Eurocopa

Francia: la lista de la favorita convence pero sigue huérfana de Benzema

La convocatoria de Didier Deschamps ha sido continuista primando el físico en el medio y dejando abierto el debate para el puesto de 9.

Didier Deschamps, seleccionador francés.

Didier Deschamps, seleccionador francés.

  1. Francia
  2. Karim Benzema
  3. Didier Deschamps

Todos los focos estarán sobre los 23 nombres que ha proporcionado Didier Deschamps, una lista para dominar el continente. Las rencillas internas con el caso Benzema-Valbuena nos han permitido ver algunas fracturas tanto a nivel interno como en el juego. No irá Benzema pero no hay excusas para no exigir el título a la selección más completa del torneo. Lo tienen todo para ganar pero, ¿podrán con la presión? ¿Su juego encontrará la manera de no acordarse de Benzema?

Todo en orden en la portería

Hugo Lloris viene de hacer su mejor campaña. Por fin ha conseguido canalizar todos esos nervios que transmitía y ejercer de líder ordenando a su defensa. El meta y capitán del Tottenham ha dado el salto de madurez a tiempo para poder lidiar con la exigencia y el miedo escénico este verano. Los otros metas también son de garantías: Costil (Saint-Ettiene) y Mandanda (Marsella).

Galones para Varane

La zaga sufrió una baja significativa hace meses con la lesión de Kurt Zouma (Chelsea) pero Koscielny (Arsenal) está capacitado para ser el acompañante de Raphäel Varane (Real Madrid). Centrales con condiciones para jugar lejos de su portería y recuperar muy arriba, además de buenos pasadores. Se nota que el costado zurdo es el que más dudas deja con Evra (Juventus), titular, y Digne (PSG), en el banquillo, como laterales zurdos, por eso Didier Deschamps ha llamado a cuatro centrales que podrían actuar cerca de ese costado, los ya comentados Varane-Koscielny más Mathieu (Barcelona) y Mangala (Man City). La apuesta más personal de Deschamps es Mathieu, el barcelonista arriesgó de su lesión de menisco y ha conseguido llegar a tiempo.

Centrocampistas para una maratón

Es difícil recordar un centro del campo tan físico y, a su vez, tan técnico como Lass Diarra (Marsella) quien ha demostrado un gran nivel este año; Paul Pogba (Juventus) y Blaise Matuidi (PSG). Lass Diarra inicia y cubre las espaldas y los dos interiores tienen libertad y capacidad para dominar desde el medio a la portería rival. Para completar este espectáculo, Deschamps ha primado el físico sobre la técnica, de los suplentes sólo Cabaye (Crystal Palace) puede realizar un juego de posesión. Dos correcaminos como Kanté (Leicester) y Sissoko (Newcastle) han ganado el puesto a dos pasadores como Schneiderlin (Man United) y Rabiot (PSG). Sorprende que el plan B de Deschamps para el medio sea imponerse a base de robos y sacrificio.

El mejor ‘9’ que tienen lo verá desde casa

Parece normal que Deschamps haya apostado por apartar a Benzema para evitar disputas internas pero su puesto sigue sin un sustituto claro. Teóricamente Giroud (Arsenal) debe ser el elegido pero su mal final de temporada en cifras y juego ha abierto la puerta al debate con Gignac (Tigres). Dos delanteros distintos pero que aseguran juego de espaldas, peligro por arriba y capacidad para combinar con los habilidosos jugadores que tiene Francia en bandas.

Este dilema tiene un tercer miembro que partiendo desde derecha asumirá responsabilidades goleadoras: Antoine Griezmann (Atlético). En la otra banda se ha impuesto Anthony Martial (Man United). Dos jóvenes que están demostrando talento y mentalidad para tirar del carro en sus respectivos equipos. También han llegado a tiempo para pasar el corte las explosiones de Kingsley Coman (Bayern Múnich), un regateador nato, y Dimitri Payet (West Ham), un creador de juego con libertad desde la izquierda y posiblemente el jugador con mejor toque a balón parado esta temporada.

Griezmann es la mejor alternativa de Deschamps para Benzema.

Griezmann es la mejor alternativa de Deschamps para Benzema. Reuters

Fuera han quedado nombres que han firmado un gran año y podrían haber dado otros perfiles al combinado: como Kevin Gameiro (Sevilla), el punta francés que mejor ha rendido esta 2015/16, y la resurrección de Hatem Ben Arfa (Niza), pero Deschamps ha optado por proteger a sus delanteros de confianza: Giroud y Gignac.

Una lista que futbolísticamente no tiene ningún defecto irreversible que les quite la etiqueta de favoritos pero en lo anímico hay un déficit de capitán. Falta un líder que pueda lidiar con la presión y ejerza de veterano en una lista con muchos de los mejores jóvenes talentos del momento. Un factor decisivo según el ex seleccionador galo Raymond Doménech: “No veo a Francia ganando. Prefiero ser realista a decepcionarme. No hay líderes en el campo, hay muy buenos jugadores en equipo grandes –como Pogba o Griezmann- pero no se ve un líder claro. Deschamps es el líder del grupo, sí, pero no hay ninguno sobre el campo”.