ELECCIONES GENERALES

Rajoy se crece tras el ataque: "España necesita huir de los extremismos"

El presidente evita hablar sobre el incidente y solo lanza indirectas. "Ha sido un día muy completo", dijo a su salida.

Mariano Rajoy durante el mitin central de su partido hoy en A Coruña

Mariano Rajoy durante el mitin central de su partido hoy en A Coruña EFE

El presidente del Gobierno ha ofrecido un mitin en Coruña sin hacer ninguna mención explícita al brutal ataque que recibió tres horas antes en Pontevedra. En su tradicional carácter gallego, Mariano Rajoy dijo sentirse "estupendamente", estar "en un gran momento" y reconoció que España necesita "huir de los extremismos". Además, se refirió a los gallegos en general como "gente tranquila" y "formal", aunque haya excepciones como el chaval de 17 años que le propinó un puñetazo en la cara durante la tarde de este miércoles. "Lo cual no quiere decir que no tengamos eso en lo que están pensando todos los que están aquí presentes", dijo el candidato.

Con el rostro magullado y el semblante aún desencajado, Mariano Rajoy llegó al Palacio de Congresos de Coruña a la hora prevista. Fue el último en intervenir y no quiso que ninguno de sus antecesores hiciera ninguna mención al incidente que protagonizó unas horas antes. Solo un guiño inicial, al recordar las veces que se ha pateado Galicia pegando carteles para las campañas electorales. "Ahora también se pega. En Pontevedra mucho", dijo, sin dejar de sonreír.

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno ofreció el mejor mitin de la campaña en Coruña. No quiso mencionar a sus rivales, a los que ataca constantemente. "No voy a hablar de ellos porque, además, me aburren profundamente". Mariano Rajoy, que recibió un aluvión de mensajes de apoyo de todos los rincones de España, se mostró ante los más de 3.000 simpatizantes que le escuchaban "mucho mejor que hace cuatro años, más convencido, con más ganas, con más ilusión y más fuerza". Y lo dijo sin titubeos: "Necesito que me apoyéis para ganar las elecciones".

Entre medias, Rajoy colocó los mensajes que no pudo enseñar en el 'cara a cara' que tuvo con Pedro Sánchez. Habló a sus paisanos de la herencia recibida de Zapatero, de los 1.400 empleos diarios que se perdían en la España de 2011 y describió alguno de los logros del estado del bienestar español. "¿Que podemos tener un sistema de pensiones mejor? Sin duda. ¿Un sistema educativo mejor? Sin duda. Pero tenemos infraestructuras como nadie. ¿Quién tiene líneas de alta velocidad como las de España? ¿Quién? ¿Quién hace el Canal de Panamá? ¡Empresas españolas!".

A la salida del mitin, Rajoy solo se limitó a volver a repetir que se encontraba bien. "Ha sido un día muy completo. Informativamente habéis tenido de todo".