El Español
Economía
|
Comercio local

Mulleres do Mar de Arousa: "estar unidas siempre nos ha hecho más fuertes, más visibles"

Dolores Gómez, actual presidenta de la asociación y "bateeira" de profesión, nos habla del sector, sus desigualdades y la labor del colectivo en su promoción del papel activo de estas trabajadoras vinculadas al mundo del mar

El papel de la mujer en el mar en Galicia es, y ha sido siempre, fundamental para el desarrollo y la diversificación económica en las zonas costeras, en actividades y funciones claves que van desde el cultivo y extracción, a la venta o incluso a la transformación del producto. Y pese a todo, históricamente su cometido se ha visto relegado a un segundo plano.

Hace cuatro años, las mujeres del mar de Arousa decidieron unir sus voces para luchar juntas por un bien común: reivindicar y visibilizar el papel activo de las mujeres vinculadas al mundo del mar en esta zona de las Rías Baixas. Así nació la asociación de Mulleres do Mar de Arousa, que en la actualidad cuenta con unas 1.500 socias entre trabajadoras, cofradías y otros colectivos. Al frente de la agrupación se encuentra Dolores Gómez Ordoñez (1972), natural de Rianxo y bateeira de profesión.

Ella misma nos aclara que la asociación la componen trabajadoras de cualquier ámbito pesquero, relacionadas directa o indirectamente con él. Desde mariscadoras o armadoras, a estibadoras o redeiras… todas tienen un espacio dentro de Mulleres do Mar de Arousa. "La vicepresidenta es percebeira, la secretaria, comercializadora, y yo me dedico al cultivo del mejillón… tenemos distintos perfiles", aclara Dolores, que nos explica además que incluso "hay una socia que se dedica al mundo de las algas", todavía un gran desconocido en la cultura occidental. Otra de las nuevas altas entre las filas pertenece a Lina Solla, directora de Linamar y primera presidenta del Consello Regulador de la DOP Mexillón de Galicia.

La presidenta, Dolores Gómez (izquierda) y Lina Solla (derecha), nueva socia.

Con todo, la cabecilla de la agrupación admite que les gustaría ir atrayendo cada vez a más gente: "estar unidas siempre nos ha hecho más fuertes, más visibles. Consigue que se reconozcan mejor tus problemas". Especialmente, esperan poder captar más voces del sector conservero, que por lo general aglutina un gran número de afiliadas del género femenino. De hecho, según un informe del año 2019 elaborado por GALP (Grupo de Acción Local del Sector Pesquero) más del 70% de las personas en este campo serían mujeres.

Un mar de desigualdades

Desempeñan un papel muy importante, aunque paradójicamente su visibilidad aún está muy por debajo: el trabajo femenino vinculado al mar continúa en la sombra. Las condiciones laborales, los sueldos o el hecho de tener que conciliar los dobles turnos del mar y del hogar, son sólo algunos de los aspectos donde estas mujeres sufren la brecha más patente con sus homólogos masculinos.

Mariscadoras de la ría de Arousa. Foto: piraguilla.com

También esta distancia entre ambos géneros se intensifica a la hora de hablar de puestos de responsabilidad, y en este sentido, las Mulleres do Mar de Arousa están luchando por romper del todo con este techo de cristal socialmente impuesto. "Nuestro objetivo es que haya más mujeres dentro de los órganos de dirección", afirma Gómez, que también nos recuerda que aquí casi "el 40% de media de socios de las cofradías son mujeres y en cambio sólo hay una que está presidida por una mujer". Los datos son realmente desalentadores dentro del sector, pero los gritos de reivindicación de estas trabajadoras se empiezan a oír cada vez más fuerte: "nosotras lo que queremos es que las mujeres den un paso adelante", manifiesta su presidenta. 

Del mar directos a las redes (sociales)

"Muller e medio ambiente na ría de Arousa", organizado por la asociación.

En Internet está el futuro (y el presente) y de esto también se han dado cuenta las profesionales de la asociación De Mulleres do Mar de Arousa. Desde el colectivo llevan a cabo constantemente actividades de diversificación, ahora más limitadas por la pandemia y muy vinculadas al universo online. Hace casi un año, los foros, charlas o los cursos eran la tónica general en su camino para alcanzar los objetivos de promocionar el sector. También el turismo marinero se está dando a conocer cada vez más, y ya son varias asociadas las que lo ponen en marcha en zonas como Cambados, la Illa de Arousa o Carril, en Vilagarcía. "Tenemos socias de Guimatur, de cofradías de Cambados, que se dedican a enseñar el mundo del marisqueo desde dentro, cómo es todo. Te dan unas botas y a faenar", cuenta Gómez.

Aunque las restricciones han reducido considerablemente su radio de acción, el tesón y determinación del colectivo se mantiene activo."Este año junto con el GALP hicimos cursos para gestionar las redes y promover nuestro papel", explica Dolores. Para el 25-N llevaron a cabo una campaña de rechazo a la violencia machista y hace unas cuantas semanas lanzaron una iniciativa sobre propuestas culinarias con mariscos que está triunfando en las redes. "Fue idea de unas socias después del 25-N. Subimos recetas, algunas de costumbre, pero muchas totalmente nuevas, hechas por nosotras para motivar a que se coma nuestro producto", cuenta la presidenta.

https://www.instagram.com/p/CJYWl7TjOz4/?utm_source=ig_web_copy_link

Solo hay que echar un vistazo a sus cuentas de Facebook e Instagram  para deleitarse a través de las imágenes de los manjares que preparan cuidadosamente estas trabajadoras del mar de Arousa con los productos de esa misma ría. "Mexillóns tigre, tostas de berberechos con queso Arzúa Ulloa o salteados de algas" son algunas de las propuestas que pueden leerse en los perfiles.

Tras una charla con la presidente de la asociación de Mulleres do Mar de Arousa, y siendo bateeira como es, no podíamos terminar la entrevista sin preguntarle por su receta ideal para los mejillones. La respuesta fue inmediata, Dolores Gómez lo tenía claro:"si los mejillones son frescos lo mejor es cocinarlos al vapor. Si el producto es bueno no necesita nada más".

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Economía