El Español
Cultura

Francisco Franco fue Doctor Honoris Causa de Ciencias por la Universidade de Santiago

El dictador recibió este reconocimiento -que le fue retirado en 2006- en 1965 por "restaurar el biologismo natural de nuestra patria" con la Guerra Civil
Francisco Franco recibiendo el título de Doctor Honoris Causa en la USC.
Francisco Franco recibiendo el título de Doctor Honoris Causa en la USC.
Ofrecido por:

La Universidade de Santiago de Compostela (USC) cuenta entre sus Doctores Honoris Causa con nombres de la talla de Severo Ochoa, Isaac Díaz Pardo, Camilo José Cela, Gonzalo Torrente Ballester o Álvaro Cunqueiro. Sin embargo, durante décadas compartieron lista con un doctor de excepción: Francisco Franco.

El dictador ostentó durante más de cuarenta años este título, que le fue entregado por la Facultad de Ciencias en 1965 al interpretar la Guerra Civil como "una experiencia científica biológica" con la que se consiguió "restaurar el biologismo normal de nuestra patria".

No fue hasta 2006 cuando se le retiró esta distinción, toda vez que la decisión de concederla "fue tomada sin tener autonomía la universidad" y Franco "no reunía los méritos académicos".

Concesión del título

El elogio del decano de la Facultad de Ciencias de la USC a Franco (Arquivo de Galicia).

La iniciativa de entregar el título de Doctor Honoris Causa a Francisco Franco partió de la Facultad de Ciencias en septiembre de 1964, cuando su Junta aprobó por unanimidad esta propuesta y se la trasladó a la Junta de Gobierno de la USC, que también le dio su visto bueno.

El Ministerio de Educación Nacional, al que elevaron esta propuesta, accedió de buen grado, pero el dictador no recibiría su título hasta el 27 de julio de 1965, a escasas jornadas del Día de Galicia y en pleno Año Santo Xacobeo.

En la propia argumentación para concederle el Doctor Honoris Causa por Ciencias a Franco se hace referencia a los tres requisitos fundamentales para obtener tan reconocimiento: "sus méritos, sus enseñanzas y sus obras".

El elogio del decano de la Facultad de Ciencias de la USC a Franco (Arquivo de Galicia).

"Consecuente con ello, yo equiparo las obras, las enseñanzas y los méritos de nuestro ilustre doctorando como una experiencia científica biológica mediante la cual consiguió restaurar el biologismo de nuestra patria", aseguraba en su discurso el entonces decano de la Facultad de Ciencias, Luis Iglesias Iglesias.

Y es que, según su relato, "la vida de la patria venía siendo alterada por los regímenes políticos instaurados por los años 31 a 36". Asimismo, interpreta que Franco "dirigió a un equipo de colaboradores, como debe hacerse en todo trabajo científico de gran trascendencia".

"Dirigiendo este equipo fue, con un tesón, con una firmeza y, sobre todo, con una fe inquebrantable, recuperando paso a paso el territorio nacional y devolviéndole sus características biológicas ancestrales, tanto en el terreno material como en el espiritual", prosigue.

El elogio del decano de la Facultad de Ciencias de la USC a Franco (Arquivo de Galicia).

De este modo, "todo ese conjunto de actuaciones y resultados constituyen su mérito, su enseñanza y su obra", por lo que, en suma, la Guerra Civil es "la tesis doctoral del nuevo Doctor, que está escrita en el gran libro de la historia con los caracteres indelebles de los hechos realizados y de los efectos conseguidos".

"Nada tiene de particular que con tal tesis y semejante conclusión se juzgue al nuevo doctorando con la máxima calificación, 'Sobresaliente cum laude'", concluía el discurso.

Posteriormente, el entonces rector de la USC, Ángel Jorge Echeverri, le entregó al dictador la toga, la muceta y el título que correspondían al título recién obtenido.

Retirada del título

El elogio del decano de la Facultad de Ciencias de la USC a Franco (Arquivo de Galicia).

A pesar de que en el acto de entrega le desearon a Franco "la integridad física y psíquica necesarias para seguir dirigiendo y supervisando aquel experimento científico", el dictador falleció en 1975. Sin embargo, hasta 2006 no perdería su distinción de Doctor Honoris Causa.

Fue entonces cuando, un año antes de la entrada en vigor de la Ley de Memoria Histórica, el entonces rector de la USC, Senén Barro, se adelantó y decidió retirarle el título a Franco tras una recogida de firmas.

"La USC no puede reescribir la historia ni revocar actos administrativos de hace más de cuarenta años, pero sí está capacitada para declarar y admitir que no promueve este tipo de acuerdos adoptados bajo circunstancias excepcionales opuestas a las actuales", rezaba la justificación de la decisión.

El elogio del decano de la Facultad de Ciencias de la USC a Franco (Arquivo de Galicia).

Así, el rector sostuvo en la Junta de Gobierno en la que Franco dejó de ser doctor que la distinción fue concedida "bajo un régimen político dictatorial" y en un momento en el que la universidad "no tenía autonomía".

Más allá de las condiciones en que se decidió nombrar Doctor Honoris Causa a Franco, el dictador "carecía de cualquier mérito científico, artístico, cultural, tecnológico y social".

Dos años después de la retirada del título por parte de la USC, la Universidad de Salamanca siguió sus pasos. Franco sigue siendo Doctor Honoris Causa tanto en la Universidad Pontificia de Salamanca -de Derecho Canónico- como en la universidad portuguesa de Coímbra, donde es doctor en Derecho.

¡Síguenos en Facebook!
Cultura