El Español
Quincemil
Vivir

'El Gallego', el 'showman' de Ourense: "Puede parecer que estoy 'colgao' pero soy normal"

Tiene 30 años y dos carreras universitarias y su objetivo es hacer reír a los demás metiéndose de lleno en los personajes que interpreta. Cuando se disfrazó de pescador llegó a estar con la caña más de cuatro horas. Esta es la historia del ourensano más cómico
"El Gallego" en diferentes "performances".
Cedida
"El Gallego" en diferentes "performances".
Ofrecido por:

Antes de la pandemia, un joven Ourensano de 30 años de edad-que prefiere preservar sus datos personales-, y graduado en dos carreras -Criminología por la USC y Educación Social por la UVigo- se lanzó a hacer algo para lo que, reconoce, siempre había tenido muchas ganas: Crear contenido en redes. Recuerda que, hablando con sus amigos, todos coincidieron en la idea de crear un personaje: "De forma aleatoria surgió el pescador", cuenta "El gallego", que así se ha bautizado ahora -y así se puede buscar en redes sociales-. "Surgió de esta manera porque era algo rocambolesco: No tiene sentido un pescador, por ejemplo, en una biblioteca", añade.

Si hay algo que caracteriza a Ourense y a su provincia es el Entroido. Y, del mismo modo, si hay algo que caracteriza a esta fiesta es, precisamente, el modo de entroidar. Y es que los ourensanos no se ponen un disfraz, sino que lo viven, y esto es, precisamente, lo que hizo "El Gallego" con el pescador: "Estuve en distintas fuentes de Vigo, en Santiago y en Coruña. En Plaza América me pasé cuatro horas 'pescando'", subraya el showman. "La gente sabe que allí no hay peces, pero pensaba que estaba pescando de verdad. Como iba con el atuendo profesional y no me río cuando interpreto porque me imagino que estoy pescando... Alguno, cuando me ve al principio, se ríe, pero luego, cuando comprueba que estoy en serio, pues va pensando que yo mismo estoy en serio y le cambia la cara y piensa '¿este está chalado o es una performance'?", añade.

La pandemia interrumpió la faceta más divertida de "El Gallego", que reconoce que adora los carnavales y que invierte mucho dinero en disfraces: "Yo no me gasto 30 euros en un disfraz, me gasto más", subraya. Pero, en septiembre de este año y aprovechando todos los que tenía en casa, decidió volver a la carga: "Tengo un disfraz de gorila en casa y se me dio por aprovecharlo. Hice tres apariciones de gorila, cada día con una ropa diferente. Fui solo por Ourense, pero la gente me empezó a grabar y se viralizó en Tik Tok", recuerda el ourensano. "Yo no tenía esta red social, pero como vi que tuvo éxito y a mí me divertía mucho hacer esto, sobre todo, por ver reír a la gente, me hice mi propia cuenta", añade.

"El Gallego" tomando el sol en plena Praza Maior ourensana. Foto: Cedida

La creación de varios personajes

Después del éxito del ciudadano gorila, este ourensano decidió seguir creando contenido valiéndose, para ello, de distintos personajes -no solo del pescador-. Se bautizó, oficialmente, como "El Gallego" tras un viaje a Sevilla: "Estuve allí en una boda y un amigo me metió en el traje de Spiderman. Y la gente de allí al escucharme hablar decía 'este chico es gallego'. Y se me quedó el mote", cuenta.

Este criminólogo y educador social reconoce que tiene "poca vergüenza" pero que "alguna tiene" aunque resulte difícil de creer. "Puede parecer que estoy 'colgao' pero no, solo estoy interpretando. Soy normal", dice con cierta retranca. "Siempre me gustó hacer cosas graciosas con mis amigos. Ya hacíamos algunos vídeos. Ya sabes, siempre he sido el gracioso del grupo", añade.

"Siempre he sido el gracioso del grupo"

Desde que explota su faceta más cómica, "El Gallego" siempre ha tenido respuestas "positivas" por parte de sus espectadores fortuitos: "Se ríen. A la gente le suele hacer ilusión. Me escriben, incluso, por privado, para darme las gracias", cuenta. "El otro día me escribió una chica que estaba en la biblioteca de la UVigo. Me contó que se encontraba un poco mal y agobiada por los exámenes y que la actuación le alegró el día y le ayudó a ver las cosas de otra manera. Al final, esto rompe un poco los esquemas y creo que todos necesitamos algo así. Sobre todo, la gente que está en exámenes. Necesita un respiro porque es una situación bastante agobiante", añade.

Un baño en "La Conchi" de la USC

En sus interpretaciones, el ourensano se cuida mucho de no transgredir las normas. Cuenta que, cuando se introdujo en la biblioteca Concepción Arenal de la USC -conocida popularmente como "La Conchi"- para darse un baño en la fuente, fue visto por una interventora que, según cuenta el showman, "se echó a reír" y los de la entrada, que tuvieron la misma reacción: "Yo nunca tuve ningún problema", sentencia. "Sí me paró la policía un montón de veces para identificarme, pero siempre con buenas palabras", añade.

"La policía me paró un montón de veces para identificarme, pero siempre con buenas palabras"

La familia de "El Gallego" también le apoya en sus performances. "Les gusta. A mis abuelos, sobre todo, a mi abuela, le comento los vídeos que voy a hacer. Les gusta y les hace gracia", explica el creador de contenido. "También se sienten orgullosos cuando me entrevistan. De repente ven a su nieto ahí, ¡imagínate!", añade.

En su trabajo, los compañeros de este ourensano -que ya se ha vestido, además de pescador y gorila, de Grinch, de Papá Noel, de buzo o de Batman- también son conocedores de sus aventuras: "También les hace gracia y están pendientes de que suba vídeos. Los que no tienen redes sociales le preguntan a los que sí las tienen para ver si hay nuevas publicaciones", dice, entre risas, "El Gallego".

El showman ourensano no descarta pasarse por Vigo próximamente: "A ver si tengo tiempo de hacer algo por las luces. ¡Es que tengo tantos frentes abiertos!", confiesa. "Pero sí. Confío en poder hacer algo en Vigo, que tengo ganas", añade. Su objetivo no es otro que el de "divertirme sin pasar el límite e intentar llegar al máximo número de personas en redes sociales, pero también en directo. Yo esto lo hago sin meditarlo y sin planificarlo, lo hago porque me gusta. El otro día, por ejemplo, me cogí un tren y me fui a Santiago yo solo".

TEMAS:
Vivir