CUP

Un militante de la CUP invoca a Mao para pedir el "sí" a Mas

En la asamblea se defiende la propuesta de JxS como una oportunidad histórica, que los contrarios ven como un "chantaje".

Los participantes en la primera votación realizada durante la asamblea de la CUP

Los participantes en la primera votación realizada durante la asamblea de la CUP Efe

  1. CUP
  2. Artur Mas
  3. Elecciones catalanas 2015

Las intervenciones que ha habido durante la mañana del domingo en la pista cubierta de atletismo de Sabadell han demostrado la profunda división que genera la investidura de Artur Mas en el seno de la CUP. Los 50 turnos de palabra que ha habido antes de empezar la ronda de votaciones a las 13 h han tenido dos denominadores comunes: aprovechar el momento o no ceder al chantaje.

Los partidarios de investir a Mas, cuyos votos han supuesto el 45’7% de los asistentes en la primera votación, han reiterado en diversas ocasiones la oportunidad histórica que representa para el soberanismo el hecho de que haya 72 diputados independentistas en el Parlament. “Mao Tse Tung se juntó con sus adversarios para ganar la guerra contra Japón”, ha espetado un asistente a la asamblea, según ha recogido El Nacional. Otros han remarcado el poder que tendría la CUP sobre Junts Pel Sí (JxS), ya que deberían contar con ellos para cualquier votación.

Una de las intervenciones a favor de Mas que más revuelo ha generado en el seno de la asamblea ha sido la de un militante que ha venido desde la Comunidad Valenciana. “¡Llegad a un acuerdo e iros ya, iros ya!”, ha espetado este militante ante los aplausos de una buena parte de los presentes. Otras voces han indicado que concurrir a unas nuevas elecciones significa dar un paso atrás y han llamado a la CUP a aprovechar la posición privilegiada que tendrá para controlar de cerca todo lo que haga JxS. “No llegar a un acuerdo significaría traicionar a la historia”, ha afirmado otro militante.

Desde fuera de la pista de atletismo se escuchaban las intervenciones más vehementes y los aplausos que cosechaban algunas de estas. Las que obtenían más apoyo de las bases y generaban más ruido, sin embargo, eran las que recelaban de Artur Mas y Convergència. “No cedamos a los chantajes de JxS”, ha espetado otra persona desde el atril situado en el centro de la pista de atletismo. “Enterremos a la burguesía y a las élites”, ha espetado otro asistente.

Entre las personas que han intervenido en contra de apoyar a Mas, han sido varios los que han reprochado el poco alcance del plan de choque que ha propuesto JxS a la CUP. “Queremos la independencia, pero no a cualquier precio”, ha afirmado otro militante.