No pacta con el fiscal

Urdangarin recauda seis millones de euros para rebajar su pena

Intenta devolver la cantidad íntegra que le reclama el fiscal para reducir a un año la malversación.

Urdangarin en los juzgados de Palma.

Urdangarin en los juzgados de Palma.

Iñaki Urdangarin está intentando en estos momentos recaudar seis millones de euros para conseguir una rebaja automática de su condena por el ‘caso Nóos’. En estos momentos, y cuando quedan tan sólo menos de 48 horas para el comienzo del juicio, Urdangarin no ha cerrado ningún acuerdo con el fiscal. El ex duque de Palma lleva semanas intentando reunir en solitario la cantidad de fondos públicos que la Fiscalía Anticorrupción considera que malversó el Instituto Nóos que presidía y que procedía de los gobiernos de Valencia y Baleares.

Urdangarin se aferra a la reciente modificación del Código Penal, que establece en su artículo 434 que “si el culpable hubiere reparado de modo efectivo e íntegro el perjuicio causado al patrimonio público, los jueces y tribunales impondrán al responsable de este delito de malversación de caudales públicos la pena inferior en uno o dos grados”.

De esta forma, el marido de la Infanta Cristina podría rebajar a poco más de un año la posible pena por uno de los delitos más castigados de cuantos se le imputan, que en su variante máxima puede alcanzar los ocho años de cárcel. Urdangarin tiene de plazo para acogerse a esta rebaja automática hasta el momento en el que la Audiencia de Palma dicte sentencia y ha trasladado a su entorno más próximo que cree poder contar con apoyos para reunir el dinero.

La negociación con Anticorrupción   

El ex duque de Palma ha puesto ya en marcha, por lo tanto, dos vías para intentar amortiguar su más que probable condena en este caso. Junto a la recaudación del dinero, y tal y como desveló EL ESPAÑOL, Urdangarin ha trasladado una primera oferta a la Fiscalía Anticorrupción, que hasta hace varias semanas no había tenido noticia alguna del principal implicado en el sumario.

Después de varios años negando tajantemente la comisión de delito alguno ha optado por reconocer su culpabilidad siempre y cuando se rebaje al máximo su condena y su responsabilidad económica se limite también cuanto sea posible. Así, en este primer acercamiento al Ministerio Público, se ha mostrado dispuesto a devolver de inmediato más de dos millones de euros.

Además de la parte proporcional de la venta del palacete de Pedralbes que le corresponde, el ex jugador internacional de balonmano ha puesto a disposición de la Justicia los fondos que obtenga próximamente de la venta de los pisos en Palma que tiene a través de su sociedad instrumental Aizoon. Pero es que asegura además estar en disposición de reintegrar las cuotas correspondientes a los dos delitos fiscales que le atribuye Hacienda. En total, 337.138 euros.

De manera paralela, ya ha comunicado a sus más allegados que tiene asumido que entrará en la cárcel y que su único objetivo pasa ahora por lograr que su privación de libertad se reduzca al máximo. Este posicionamiento de Urdangarin contrasta con el trasladado durante los últimos años a la misma Fiscalía. Entonces, el ex duque de Palma sólo se mostraba dispuesto a reconocer su responsabilidad en el ‘caso Nóos’ “a título lucrativo”. Una opción que rechazó de plano el fiscal Pedro Horrach, que en estos momentos, continúa en la misma posición.

El representante de Anticorrupción sólo se muestra a favor de entablar negociaciones con Urdangarin si acepta una pena de cárcel nunca inferior a los cuatro años y hace frente a la devolución de los referidos seis millones de euros públicos. Para la Fiscalía bastaría que el dinero lo depositen entre los principales implicados en las proporciones que estimen oportunas entre ellos y no exige al marido de la Infanta Cristina que haga frente en solitario a la devolución.

Matas ultima su acuerdo

En esta misma línea, el ex presidente balear Jaume Matas ya ha procedido a dar el primer paso y ha puesto a disposición de la Sala que juzga el caso su propio palacete de Palma, ubicado en la calle San Felio. Mientras, negocia con Anticorrupción un acuerdo de conformidad en el que ya ha trasladado su determinación a reconocer su culpabilidad pero discute la calificación jurídica de los hechos. En el relato que, de confirmarse el acuerdo, está dispuesto a exponer ante el tribunal, Matas sostiene recibió una llamada del Rey Don Juan Carlos en la que le pidió que “tratara bien a su yerno”. Y precisa que fue esta petición expresa del monarca la que le llevó a adjudicar sin concurso público a Urdangarin los denominados Illes Balears Fórum, unos ciclos de conferencias de apenas 48 horas de duración por los que el ex duque de Palma y su ex socio Diego Torres percibieron más de un millón de euros por edición.

Junto a Matas, la práctica totalidad de altos cargos del Gobierno balear que participaron en la adjudicación de los contratos públicos a Nóos ya han negociado con Anticorrupción y confesarán que amañaron los procedimientos administrativos para favorecer a Urdangarin. Quien todavía no ha entablado conversaciones con la Fiscalía y se muestra dispuesto a demostrar su inocencia a lo largo del juicio es Diego Torres. El ex socio siempre ha impuesto como condición a cualquier diálogo que su mujer quede al margen de este proceso y su posicionamiento definitivo dependerá del que adopte quien fuera su jefe en el Instituto Nóos.