El Español
Economía
|
Emprendedores

Ponle Cara al Turismo: reinvención constante "por y para" Galicia

La empresa de Alexandra Touza cree en otras formas de viajar. Uno de sus últimos proyectos, "Cuentos con valores", se dirige a los niños para demostrar que el turismo es también una herramienta educativa
Alexandra Touza, creadora de Ponle Cara al Turismo
Alexandra Touza, creadora de Ponle Cara al Turismo
Ofrecido por:

Cuando se visita un país, lo típico es organizar el viaje conforme se puedan ver todos los puntos turísticos de referencia. El museo de turno, el monumento X, la fuente donde pedir deseos. ¿Pero de este modo se conoce de verdad ese destino? ¿Esa ciudad es algo más que el escenario de pega de unas vacaciones?

Para descubrir bien un sitio es necesario salir del hotel. Alexandra Touza, CEO de Ponle Cara al Turismo, siempre tuvo clara esa visión. De ahí surgió el nombre de la empresa: "Queríamos ponerle cara, nombre y apellidos a las personas que viven y trabajan en el territorio. Creemos que sus historias nos motivan y nos emocionan. Cuando llegamos a un destino, muchas veces desconocemos a las personas de allí".

Con ese ánimo de humanizar los viajes, de acercar Galicia (su tierra) a los turistas, Touza emprendió la aventura de Ponle Cara al Turismo en el año 2010. Acababa de perder su anterior empleo y vivía en Pobra do Caramiñal, aunque es viguesa y tiene raíces holandesas. Sintió que aquello era una señal para dar el paso: "Quería ser mi propia jefa". Así conformó un negocio que se asienta en tres ramas de actuación: trabajan de guías turísticas oficiales, hacen formaciones homologadas y ofrecen servicios de consultoría y creación de proyectos de dinamización territorial.

Inspiración con nombre de mujer

Alexandra Touza empezó sola la andadura empresarial; hoy trabaja junto a su socia, Sonia Márquez. Desde el primer momento implantaron una forma de turismo creativo que acercara a los viajeros a la comunidad local. El ejemplo perfecto lo tenían muy presente en la figura de Carmiña, una mujer que siempre les abría las puertas de su casa para contarles su historia mientras cocinaba.

Cuando los turistas se acercaban a casa de Carmiña y contemplaban cómo preparaba en directo una gran empanada de zamburiñas, "alucinaban". Touza quiso escogerla como imagen de la marca, como homenaje y guiño a ella, que con 86 años continúa al pie del cañón.

Desde Ponle Cara al Turismo han diseñado experiencias parecidas que facilitan la integración de la gente de fuera en Galicia. Por ejemplo, la Ruta Agrolimentaria, donde visitan una explotación ganadera y otras fábricas de productos gallegos, o la Ruta Sefardí, que enseña Ribadavia a través de su historia con la comunidad judía.

Cuentos con valores para los más pequeños

Ribadavia y la comunidad judía es una de esas historias que Galicia esconde y pocas veces se ha contado. En esa localidad orensana, tres hermanas ayudaron a escapar a Portugal a cientos de judíos en la Segunda Guerra Mundial: las hermanas Touza. Aunque comparten apellido con la gerente de Ponle Cara al Turismo, no son familia directa, pero sí existe un vínculo emocional. El padre de Alexandra es de Ribadavia y su abuelo, quien todavía vive, fue uno de los supervivientes de Auschwitz.

Portada de uno de los cuentos creados por Ponle Cara al Turismo

Esta historia se recoge en el proyecto "Cuentos con valores", promovido por Ponle Cara al Turismo y que cuenta con el apoyo de diferentes instituciones, como la Xunta de Galicia. Dentro de esta iniciativa ya se han creado otros tres libros: Mari Carme, muller atlántica; Marina la pescadera y el último, presentado este mes, Xela a redeira.

Aunque no todas están basadas en personas reales, como las hermanas Touza o Mari Carmen (madre de una de las compañeras de la empresa y que trabaja de mariscadora en Muros), las historias se inspiran en realidades más que auténticas y conocidas. Con estos cuentos se pretende hablar de economía, de territorio, de emprendimiento, de proyectos sociales, siempre desde el empoderamiento de las propias mujeres, las protagonistas.

El último cuento de Ponle Cara al Turismo se realizó en colaboración con la Federación Galega de Redeiras Artesás

El motivo de dirigir estos cuentos "turísticos, creativos y territoriales" a los niños no es casualidad. Como explica Alexandra Touza, "el turismo no es solo un aspecto de ocio, también sirve como herramienta de educación, de concienciación y sensibilización". La empresaria describe la necesidad de enseñar a los más pequeños esas profesiones autóctonas para que no se centren solo en "cantantes, futbolistas y youtubers".

Las copias del último cuento editado, Xela a redeira, se repartirán por los colegios de Galicia a partir de septiembre. No será el fin del proyecto: Touza avanza que quedan todavía muchas historias por contar, esta vez centradas en las mujeres del rural gallego.

La tendencia del turismo responsable

El coronavirus aceleró dinámicas que avanzaban lentamente en nuestra sociedad. La moda del turismo local es una de ellas. Alexandra Touza señala la popularidad creciente del turismo regenerativo, que se centra en "la propia persona, en reconectarse con uno mismo, con el territorio y con la comunidad".

Pero este tipo de turismo debe ir acompañado de una conciencia por parte de los viajeros. Touza cree que para viajar de forma sostenible es importante contribuir al comercio local y "no degradar el patrimonio material e inmaterial de la zona". En definitiva, "no hacer lo que no te gustaría que se hiciese en tu propio territorio".

A veces hace falta estar lejos para valorar nuestra tierra. Alexandra Touza, que ha trabajado fuera, sostiene su ilusión por seguir creando proyectos "por y para Galicia". No duda ni un segundo cuando afirma que "aún hay mucho por hacer aquí".

¡Síguenos en Facebook!
Economía