El Español
Vivir
|
Moda

La gallega que soñó bolsos de papel lanza una nueva colección de accesorios sostenibles

Tras el éxito de ‘Mil Hojas’, la diseñadora Bárbara Martínez Avilés ha creado ‘Zero’: cuatro modelos de bolsos y carteras fabricados a mano con un material ecológico a base de pulpa de celulosa
Nueva colección Zero de la firma gallega Melena de Papel.
Cedida
Nueva colección Zero de la firma gallega Melena de Papel.

Desde que Melena de Papel vio la luz en junio de 2020 las creaciones de Bárbara Martínez Avilés ha seguido fiel a su esencia. Con la sostenibilidad y los materiales reciclados como estandarte de sus creaciones, la diseñadora canguesa presenta una nueva colección con el foco puesto en los mismos valores que dieron lugar a Mil Hojas, la primera colección de este original proyecto.

"Todavía estábamos en el proceso creativo para la colección Mil Hojas cuando descubrí una nueva posibilidad. Apareció uno de esos días en los que trabajas a horas intempestivas, buceando por internet. Cuando abrí la ficha técnica no lo podía creer: siguiendo la línea del papel encontré un material ecológico hecho de pulpa de celulosa, lavable, que se puede coser, incluso planchar. ¡Y era papel! ¡Fue un flechazo!", cuenta la diseñadora sobre su nuevo proceso creativo.

A diferencia de la colección Mil Hojas, que es un producto personalizado, que tiene un tiempo de ejecución, la colección Zero ya dispone de diseño y de un pequeño stock para que el cliente en 24/48hrs lo tenga en casa. La nueva colección Zero se compone de dos modelos: el grande "Zero", que es el que le da el nombre a la colección, un bolso con doble asa, para llevar de mano o en el hombro y el modelo "Kero" una cartera de mano con tarjetero interior, ambos están disponibles en color negro o craft.

La diseñadora canguesa Bárbara Martínez Avilés.

Material duro y resistente

Según explica Bárbara, el aspecto y el tacto del nuevo material se podría decir que es muy similar al cuero, ya que es un material duro, y resistente. El cuanto a la técnica de elaboración la diseñadora canguesa cuenta que tuvo que adaptar su maquinaria para poder darles vida. "La máquina necesita bastante fuerza para poder coserlo y tuvimos que tirar de maquinaria más precisa. Esta fibra vegetal, a priori es acartonada lo que dificulta mucho su manipulación, entonces lo que hacemos antes de coser es ablandarlo, lo humedecemos antes de coserlo", cuenta Martínez Avilés.

"A diferencia del cuero, es un producto ultra ligero, y respetuoso con los animales. Contiene pequeñas arrugas que se irán acentuando más con su uso y que le reforzarán todavía más su carácter", añade.

La sostenibilidad, base del proyecto

La sostenibilidad en el mundo empresarial se ha convertido en una cuestión de la que ya nadie es ajeno. Las compañías, grandes y pequeñas, tienen en cuenta el impacto de su actividad en el medioambiente y la gran mayoría tratan de paliar los posibles efectos adversos de su negocio con planes de RSC. En Melena de Papel, cuya base es la utilización de materiales reciclados, la sostenibilidad conforma directamente el germen del proyecto.

"Tenía en mi cabeza muy claro lo que quería y no paré hasta conseguirlo. Trabajamos muy duro para mejorar día a día, porque creemos que todavía se puede hacer mejor. Y más nos vale, por nosotros y por el planeta", dice la creadora de Melena de Papel.

Según cuenta Bárbara Martínez Avilés, el nuevo material posee una certificación 100% FSC y OEKO TEX "garantizando así que el producto provenga de bosques gestionados de manera responsable y también que está libre de sustancias nocivas para nuestra piel. De hecho, estuvimos mucho tiempo buscando un material que reuniera las mejores condiciones de sostenibilidad y belleza", concluye la diseñadora.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir