HACIA EL 26J

Los adversarios de Sáenz de Santamaría celebran su pérdida de protagonismo en la campaña

No habrá carteles suyos en las farolas mientras Rajoy acudirá al debate a cuatro y a 'El Hormiguero'. 

Soraya Sáenz de Santamaría en los carteles del PP  antes del 20D.

Soraya Sáenz de Santamaría en los carteles del PP antes del 20D.

  1. Soraya Sáenz de Santamaría
  2. Mariano Rajoy Brey
  3. PP Partido Popular

El PP tiene reservado un papel durante la campaña para la vicepresidenta del Gobierno en funciones, pero en ningún caso tendrá el protagonismo que Soraya Sáenz de Santamaría asumió las semanas previas al 20D. Entonces fue inédito que la 'número dos' de la lista por Madrid apareciera en los carteles electorales que se colgaron por las farolas de la capital y que fuera ella la que representara al PP en el debate a cuatro que protagonizó junto con los cabezas de lista de PSOE, Podemos y Ciudadanos en plena campaña electoral. Para esta ocasión, el PP ha eliminado toda la publicidad exterior, por lo que no habrá ni una sola imagen de Mariano Rajoy en ninguna pared… ni tampoco de Soraya Sáenz de Santamaría.

La Operación Menina, hacer presidenta a Sáenz de Santamaría con el apoyo de Ciudadanos, fue impulsada por Pablo Iglesias quince días antes de que los españoles fueran a las urnas. Entonces, la idea de que Mariano Rajoy diera un paso al lado y fuera su mano derecha quien asumiera la Presidencia del Gobierno con el apoyo de Albert Rivera se había colado ya en todas las discusiones políticas de entonces. La vicepresidenta del Gobierno en funciones ya había pasado por El Hormiguero, el famoso programa que presenta Pablo Motos; y por el programa de aventuras de Jesús Calleja. Allí mismo confesó que no quería ser presidenta del Gobierno mientras transmitía una imagen de mujer fuerte y segura que muchos de sus rivales internos lo interpretaron precisamente como lo contrario.

El PP quiere evitar la bicefalia de la que tanto se discutió entonces en todos los debates y en esta ocasión se ha volcado en proyectar la imagen de su candidato, Mariano Rajoy, y evitar especulaciones sobre su futuro. “Su círculo más cercano alimentaba esa operación que no estaba en marcha y que nos perjudicaba”, asegura una persona de la máxima confianza del candidato conservador que 'celebra' el nuevo papel que se le va a dar a la vicepresidenta en esta nueva campaña. “El único candidato es Mariano y si nadie asume el papel que le corresponde a él nadie podrá especular con que otra persona le sustituirá”, añaden.

Campaña en paralelo

La vicepresidenta del Gobierno en funciones hará campaña paralela a Rajoy y con su presencia se pretende buscar el voto más joven de españoles de centroderecha que el 20D depositaron su voto en C's. El líder del PP asumirá el rol de pasear por los pueblos donde su partido tiene alguna posibilidad de arañar algún escaño. De hecho, el equipo de campaña de Rajoy se ha obsesionado con los “restos”, el puñado de votos finales que hace que el último escaño de una provincia vaya hacia una u otra formación. Rajoy irá a aquellas circunscripciones en las que “por menos de mil votos”, como Teruel, el PP podría sumar un escaño más. Otros puntos clave son Málaga, Almería, Granada, Alicante o Guadalajara.

Fuentes cercanas a la vicepresidenta del Gobierno reconocían este martes en la presentación de la candidatura del PP por Madrid que hará bastante campaña por su circunscripción, aunque también se centrará en Andalucía, Castilla y León y Galicia. De hecho, irá el lunes a Málaga para participar en un acto de partido y allí, la provincia donde el PP celebrará el mitin central de campaña, seguirá el debate a cuatro al que esta vez irá Rajoy. Sin embargo, la vicepresidenta ni siquiera irá al debate a cuatro entre mujeres que mantendrán los principales partidos políticos. La invitada será Andrea Levy, vicesecretaria de Estudios y Programas.

Superar al PSOE en Andalucía

Otra de las obsesiones de los populares para la jornada electoral es superar en votos al PSOE en la región que gobierna Susana Díaz, así que el líder del PP a Andalucía viajará hasta en cuatro ocasiones antes del 26J. En la mente del equipo de campaña de Génova recuerdan que el 20D alcanzaron el 29,10% de los votos frente al 31,5% de los socialistas. “Superarles en uno de sus feudos será un triunfo a celebrar”, añaden.

En Andalucía, además, los conservadores perdieron casi 700.000 votos, muchos de ellos a favor de Albert Rivera, que alcanzó ocho diputados. Para recuperar ese voto, Sáenz de Santamaría también se volcará en esta comunidad. Donde no llegue Rajoy ni la vicepresidenta estará la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. “No es una sola campaña, son 52 campañas singulares (una por circunscripción). Cada una es decisiva”.