CORRUPCIÓN EN LA PREMIER

Cazan a Sam Allardyce ofreciendo 'apaños' en la Premier League a cambio de 400.000 libras

Reporteros de 'The Telegraph' graban con cámara oculta cómo el seleccionador inglés afirma que "no hay problema" para eludir las "ridículas" reglas de la FA que prohíben que los jugadores sean propiedad de empresas privadas.

Sam Allardyce, seleccionador inglés de fútbol.

Sam Allardyce, seleccionador inglés de fútbol. REUTERS

  1. Selección fútbol Inglaterra
  2. Corrupción
  3. Entrenadores

Sam Allardyce, flamante seleccionador inglés de fútbol, se aprovechó de su nueva posición para ofrecer sus servicios a empresas privadas. Antes incluso de estrenarse de facto en el cargo, Allardyce explicaba a cambio de medio millón de euros cómo eludir la estricta normativa de la federación inglesa (FA) en materia de participación de terceros actores en los fichajes de la Premier League, tal y como informa 'The Telegraph'.

El medio británico desvela con una cámara oculta -que llevaban los falsos hombres de negocios, en realidad reporteros, a los que se ofreció Allardyce- que el seleccionador acordó con ellos ayudarles a entrar en el lujoso mercado de la Premier -en el que se mueven mil millones de libras- a cambio de una comisión.

Allardyce, que percibe de la FA unos tres millones de euros al año (más bonus) como seleccionador de Inglaterra, le ofreció a los falsos empresarios viajar a Hong Kong y Singapur como embajador para explicarles cómo conseguir tener participaciones en los jugadores de la Premier para sacar beneficios con los cuantiosos traspasos de la competición.

La grabación culminaba una investigación de casi un años por parte de 'The Telegraph', que trataba de destapar la corrupción en el seno de la FA. En ella, Allardyce afirma a los falsos empresarios que "no hay problema" para eludir las "ridículas" reglas de la institución. "Hay ciertos agentes que lo hacen todo el tiempo. "Todavía se puede hacer. Quiero decir que, obviamente, el dinero de verdad está en esto".

La FA prohibió en 2008 que haya propietarios de jugadores ajenos a la Premier. Una norma que suscribió la FIFA el año pasado al considerar ilegales las terceras partes en los traspasos. En este caso, además, con el agravante de que el seleccionador nacional intermedia y pretende percibir una comisión de 400.000 libras.

Sam Allardyce evitó hacer declaraciones a 'The Telegraph', que ya ha anunciado que seguirá publicando el resultado de sus investigaciones durante los próximos días.