Elecciones Generales

Rajoy promete a los 150.000 mayores de 65 que aún trabajan que no pagarán IRPF

Si se suman los que cumplirán la edad de jubilación en la próxima legislatura, la cifra de posibles votantes se acerca al millón.

Mariano Rajoy junto al número uno de la lista del PP balear al Congreso, Mateo Isern, en su visita al mercado del Olivar en Mallorca

Mariano Rajoy junto al número uno de la lista del PP balear al Congreso, Mateo Isern, en su visita al mercado del Olivar en Mallorca Efe

Elecciones generales. Ya es primavera en la política. Las ofertas dirigidas a grandes, medianos y pequeños caladeros de voto no paran. En las elecciones con resultado más abierto de la democracia, cada papeleta cuenta. Mariano Rajoy, presidente del Gobierno y candidato a seguir siéndolo por el Partido Popular, se ha dirigido en Los desayunos de TVE a los mayores de 65 años que aún trabajan para ofrecerles que, si él sigue en el poder, no pagarán IRPF, con límites para rentas muy altas que no ha precisado.

Según la encuesta de población activa (EPA) del tercer trimestre de 2015, la última publicada, en España hay 151.000 personas ocupadas por encima de 65 años. Si se toman los que cumplirán esa edad a lo largo de la próxima legislatura, la cifra es muchísimo más llamativa, se acerca al millón (hay 898.800 personas ocupadas con edades entre 60 y 64 años).

La explicación dada por el presidente del Ejecutivo sobre el beneficio común que supondrá para la sociedad una medida de este tipo ha sido que de ese modo el Estado se estará ahorrando una pensión. Gotas en cualquier caso en un océano de gasto como el que supone el gasto en pensiones en este país, en el que el envejecimiento de la población ha llevado al número de pensionistas a alcanzar 8,3 millones que cobran 9,2 millones de pensiones.

Hoy se pagan 44.000 millones de euros más al año en pensiones que en 2007, antes de la crisis, en un incremento imparable que tiene su reverso tenebroso en el mal estado de salud de las cuentas de la Seguridad Social, con un déficit cronificado del que parece difícil sacarla visto el acuciante problema aún del paro, la devaluación salarial, que ha bajado la cifra de las cotizaciones y las pensiones medias más altas derivadas de las historias de cotización de las personas que se incorporan al sistema.

Rajoy ha prometido también que permitirá no pagar el IRPF durante el primer año a quienes se incorporen por primera vez al mercado laboral. Entre ambas medidas hay una realidad, que son las franjas de edad que más empleo han perdido en la última legislatura frente a las que lo han ganado. Son precisamente las personas por debajo de 40 años las más castigadas en los últimos cuatro años, en favor de las de más edad, demuestra la EPA, a quienes ahora se da un incentivo para mantenerse en activo.