La final de Milán

Una entrada, el mayor objeto de deseo en Madrid

Un boleto para la final de la Champions se ha convertido en el tesoro más codiciado en la ciudad. Real Madrid y Atlético se diferencian en la forma de repartirlas. En la reventa ya se pagan 15.000 euros.

Entrada para la final Real Madrid-Atlético de 2014.

Entrada para la final Real Madrid-Atlético de 2014. Getty

  1. Venta de entradas
  2. Champions League
  3. Real Madrid
  4. Atlético de Madrid
  5. Zinedine Zidane
  6. Diego Pablo Simeone

Cuando el 4 de mayo el Real Madrid eliminó al Manchester City y se confirmaba la final madrileña en Milán, comenzó a haber un objeto de deseo en la capital de España: un papelito, llamado entrada, que dé acceso al estadio el próximo 28 de mayo.

El estadio Giuseppe Meazza (ese es su nombre oficial) tiene un aforo de 81.000 espectadores, que se reducirán a 71.900 en la final por motivos de seguridad. Algo más del 50% del aforo (40.000 entradas) se reservó para las aficiones de los equipos finalistas, que estarán en los fondos. El 36% (26.900) son propiedad de la UEFA, que las repartirá entre las federaciones nacionales y sus patrocinadores. El resto (aproximadamente unas 6.000) serán para aficionados 'neutrales', que las compraron por Internet en marzo, cuando la competición estaba aun por su ronda de cuartos.

A pesar de que en San Siro caben 11.000 personas más de las que entraban en Da Luz, la UEFA solo dio 3.000 entradas más a los equipos respecto a la final de hace dos años. Ante la indignación de los clubes, no les quedó otra a Real Madrid y Atlético que aceptar las escasas entradas que le mandan y repartirlas, eso sí, de manera distinta. Si usted es de alguno de los equipos finalistas, sepa cómo puede conseguir la codiciada entrada.

Real Madrid: sorteo para socios, sin preferencias

El Real Madrid dispone de 19.550 localidades para la final de Champions. De esas, 16.350 (83,6%) son para el llamado Área Social, integrados por los socios y peñistas. El resto, 3.200, el club las reserva para directivos (160, a razón de diez entradas por directivo), componentes del primer equipo (800), veteranos del club (250), sección de fútbol (230), sección de baloncesto (100), Fundación Real Madrid (60), Área Vip (120), empleados (600), protocolo (280) y patrocinadores y spónsors (600).

Dentro del grupo de socios y las 16.350 entradas que les corresponden, también se dividen en cuatro categorías: 100 para los 100 socios más antiguos del Real Madrid, 80 para los socios con movilidad reducida, 1.000 para las peñas y 15.170 por sorteo.

Posición de la afición del Real Madrid en Milán.

Posición de la afición del Real Madrid en Milán.

El Real Madrid habilitó el viernes 6 de mayo a las 19:00 horas una oficina online de Atención al Socio, donde aquél madridista (socio) que quiera ir a la final tiene que inscribirse, antes de este jueves 12 a las 12:00 horas, y realizar su solicitud. Una solicitud engloba seis socios (seis carnets) y, en el momento de la solicitud, el sistema asignará automáticamente un número de referencia.

Una vez cerrado el plazo, si se supera el número de solicitudes respecto de entradas a la venta (15.170), como parece indicar, el Real Madrid realizará el método que habitualmente viene haciendo en las finales, ya sean de Europa o en España: un sorteo en el Santiago Bernabéu, previsto para el viernes 13, en el que se decide qué solicitudes (con ese número de referencia) son las agraciadas.

El último paso ya es la recogida de entradas. Aquí puede radicar una de las diferencias respecto a la final de Lisboa. Normalmente el Real Madrid habilita días en los que los afortunados pueden pasar por el Santiago Bernabéu a retirar las localidades. Este año puede ser diferente, ya que en los últimos partidos del equipo blanco a domicilio la afición tenía que recoger las entradas en la ciudad donde se jugara el partido.

Entradas nominativas y con varios requisitos

"Yo fui a Manchester y tuvimos que hacer colas de cinco horas en un hotel para recoger la entrada", nos cuenta Luis, un socio del Real Madrid. "Te daban una entrada con tu nombre. Además, nos pusieron una pulsera verde para asegurar que fueran nominales, de que entraba el titular de la entrada", añade. "Hubo empujones, algunos se encaraban con los de seguridad. Si para la final hacen esto, Milán puede ser un caos", aventura. Pero se muestra partidario de que se haga así: "Lo que hay que corregir es cómo se hizo, mejor organización. Espero que se repita esa forma de dar las entradas, porque así se evita la reventa".

Sin que los socios sepan aún al 100% que pasará, lo que sí hizo el Real Madrid fue anunciar que todos aquellos que tengan derecho a entrada tendrán que pasar por el Bernabéu pero, en vez de a recoger su entrada como en las últimas finales, a recibir "únicamente" el 'Voucher', que es un justificante de pago, que se tendrá que entregar el día que se recoja las entradas, que el club no especifica cuándo y dónde será.

Lo que sí recuerda el Real Madrid es que, para la retirada de las entradas en la ciudad de destino (dando a entender que habrá aficionados que tengan que recoger sus tickets en Milán), se requerirá la presentación física del Voucher y el DNI. Unido a todo esto, el Madrid también pone la condición de que si un socio solicita entrada, resulta agraciado y finalmente no la recoge, será sancionado con 10 euros y la prohibición de no poder participar en los sorteos del Real Madrid durante un año.

Entre los aficionados madridistas consultados hay de todo tipo. "El reparto del Madrid es mucho más justo, sabiendo que es imposible atender a todos los socios. De esta forma evitas pasar frío y hacer cola como hacen los socios del Atlético", nos responde Iván, socio desde hace 20 años. "Aquí todos tienen la misma oportunidad. Quizá el que haya tenido el abono de Champions debería tener algo más de prioridad", comenta Manuel.

Atlético de Madrid: cerrado a los más fieles

A diferencia de su rival, el Atlético de Madrid da prioridad a sus socios más antiguos y a los que durante esta temporada han tenido el Abono Total en el Vicente Calderón. No hacen sorteo, lo que conlleva un reparto más sencillo de comprender, pero también las colas que se están produciendo esta semana en el Vicente Calderón.

Al igual que el Madrid, el Atlético ha recibido 19.550 entradas. Éstas se dividen en dos grupos: 16.275 (83%) para los aficionados y 3.275 para el club. A diferencia del Real Madrid, el Atleti no especifica cómo se dividen las localidades reservadas para el club. Las 16.275 que se reparten entre la afición también se dividen: 950 son para las peñas que tiene en España y en el extranjero y el resto (15.325) para los socios del club, que solo podrán adquirir una por persona.

Posición de la afición del Atlético de Madrid

Posición de la afición del Atlético de Madrid

En este último grupo, son los socios abonados más antiguos (mínimo 25 años de socios) y aquellos que tienen el Abono Total los que parten con prioridad. En caso de que quedaran localidades disponibles, el siguiente grupo en prioridad sería el de los socios abonados con Abono de Liga y, por último, el de socios no abonados.

Para cumplir todas estas solicitudes, el Atlético de Madrid elaboró un calendario para la venta de las entradas, que va desde el pasado lunes 9 de mayo al próximo lunes 16. Como el precio de las entradas varían mucho, algunos aficionados se han quedado toda la madrugada haciendo cola para elegir cuál coger. Pero las entradas rojiblancas no son nominativas y, a diferencia del Real Madrid, no pasan ningún filtro. El socio va y recoge su entrada. Y esto ha provocado que ya funcione la reventa.

Bolígrafos a 1.500 euros

"Se venden dos bolis y regalan con ellos dos entradas para la final de Milán. Son de categoría 4, sector 315. El precio de cada boli es de 1500€". Este texto ya se puede leer en un conocido portal de anuncios, como en el que se vendía un calcetín por 1.000€. Claro, se regala entrada de Champions con la prenda. Y, eso, provoca ya la indignación de muchos aficionados y la división en la hinchada rojiblanca.

Oferta de reventa aparecida en la web

Oferta de reventa aparecida en la web

Cristina tiene ya el vuelo, pero le falta la entrada: "Soy socia no abonada y a mí no me corresponde entrada. Me parece justo que se premie la antigüedad y el abono total, pero las entradas deben ser nominativas. Si no pasa lo que ya ocurrió en Lisboa, que acaba yendo quien más dinero tiene". Cristina, si fuera del Madrid, entraría en el mencionado sorteo. "Me parece hasta bien [el método del Real Madrid] porque así te aseguras de que esa persona va a ir. Pero en el Atleti la compra una persona y luego la revende y no pasa nada".

Pero a David, que tiene el Abono Total, le parece justo. "Pagamos más que uno que tiene solo abono de Liga y en el Abono Total entra la Champions, la competición de la que disputamos la final". Belén piensa igual: "Esto premia el compromiso, tanto por la antigüedad como por el precio que el que tiene el Abono Total se deja". "No me parece del todo mal, salvo para la gente que no se pueda desplazar [no puede ir al Calderón], pero en ese caso lo negativo es mínimo porque sólo es una cuestión de precio", añade.

Precios oficiales: de 45 a 440 euros

En el Giuseppe Meazza habrá ocho tipos y precios de entradas, divididas en cuatro categorías, cada una de ellas con una parte de visibilidad reducida, ya que en el estadio de Inter y Milan hay algunos sectores que tienen algún tipo de obstáculo visual (como barandillas o mamparas de cristal). Los precios son iguales para el Real Madrid que para el Atlético.

La primera categoría es la más cara, llegando a los 440 euros (305 para visibilidad reducida). La segunda asciende a los 320 (220). 160 euros será lo que pagarán en aquellas entradas de tercera categoría (110) y, por último, 70 euros los que cojan localidades de cuarta categoría, las a priori peores en el estadio italiano (45 euros para visibilidad reducida).

A los que no puedan aspirar a todo esto, siempre les quedará la reventa. Además de los 1.500 euros que ofrecen seguidores del Atlético, también en otros portales de Internet se pueden comprar. En portales como Ticketbis se llega a ofrecer hasta 33.000 euros por una entrada, siendo la más barata de 1.500.

Otra opción es ir a Italia y buscar a seguidores que, confiados en que su equipo llegaría a la final, compraron el ticket en marzo. Sea en Madrid o en Milán, conseguir una entrada para la final es tener un tesoro en tus manos. Y dejarte, claro, parte de tus ahorros.