTIDURA

La negociación televisada de Podemos: cinco tertulias al día

Pablo Iglesias y el resto de portavoces del partido emergente han multiplicado su presencia en tertulias.

Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias.

No es un secreto que los dirigentes de Podemos se mueven en los medios como peces en el agua. Ahora, el contexto les favorece para acudir a más tertulias y entrevistas que de costumbre. Ante la negativa del PSOE a negociar con la formación de Pablo Iglesias, este y sus correligionarios han multiplicado sus visitas a los platós de televisión y los estudios de radio, como si estuvieran llevando a cabo una negociación televisada con Pedro Sánchez y los suyos. Entre cinco y seis apariciones en los medios cada día para defender su argumentario.

Fue el propio líder de PSOE quien dijo esta misma semana que “conocemos las propuestas de Podemos a través de ruedas de prensa”. Se conoce, por tanto, que Sánchez no sigue con atención los medios. Porque lo cierto es que, amén de las comparecencias en que han presentado sus propuestas -tanto la de “gobierno de cambio” como el documento para impulsarlo-, los portavoces del partido de los círculos han concedido entrevistas y han participado en tertulias a raudales. Suficientes como para que cualquiera conozca sus propuestas. 

La media de los últimos días

Desde hace varias semanas los diferentes portavoces de Podemos no salen de las pantallas. Además de Pablo Iglesias, sus compañeros Íñigo Errejón, Irene Montero o Carolina Bescansa, entre otros, aparecen en numerosos espacios mediáticos. Esta misma semana, por ejemplo, los datos hablan por sí solos. El pasado lunes el diputado en la Asamblea de Madrid Ramón Espinar participó en dos tertulias televisivas (Espejo público y Las mañanas de Cuatro), la portavoz en el Congreso Irene Montero estuvo en El programa de Ana Rosa (Telecinco) y el portavoz de Podemos en la Cámara madrileña, José Manuel López, pasó por Al Rojo Vivo (La Sexta).

A ello hay que sumar que el propio Iglesias presentó el documento de gobierno de Podemos a las 13.00 horas y, por lo tanto, también apareció en directo en varios programas matinales. Además, teniendo en cuenta la relevancia de dicha propuesta, en todos los medios se trató el contenido de la misma. Ya por la noche, Errejón estuvo en la tertulia de Hora 25 (Cadena Ser). En total, seis intervenciones en medios.

El martes sucedió algo parecido. El magistrado en excedencia y diputado Juan Pedro Yllanes fue entrevistado en Rac1 y en Espejo Público. Irene Montero concedió una entrevista a Las mañanas de RNE y otra a Las mañanas de Cuatro. Carolina Bescansa también fue entrevistada en radio y televisión, en concreto en Más de uno (Onda Cero) y en El programa de Ana Rosa. Otras seis intervenciones. El miércoles fue el día de la semana con menos presencia mediática, ya que los diputados de Podemos solo estuvieron en tres programas televisivos. Pablo Echenique pasó por Las mañanas de Cuatro, Juan Pedro Yllanes por La noche en 24 horas (TVE) y, por último, Victoria Rosell por El debate de TVE.

Otra comparecencia en directo

Por último, el jueves Irene Montero estuvo en Hoy por hoy, Bescansa fue entrevistada en Los desayunos de TVE, Victoria Rosell participó en El programa de Ana Rosa, Auxiliadora Honorato (secretaria de Acción Institucional) pasó por la emisora Libertad FM, el diputado Miguel Vila tomó parte en Las mañanas de Cuatro, al igual que Teresa Rodríguez (líder de Podemos en Andalucía), Íñigo Errejón aportó sus opiniones en Al Rojo Vivo y, ya por la noche, él mismo apareció en el programa Minuto a minuto, de la televisión pública vasca. Un total de ocho intervenciones, sin tener en cuenta que Iglesias volvió a ofrecer una rueda de prensa -tras su reunión con Alberto Garzón- que también se ofreció en directo (aunque solo en parte) en los programas matinales.

En suma, se trata de una ofensiva mediática en toda regla para defender el argumentario y el documento de gobierno del partido -"Bases políticas para un Gobierno estable y con garantías"-. El mensaje más repetido por todos estos portavoces ha sido, lógicamente, que el PSOE “tiene que elegir entre un gobierno de progreso y la gran coalición”, amén de insistir en que Podemos tiene la mano tendida para negociar con los socialistas. 

Dicho mensaje, en las salas de prensa o en las pantallas, no termina de ser aceptado por Pedro Sánchez y sus compañeros de filas. En el PSOE consideran que todo son ejemplos de un tacticismo que solo pretende acabar con ellos y conducir, de paso, a unas nuevas elecciones generales.