El Español
Cultura
|
Conoce Vigo

A Morada, el patio de vecinas donde encontrarse en la ciudad de Vigo

La cooperativa sociocultural nació a principios de 2022 y ha puesto en el punto de mira los cuidados compartidos a través de talleres y actividades para todo tipo de mujeres
Espacio de A Morada, en Vigo.
cedida
Espacio de A Morada, en Vigo.

Fedra, Majo y Ana son las fundadoras de A Morada, una cooperativa sociocultural sin ánimo de lucro nacida a comienzos de 2022 en Vigo. Lo que para ellas resultaba toda una utopía se ha convertido en una realidad, en su trabajo y en un entrañable espacio donde cada vez más vecinas de la ciudad se unen. Y es que como explican sus creadoras, A Morada es "el patio de vecinas donde encontrarnos".

"Mi madre tiene alzhéimer y ahí me di cuenta de la soledad de los cuidados de una enfermedad así. Hablando con las amigas sobre lo duro que era pensamos en lo que molaría tener un espacio donde pudiéramos estar como en un patio de vecinas de los de antaño y poder acompañarnos en los cuidados", relata Majo.

El proyecto empezó a perfilarse como tal en plena pandemia. Las fundadoras de A Morada —cada vez que alguna hacia referencia a las otras utiliza apelativos cariñosos como "mis amigas del alma"— dejaron sus empleos y se lanzaron a emprender el sueño de la cooperativa. Hasta ahora, la experiencia ha sido más que positiva.

Espacio de cuidados con mirada feminista

Actividades en A Morada. Foto: cedida

A Morada se encuentra en el número 6 de la calle Enrique Xabier Macías. Comparte espacio físico (y también valores) con el proyecto de 'Outro conto', dedicado a la nutrición, la comida a domicilio y el activismo contra la gordofobia. En este local convergen todas las actividades de la cooperativa, que van desde talleres creativos a exposiciones o coloquios.

Dos de sus fundadoras, Ana y Majo, trabajaban en la Asociación de Familias de Personas con Parálisis Cerebral (Apamp). Allí se encargaban de organizar la actividad de un grupo de mujeres que les sirvió como inspiración para conformar el proyecto de A Morada: "Queríamos ampliar esta experiencia a otras entidades de Vigo y extender la idea de hacer feminismo con mujeres a las que muchas veces no les llega, como por ejemplo aquellas con diversidad funcional".

Así, la intención de la cooperativa sociocultural es "compartir y transformarnos tanto a nosotras como al mundo". Para ello "recogen las necesidades de la gente" y programan un calendario de talleres que pretenden abrir la puerta a todo tipo de personas, especialmente mujeres. Dentro de ello incluyen obradoiros puntuales así como actividades que se repiten todas las semanas.

"Ponemos énfasis en dar menos importancia a aprender técnicas y nos focalizamos en intentar que cualquier persona pueda hacer arte, danzar, cantar. Que todas podamos desarrollarnos como seres humanos y tener espacios de crecimiento colectivo", explican.

Talleres creativos y abiertas a ideas

A Morada siempre tiene actividad. Durante este mes de noviembre acogieron un ciclo de teatro, la grabación del podcast Histérikas Histórikas, un encuentro sobre limpieza y plástico, talleres de lengua de signos, clases de danza experimental y muchas otras experiencias.

Entre las acciones que llevan a cabo Fedra, Ana y Majo destaca el 'Patio de veciñas', un concepto que sale a colación varias veces durante la entrevista. La página web de A Morada lo describe como un "espazo de intercambio de saberes: patio de costureiras, reciclaxe e transformación de obxectos, mostra de proxectos locais". ¿Pero qué significa realmente para ellas?

"Representa la comunidad. Representa que los cuidados no tienen por qué ser algo individual, tanto el de los niños como el de las personas mayores", apunta Majo. "Somos seres dependientes y entre todas es más fácil". En las asociaciones donde trabajaban se dieron cuenta de la necesidad que existía en Vigo ("y en todos lados", reconocen) de lugares como este.

Ahora confluye en A Morada una diversidad de gente: vecinas de la zona, personas mayores, jóvenes. La oferta sociocultural invita a ello y al buzón de la cooperativa no cesan de llegar nuevas propuestas. Según cuentan, hasta prácticamente el mes de febrero tienen la agenda completa de actividades programadas.

"La valoración hasta es muy positiva, no nos esperábamos esta acogida. Sí que es cierto que como proyecto económico aún tenemos mucho recorrido; aparte de tener todo este proyecto social también está el factor de que nosotras tenemos que vivir de ello", declaran. Para colaborar con A Morada existen varios 'matrocinios', que parten desde una ayuda de 5 euros al mes hasta una tarifa de 20 o también donaciones puntuales. Pasos para continuar hacia el objetivo de ser "un espacio de referencia en Vigo para todas las mujeres".

¡Síguenos en Facebook!
Cultura