Eurocopa

Bélgica: mucho talento arriba y dudas en el banquillo

La generación de oro del fútbol belga amenaza al continente en la Euro de este verano. Una lista llena de magia en la que se echa en falta a Kompany, ausente por lesión.

La selección de Bélgica celebra un gol contra Italia.

La selección de Bélgica celebra un gol contra Italia. Getty Images

  1. Bélgica
  2. Francia

Bélgica aspira a todo y para ello Marc Wilmots ha hecho pública una lista de 24 nombres –deberá descartar a uno- que impresiona. La mejor selección europea del Ránking Fifa atemoriza, aunque las dudas recaen sobre su seleccionador, quien no parece estar a la altura de este grupo, menos aun cuando los partidos necesitan un cambio de plan. Analizamos a los elegidos línea por línea:

Courtois y no hay más que hablar

Courtois es indiscutible. Su año en el Chelsea no ha sido extremadamente bueno, pero el meta belga sí ha rendido dentro del desconcierto que fue el club. Por potencial uno de los porteros a los que nos cansaremos de ver en los torneos de la próxima década. Ágil pese a su envergadura, dominador por arriba y con reflejos. Lo tiene todo. En el banquillo esperarán Mignolet (Liverpool), siempre dejando paradas increíbles y fallos incomprensibles; y Gillet (Mechelen).

La defensa sin el escudo

El año de Vincent Kompany ha sido gris pero su baja es dramática. Primero, por motivos futbolísticos: seguridad, buen trato de balón y agresividad para cubrir muchos metros tanto por delante de él como a su espalda. Lo segundo y no menos importante, porque Kompany representa la unión de vestuario entre flamencos y valones, un asunto que años atrás penalizó el clima del combinado nacional.

Wilmots que es un hombre de ideas fijas, ya ha señalado al joven Denayer (Manchester City – cedido al Galatasary) como sustituto al que ya utilizó en la fase de clasificación formando junto a Lombaerts. Lo cual deja a dos de los mejores centrales de la temporada y que comparten equipo como laterales: Alderweireld y Vertonghen. Una decisión extraña. La lástima para Wilmots es que las otras opciones para las bandas, Meunier (Brujas) y Jordan Lukaku (Oostende), llegan al torneo sin experiencia de primer nivel.

Son nueve convocados para cuatro plazas atrás, todo hace indicar que el descarte saldrá de esta línea. Engels (Brujas) o Boyata (Celtic).

El equilibrio de los elegidos

Una de las dudas que había era si Bélgica saldría con tres o con dos centrocampistas, pero viendo que Wilmots sólo ha llevado a cuatro hombres parece que se decantará por el 4-2-3-1. Nainggolan, que lleva un 2016 sensacional, es un fijo tras ser el repudiado para el último Mundial. El medio de la Roma es el hombre clave para que el equipo no se parta en dos: llegada, recorrido y capacidad de sacrificio.

El otro medio presuntamente titular es Witsel (Zenit), del agrado del técnico, quien le ha dado la batuta para organizar la selección. En el banquillo esperarán Fellaini (Manchester United) como recurso aéreo y Moussa Dembélé (Tottenham). Otro nombre cuya temporada ha sido sensacional, mejor que Witsel, y con mayor capacidad para robar el balón y tranquilizar el juego, pero que no cuenta con tanta confianza. También es significativa la ausencia de Sven Kums (Gante) con un perfil de juego más pausado para tranquilizar las posesiones y guardar el balón, lo cual nos da una idea de lo que quiere Wilmots.

Un ataque de videojuego

Son jóvenes, son muy buenos y tienen muchísima experiencia. Mandará Eden Hazard (Chelsea), brazalete incluido, quien se ha estado reservando todo el año para la Euro: cero goles en las primeras 33 jornadas de Premier, cuatro goles en los últimos cuatro partidos. Por dentro Kevin De Bruyne (Manchester City) conducirá, encontrará los espacios y dará dinamismo y gol. Y en caso de ver el 4-2-3-1, en la derecha hay más dudas: el año de Ferreira-Carrasco en el Atlético ha sido sensacional, pero Mertens (Nápoles) es otro de los fijos en la guardia pretoriana de Wilmots si juega con sólo dos medios. En cualquier caso más desborde y velocidad. Una terna para crear, asistir, marcar y dominar el balón.

Arriba Romelu Lukaku (Everton) es el '9'. Pura potencia, completo en el entendimiento del juego, muy técnico y casi imposible de detener cuando arranca. El mal año de Benteke (Liverpool) le ha asentado en el once, aunque ya sabemos que Wilmots es un fan declarado del delantero del Liverpool, más juego aéreo, más presencia en el área y libera más espacios para los talentos que jueguen detrás de él. Un duelo que está más igualado de lo que su rendimiento puede dar a entender. En el banquillo estarán Origi (Liverpool) a quien a buen seguro usará por su capacidad para jugar en derecha o con mucha movilidad arriba y Batshuayi (Marsella), quien parte como cuarta opción.

Convocatoria: 

Porteros: Thibaut Courtois (Chelsea), Jean-François Gillet (KV Mechelen), Simon Mignolet (Liverpool)

Defensores: Toby Alderweireld (Tottenham), Dedryck Boyata (Celtic), Jason Denayer (Galatasaray), Björn Engels (Brujas), Nicolas Lombaerts (Zenit), Jordan Lukaku (KV Oostende), Thomas Meunier (Bruja), Thomas Vermaelen (Barcelona), Jan Vertonghen (Tottenham).

Mediocampistas: Mousa Dembéle (Tottenham), Marouane Fellaini (Manchester United), Radja Nainggolan (AS Roma), Axel Witsel (Zenit).

Atacantes: Michy Batshuayi (Marseille), Christian Benteke (Liverpool), Yannick Carrasco (Atletico Madrid), Kevin De Bruyne (Manchester City), Eden Hazard (Chelsea), Romelu Lukaku (Everton), Dries Mertens (Napoli), Divock Origi (Liverpool).