Cultura

El teatro crece en España por primera vez desde 2008

Danza y ópera siguen en caída, pero los espectáculos dramáticos pasaron en 2014 de 11,16 a 12,08 millones de espectadores.

Una escena de la obra La calma mágica, de Alfredo Sanzol

Una escena de la obra La calma mágica, de Alfredo Sanzol

  1. Teatro
  2. Danza
  3. Conciertos música
  4. SGAE

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) habla de un "punto de inflexión" aunque también llama a la "cautela". Su recién presentado Anuario 2015 -que recoge las cifras de espectadores y recaudación correspondientes a 2014- arroja un dato esperanzador: las artes escénicas crecieron en España en el último año. En concreto, registraron un aumento de 12,85 a 13,69 millones de espectadores, que generaron 211,5 millones de euros en las taquillas, casi 11 millones más que en 2013. 

Es la primera vez que los datos aumentan desde 2008, es decir, un volantazo en la tendencia negativa de los últimos cinco años, cuando la crisis comenzó a azotar a las artes escénicas.

Lírica residual

Sin embargo, el crecimiento no se ha dado en todos los géneros. De hecho, ha sido el teatro el que ha tirado del carro. Lo ha hecho con la fuerza que tiene en el conjunto de las artes escénicas (el 93,5% del total). El teatro y otras propuestas escénicas similares aumentaron de 11,16 a 12,08 millones de espectadores. El 1,61 millones restantes del total de las artes escénicas corresponde a danza (910.000 espectadores, poco menos que en 2013) y lírica, es decir, la ópera y zarzuela (unos 700.000, también en descenso).

No deja de ser curioso que el número de funciones teatrales fuera menor que en 2013 -hubo en total unas 900 menos en toda España- pero el número de espectadores creciera, lo que sólo puede explicarse con un aumento en la media de espectadores por espectáculo: ha habido un peso importante en las cifras de funciones grandes, pese a la pujanza de las salas con multiprogramación y los espacios alternativos.

Más discos

La música en vivo es otro de los sectores que sigue en caída, tanto la clásica como la popular. Pero también en el apartado musical se da una sorpresa positiva: las ventas de música grabada, que revierten la tendencia de los últimos años, que acumulaba un 56,2% de disminución.

Así, en pasaron de 119,8 millones en 2013 de euros a 149,9 en 2014, un salto de 30 millones pese al auge de las descargas en internet, que siguieron creciendo: 2.662 millones de descargas de archivos. De estos, sin embargo, sólo 157 millones fueron de pago, menos de los 193 del año anterior. 

El año 2014, explica en el anuario el presidente de la Fundación SGAE, Manuel Aguilar, "mostró en muchos de los ámbitos de la creación que aquí analizamos cambios en la tendencia recesiva experimentada desde el año 2008. Así, nos encontramos con incrementos en cuanto a público y recaudación en el teatro y en el cine, con mayores ventas en la música grabada y en el vídeo, y con mayores ingresos por publicidad en televisión y radio". Sin embargo, prosigue, "debemos tener en cuenta que son crecimientos leves, que esperamos sean la antesala para una nueva fase de crecimiento, pero que, por el momento, apenas recuperan una parte bien pequeña de todo lo perdido desde 2008".