Guerra civil española

“La guerra civil para jóvenes de Pérez-Reverte es acaramelada, un relato de Walt Disney”

El libro ilustrado del académico ya tiene contestación. La réplica se la dará el filósofo Carlos Fernández Liria con un libro gráficamente similar, que publicará Akal a finales de junio.

Una de las ilustraciones de Fernando Vicente para el libro de Pérez-Reverte.

Una de las ilustraciones de Fernando Vicente para el libro de Pérez-Reverte.

  1. Guerra civil española
  2. Arturo Pérez-Reverte
  3. Memoria Histórica

La adaptación al cómic de la obra de Paul Preston no será la última réplica a la divulgación del conflicto para los más jóvenes: a finales de junio, la editorial Akal pondrá en venta una contestación al de Arturo Pérez-Reverte publicado por Alfaguara hace unos meses. El filósofo Carlos Fernández Liria es el autor y David Ouro ilustra. “Gráficamente será un libro muy comparable, pero el tono del libro irá por otro lado. No será tan descafeinado”, explica Tomás Rodríguez, editor de Akal. “Lo de Reverte es un síntoma que debería hacernos saltar las alarmas”, añade.

El libro de Pérez-Reverte no miente, pero no es objetivo por todo lo que calla

Juan Pablo Fusi aclara que el propósito del historiador debe ser la precisión y la verdad, aunque sea en formato breve. El Premio Nacional de Historia, Roberto Fernández, cuenta que todos los ciudadanos tienen derecho a una verdad inalienable. Los historiadores reconstruyen los hechos con método, independencia y libertad, y reclaman la creación de un espíritu crítico común. Para todos, jóvenes y adultos. “La responsabilidad que tienes cuando haces un libro para jóvenes es muy grande, porque marcas la pauta con la que se asomarán al mundo”, cuenta el autor de la réplica y profesor. “El libro de Pérez-Reverte no miente, pero no es objetivo por todo lo que calla”, añade.

Pablo Iglesias junto a Fernández Liria, presentando el libro En defensa del populismo.

Pablo Iglesias junto a Fernández Liria, presentando el libro En defensa del populismo.

Al presentarse en sociedad La guerra civil contada a los jóvenes (Alfaguara) fue aplaudida por una aplastante mayoría de medios de comunicación, pero no por Fernández Liria (Zaragoza, 1959) ni por la novelista Belén Gopegui (Madrid, 1963), que llamó a su amigo para invitarle a escribir una contestación al autor de El capitán Alatriste.

Los silencios equidistantes

“La idea del libro me la dio Belén. Tras leerlo me pareció que no es un disparate de libro, pero es tan equidistante que olvida que la guerra fue provocada por un Golpe de Estado contra la voluntad popular. Eso cambia por completo el relato. Siempre caben relatos alternativos, pero la equidistancia tiene el inconveniente de parecer objetiva cuando no lo es. El resultado es que la guerra para jóvenes de Reverte es acaramelada, un relato de Walt Disney”, cuenta a este periódico el filósofo. “Belén no quiso hacer el libro conmigo porque es novelista y no historiadora”.

La mejor manera de denunciar la estafa de Pérez-Reverte es sacar el mismo libro, pero contándolo de otra manera

Fernández Liria explica que todo lo que no se dice, todo “eso que callas”, en realidad “es una mentira”. Tampoco él es historiador, como Pérez-Reverte o Gopegui, pero reconoce que se puso en contacto con asociaciones de Memoria Histórica para que le ayudaran en la documentación. Entre ellos, Emilio Silva. Están valorando un título: “La guerra civil sin cuentos”. “La mejor manera de denunciar la estafa de Pérez-Reverte es sacar el mismo libro, pero contándolo de otra manera. Él no mete la pata en errores, pero el nuestro también es verdad. Es una visión totalmente distinta, cuento lo que él no cuenta”, dice.

Arturo Pérez-Reverte durante la presentación de su libro.

Arturo Pérez-Reverte durante la presentación de su libro.

Le llama la atención cómo resolvió el académico el capítulo dedicado al final de la dictadura, en una página y con Juan Carlos como salvador de la democracia. “Es lo más escandaloso de todo”, dice. Asegura que dedicarán a ese momento cinco páginas en vez de una, que hablarán del papel del rey en el 23F y sobre la creación del bipartidismo en España (“Con mucho dinero extranjero”).

Respeto a los jóvenes

Explica que le gustaría tener un debate con Pérez-Reverte cuando el libro esté en la calle, aunque lo cree imposible. El libro será el doble de largo. “Los jóvenes no necesitan leer tan poco, tan poco, tan poco. Necesitamos explicarles bien las cosas”, cuenta el que fuera guionista de La bola de Cristal, en los años ochenta.

“Que los lectores sean jóvenes no quiere decir que sólo puedan escuchar discursos blandos y cuentos de hadas. Los jóvenes pueden reflexionar como los adultos y después hacerse cargo de mensajes políticos muy realistas”, añade. “Se puede hablar a los jóvenes respetándoles. Eso hicimos con La bola de Cristal y tengo alumnos nacidos en los noventa que saben qué es, porque lo ven en internet”.