MULTAS DE TRÁFICO

A la ruina por circular por una calle de Madrid

Decenas de afectados por la acumulación de multas en la nueva Área de Prioridad Residencial de Ópera explican a EL ESPAÑOL su situación después de la investigación realizada por este diario. 

Luis Escalona muestra un listado de cuatro páginas con una veintena de multas

Luis Escalona muestra un listado de cuatro páginas con una veintena de multas

Luis Escalona es una de las víctimas de la crisis. Este carpintero encofrador de 52 años perdió su trabajo cuando la empresa de la construcción en la que trabajaba cerró sus puertas en 2009. Después de tres años en paro consiguió un trabajo en un garaje en el centro de Madrid. El pasado 22 de enero recibió la primera multa por circular por la calle Leganitos, cruzar Gran Vía y subir por la calle San Bernardo. Una ruta que asegura que es habitual en la capital desde hace años. Hasta el momento, Luis ha recibido 26 multas correspondientes a infracciones cometidas entre primeros de noviembre y el 20 de diciembre. Total: 2.340 euros. Ha pagado cuatro y espera recibir unas 45 teniendo en cuenta las multas que le llegarán de enero. Escalona necesitaría más de cinco meses de su sueldo para pagar todas las facturas. “Me llevan a la ruina. No puedo pagar todas las multas de golpe”.

El caso de Luis no es único. EL ESPAÑOL ha podido recoger el testimonio de una veintena de personas con historias similares después de la investigación llevada a cabo por este diario sobre la acumulación de multas en noviembre en 2015,  el primer mes de la puesta en marcha del Área de Prioridad Residencial (APR) de Ópera.

Los afectados solicitan la anulación de las sanciones realizadas involuntariamente por desconocimiento de la nueva normativa, falta de señalización de algunos puntos -principalmente en las calles Leganitos e Hileras-, así como por la tardanza en la gestión de las multas. EL ESPAÑOL ha encontrado a algunos afectados a la altura de Leganitos observando por primera vez la señal de vía restringida. El sábado, el Ayuntamiento se apresuró a instalar una nueva señal en ese punto.

Circulación habitual de algunos de los afectados por la APR de Ópera

Circulación habitual de algunos de los afectados por la APR de Ópera

Iryna es otra de las personas perjudicadas por las multas de tráfico en la APR de Ópera. Trabaja por la calle Silva y cuenta con aparcamiento privado de la empresa en la misma calle. Su ruta habitual de acceso era similar a la de Luis. Entra a Madrid desde el sur hasta plaza España, gira por Leganitos y sube hasta la calle Silva. Desde que recibió la primera multa el pasado 22 de enero ha dejado de circular. “Ir a ese aparcamiento es uno de los pocos accesos permitidos para los que entran por ese punto”, afirma. No era consciente de la prohibición y nunca se dio cuenta del cartel. Hasta este lunes, han recibido 22 multas correspondientes a los meses de noviembre y diciembre. La primera la recibió casi tres meses después de cometer su primera infracción. Esta situación de ansiedad la llevó a ser tratada de urgencia el pasado jueves por una subida de tensión.

También es el caso de Javier. Reside en una zona cercana a la APR de Ópera y acostumbraba a subir por la calle Silva para cruzar Gran Vía. Hasta el momento ha recibido 9 multas y espera que le lleguen unas 15 más.

Un afectado muestra cinco de sus siete multas en la calle Leganitos de Madrid

Un afectado muestra cinco de sus siete multas en la calle Leganitos de Madrid

El caso de Benjamín también es habitual en los testimonios recogidos por EL ESPAÑOL. Ha sido multado en la calle Leganitos en su ruta para acceder al parking de la calle Isabel la Católica. Este aparcamiento, aunque está en la APR de Ópera, no está dentro de la excepción de circulación por estar en una vía de libre acceso.

Manuel Páez pasaba todos los días por la calle Hileras, dentro de la APR de Ópera, para dirigirse a su trabajo. El jueves 28 recibió ocho multas de golpe. Todas de las primeras semanas de noviembre. Calcula que en total recibirá unas 40 multas. Páez se queja de que la señalización al salir del túnel para entrar en la calle Hileras no se ve. “Sólo me he dado cuenta cuando he ido andando a la zona para localizar el cartel”.

PSOE y Ciudadanos piden una solución urgente

Los portavoces de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Madrid de PSOE y Ciudadanos, en declaraciones a EL ESPAÑOL, piden una solución urgente al Ayuntamiento.

Sergio Brabezo, concejal de Ciudadanos, considera que “el desorden es bastante grave”. Según Brabezo, la raíz del problema de las APR surge de un problema de descoordinación entre las tres áreas del Ayuntamiento encargadas de movilidad: Medio Ambiente, Urbanismo y Seguridad. “Todas las competencias de movilidad debería tenerlas Medio Ambiente”.

Además, considera que el Ayuntamiento tendría que haber comunicado la nueva situación directamente a los vecinos un mes antes de la puesta en marcha del sistema sancionador.

En esta misma línea se manifiesta Chema Dávila, portavoz socialista de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid. “Los 2-3 meses de prueba en verano que realizó el Ayuntamiento se deberían haber utilizado para notificar mejor a los ciudadanos”, afirma.

¿QUÉ HACER SI ESTÁS EN ESTA SITUACIÓN?

El Ayuntamiento de Madrid ha habilitado una dirección de correo electrónico aprmovilidad@madrid.es para que los ciudadanos que se hayan visto afectados puedan contactar con el Consistorio. También algunas iniciativas ciudadanas han habilitado direcciones para coordinar acciones conjuntas de los vecinos de las diferentes APR a través de la cuenta en Twitter @AfectadosAPRMad y el correo aprmultas@yahoo.es. Específicamente para el APR de Ópera se ha habilitado la dirección aprmultasopera@gmail.com.

También puedes ponerte en contacto con EL ESPAÑOL para contarnos tu historia en lector@elespanol.com.