El Español
Cultura
|
Exposiciones

Medio siglo del Belén electrónico de Begonte (Lugo), todo un emblema navideño en Galicia

El montaje navideño se exhibe en la localidad desde 1972, con piezas artesanales que se renuevan cada año y mecanismos electrónicos que permiten dar vida a un sinfín de oficios o escenas tradicionales de Galicia
Primer plano del pesebre del Belén de Begonte.
O Belén de Begonte
Primer plano del pesebre del Belén de Begonte.

En las Rías Baixas, las once millones de luces de Vigo conforman uno de los símbolos más característicos de la Navidad en Galicia, aunque no se trata del único. Otro de los emblemas navideños por excelencia nos traslada hasta la ciudad lucense de Begonte, donde un Belén electrónico y tradicional se exhibe de modo ininterrumpido desde 1972. De hecho, en el año 2014 fue declarada Fiesta de Interés Turístico de Galicia. Esta cuidada representación en movimiento del nacimiento de Jesús, que atesora ya medio siglo de historia a sus espaldas, fue fundada por el sacerdote José Domínguez Guizán y el artesano José Rodríguez Varela, hijo predilecto a título póstumo del concello. 

Con el tiempo, el Belén electrónico de Begonte se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos de la localidad, recibiendo cerca de 40.000 visitantes al año en el Centro Cultural José Domínguez Guzmán. El Belén de Begonte se inaugura el primer sábado de diciembre y puede ser visitado hasta el último sábado de enero. La singularidad de este montaje navideño reside en su propia creación: hecho a base de piezas artesanales y mecanismos electrónicos que permiten el movimiento de cada una de las piezas, que se renuevan cada año y representan un sinfín de oficios y escenas tradicionales de la comarca da Terra Chá.

Los entresijos del Belén de Begonte

El Belén lucense ocupa una superficie aproximada de 150 metros cuadrados y está  compuesto por más de 150 figuras artesanales, de las cuales casi medio centenar son móviles. En suma, todas ellas conforman una escena de Belén tradicional gallego en la que los labregos cultivan la tierra, los pastores atienden al ganado y los soldadores de Herodes patrullan las murallas del castillo, entre otras imágenes clásicas y cotidianas. Además, el Belén electrónico de Begonte no sólo configura personajes con vida propia, sino que en su conjunto es capaz de reproducir las estaciones del año, los cambios de tiempo e incluso las variaciones entre el día y la noche

Hablamos de un curioso recorrido a través del tiempo, acompañado de música y efectos especiales que suelen realizarse de forma programada, en varias sesiones a lo largo de la jornada, para que los visitantes no se pierdan ningún detalle. Cabe destacar que en la sala anexa se encuentra el Museo do Belén, que cada edición incorpora los edificios, piezas y grupos animados que son renovados en la instalación principal. En esta sala también se puede observar el primer mecanismo que movía el belén los primeros años, entre 1971 y 1973

Si bien la exposición puede ser visitada en cualquier fecha hasta su clausura, se recomienda reservar asistencia en la web oficial de O Belén de Begonte con un día de antelación como mínimo. Las reservas hechas a través de dicha plataforma tendrán prioridad para acceder a la sala principal, en tanto que el resto de plazas libres podrán ser cubiertas por personas sin reserva siempre y cuando se respeten los aforos establecidos. En función del calendario de años anteriores, los horarios para las visitas serán de 11:00 a 13:00 horas y de 15:00 a 19:00 los sábados, domingos y festivos hasta el 23 de diciembre y a partir del 7 enero; mientras que el resto de fechas durante las fiestas el centro cultural abrirá sus puertas todos los días de la semana en los mismos horarios.   

Y más allá del montaje navideño, el concello también presenta un amplio programa paralelo de actividades culturales relacionadas con la Navidad, que incluye la convocatoria de concursos tanto de poesía como arte, periodismo y dibujo infantil. Por estos certámenes literarios han pasado grandes nombres de las letras en Galicia, del mismo modo que figuras públicas destacadas han sido las encargadas de realizar el pregón popular, y que en la anterior edición estuvo a cargo del obispo de Mondoñedo-Ferrol, Fernando García Cadiñanos.

De Lugo al Vaticano

Delegación begontesa que se reunió con el Papa en el Vaticano. Foto: Diócesis de Mondoñedo-Ferrol

Un viaje de Lugo al Vaticano para celebrar medio siglo del Belén electrónico de Begonte. Y es que a principios del mes de noviembre, una delegación municipal compuesta por José Ulla Rocha y Luis Luaña, alcalde y teniente de alcalde, se trasladó hasta la ciudad italiana para informar al pontífice del aniversario de este tradicional emblema gallego de la Navidad. Ambos representantes gallegos aprovecharon la ocasión para invitar al Papa Francisco a visitar en persona el Belén de Begonte así como para hacer entrega de diverso material divulgativo sobre la historia y significado de esta ya consolidada tradición popular.

En el marco de las recepciones habituales en el Vaticano, el regidor begonteño también obsequió al Papa con una escultura tallada en madera por el artista lucense Césa Lorenzana: una detallada representación de unas botas de peregrino que son el "símbolo de todos los caminos de Begonte que conducen a Belén". Dicha escultura constituye además una maqueta reducida de uno de los monumentos que serán instalados en las distintas parroquias del municipio, en este caso concreto en las proximidades del centro cultural que acoge la representación navideña, en la conocida plaza Irmáns Domínguez Guizán.  

¡Síguenos en Facebook!
Cultura