El Español
Vivir
|
GastroGalicia

Thelma: la "comida sin rollos, pero con rollazo" que triunfa en Cambados

Este emblemático local familiar vio renovada su carta e imagen con la entrada en juego de una tercera generación. Ahora ofrecen una variedad de desayunos y comidas bajo el concepto del "street food", también con opciones veganas y sin gluten
Equipo de Thelma Cambados.
Cedida
Equipo de Thelma Cambados.
Ofrecido por:

La historia de Thelma en Cambados se remonta hasta la década de los años sesenta, cuando la primera generación de esta familia de emprendedores construyó un edificio en la Rúa Ourense y cedió el bajo para la creación de este establecimiento hostelero. "En un principio mi abuelo quería montar aquí su taller de zapatero. Él también se dedicaba a la confección de trajes de neopreno, que en aquella época no era muy habitual", relata Sara Prego, quien a día de hoy dirige el negocio junto a sus padres, Luis e Isabel. "Al cabo de unos años, mi abuelo decidió coger el local, se enfrascó en el proyecto y mi padre ya creció con el", añade.    

Con el paso del tiempo, el Thelma terminó por convertirse en un auténtico lugar de referencia en el municipio. El punto de inflexión para el local y también para Sara llegaría tras el estallido de la pandemia. En aquel momento, Prego, que había estudiado dirección hotelera, tenía sobre la mesa una oferta para dirigir un hotel en Mallorca. "Con la pandemia el hotel no iba a abrir. Yo estaba en ERTE y era todo una incertidumbre. Ese verano me vine para aquí y fue cuando empezaron a surgirme ideas", admite Sara. 

Así, el Thelma renovó su carta e imagen hasta posicionarse como un espacio abierto a todos los públicos y paladares. También a las mascotas, ya que el local abandera una filosofía pet friendly. En la actualidad, la oferta del establecimiento se centra en el concepto del street food, con una amplia variedad que abarca desde los desayunos a las comidas o cenas. El recetario de elaboraciones incluye opciones veganas, vegetarianas y sin gluten, además de apostar por introducir productos de mayor calidad y proximidad.

Una carta adaptada a los nuevos tiempos

Hamburguesa y tacos de Thelma. Foto: Cedida

Uno de los primeros cambios en la carta de Thelma se centró en la sección de hamburguesas: "teníamos las clásicas, pero queríamos ir un poco más allá (...) Ahora compramos la carne picada a una carnicería de la zona que sabemos que el producto es de buena calidad, y después hacemos nosotros la elaboración", asegura Sara. En total, una quincena de burguers ―y otros tantos bocadillos y hot dogsque van desde las combinaciones más tradicionales a los sabores más atrevidos. Un ejemplo es la Riquiña 2.0, una burguer de ternera en pan artesano con pancenta, queso de San Simón, salsa de churrasco y aros de pimiento frito; o la Crispy Veggie, rebozada en corn flakes, con guacamole, tomate y cebolla roja. 

En lo que respecta a la cocina más callejera del local, el recetario para las comidas y cenas se completa con una selección de entrantes (ideales para compartir), como los fingers de pollo,  crujientes veganos, nachetes o el boniato frito, entre otros. Los burritos, quesadillas y tacos ponen la nota mexicana (y picante) a la carta, mientras que los bowls o las ensaladas son los favoritos de aquellos gourmets que buscan las opciones más saludables. "En toda la carta tenemos opciones veganas, vegetarianas y sin gluten", aclara la propietaria. Con esta renovada e inclusiva apuesta, el Thelma acerca a su clientela una oferta tan variada, deleitable y sugerente que esa diversidad se ha visto reflejada en el perfil de usuarios que llegan hasta sus puertas. Familias, adultos, mayores, jóvenes o niños… "el Thelma es un sitio para todos". Incluso a domicilio, ya que desde el local realizan repartos los fines de semana por las zonas de Cambados, San Miguel y Barrantes.

Opciones de desayuno de Thelma. Foto: Cedida

Pero sin lugar a dudas, una de las transformaciones que más éxito han tenido en este local cambadés ha sido la implantación de los desayunos. "Empezamos con las míticas tostas de agucate, hasta que en febrero de 2021 decidimos incorporar las tortitas", explica Sara. "Aquello fue todo un boom", reconoce. En esta primera sección del día, las alternativas dulces y saladas se cuentan por decenas, desde las tostas o tortitas, a las french toasts, huevos revueltos, bagels o bowls; todos ellos de múltiples sabores y combinaciones. "Todo está riquísimo, pero es que además nos esmeramos mucho con cada presentación", declara la propietaria. La carta de desayunos se complementa con una pequeña selección de zumos,  kombuchas, cafés, infusiones y deliciosos batidos. Además, los sábados y domingos, desde Thelma abren la opción de crear packs de desayuno para envíos.

En el horizonte del Thelma

A pesar de los cambios de los últimos meses, Sara Prego nos confiesa que en el horizonte de Thelma está el seguir evolucionando y mejorando. "Somos muy culos inquietos", bromea. "Ahora tenemos una carta para sacar, pero estamos pendientes de un pequeño cambio de look en el local". Aunque no tienen todavía una fecha definitiva para la puesta a punto en la estética del local, desde el equipo esperan que esté terminada antes de verano, y con ella también las novedades.  

https://www.instagram.com/thelmacambados/

 De hecho, una de estas primicias tiene que ver con los cócteles. "Estamos en formación. No somos expertos cocteleros, pero a mí me encanta ese mundo y el mundo barista", afirma Sara. "Nos gustaría seguir por esa línea y ampliar la carta de cócteles para que sea una opción antes o después de las cenas", agrega. También, otra de las sorpresas de cara a la temporada estival la daban a conocer en sus redes sociales hace apenas unas semanas: la asociación con La Menorquina para ofertar unos helados artesanales hechos a base de producto nacional. Ahora bien, lo que es seguro es que desde el Thelma quieren seguir sorprendiendo a su clientela y convertir el espacio en un lugar en el que todos puedan ser bienvenidos.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir