El Español
Vivir
|
GastroGalicia

¡Hoy se come en el molino! Así son estos originales espacios de la provincia de Pontevedra

Desde Caldas de Reis a Baiona, os proponemos una lista con algunos de los mejores molinos reconvertidos en restaurantes para poder disfrutar de una buena cocina tradicional gallega
Molinos del Río Barosa, en Barro (Pontevedra).
Shutterstock
Molinos del Río Barosa, en Barro (Pontevedra).

Ya sean molinos de agua, de viento o mareas, lo cierto es que estas peculiares estructuras conforman una parte muy importante de cultura y etnografía de Galicia. Durante siglos, los molinos fueron clave en el desarrollo de la economía y subsistencia en el rural, pero tras su caída en desuso muchos acabaron sumidos en las ruinas y el olvido. Otros por su parte han tenido la suerte de poder vivir una segunda vida. A veces rehabilitados como parte del patrimonio local y formando parte de importantes rutas de senderismo; y otras, albergando en su interior museos e inclusos restaurantes donde la cultura popular está muy presente. En el artículo de hoy, os proponemos un recorrido por diez de los molinos-restaurantes más visitados y mejor valorados de la provincia de Pontevedra. 

O Muíño (Caldas de Reis)

O Muíño, Caldas de Reis. Foto: Google Maps

A la ribera del río Umia, en un entorno natural a su paso por Caldas de Reis, nos encontramos con un antiguo molino reconvertido en un restaurante con mucho encanto: la Taberna O Muíño. Este peculiar espacio cuenta con una enorme terraza que mira al arroyo, ideal para disfrutar durante los meses de verano. También dispone de salas interiores con una decoración de lo más enxebre. La carta se compone de clásicas y abundantes tapas gallegas, desde quesos y embutidos, a empanadas, pulpo e incluso navajas. Aunque la Taberna O Muíño es famosa sobre todo por sus carnes a la brasa y la croca.  

Los molinos del río Barosa (Barro, Pontevedra)

En el municipio pontevedrés de Barro se ubica el famoso Parque Natural Ría de Barosa. Por este espacio natural en el entorno del río Barosa descienden varias cascadas donde en su día se construyeron un conjunto de molinos de piedra. Varias de estas estructuras fueron rehabilitadas por la Escuela Obradoiro "Camiño de Santiago-Barro", y en la actualidad, algunas de ellas albergan en su interior un restaurante, como es el caso de Muiñada de Barosa, O Muíño de Valerio o A Barosa. Sobre la cascada y los remansos del río, que además conforman una zona apta para el baño, podremos disfrutar de una cocina tradicional casera y degustar los diferentes vinos del país. 

O Muíño da Chanca (Dena, Meaño)

Desde el municipio de Barro damos ahora un salto hasta la localidad de Meaño, en pleno corazón do Salnés. Allí se ubica el Muíño da Chanca, que combina cocina típica gallega y arquitectura tradicional para crear un espacio único en la parroquia de Dena. El restaurante lleva en activo desde el año 1995, aunque la familia de los Dominguez-Fernández se hizo con la propiedad, que data del siglo XVII, ya en la  década de los 80. Uno de los espacios más peculiares del Muíño da Chanca es un gran barril de vino del año 1915 que fue transformado en una pequeña sala para comidas o cenas. En la carta podremos encontrar una gran variedad de entrantes, arroces, pescados y carnes; con especialidad en platos a la brasa. Además disponen de una selección de varios postres caseros perfectos para poner el broche de oro a la velada. 

O Muíño da Birta (Dena, Meaño)

Entrada y terraza exterior. Foto: O Muíño da Birta

Sobre un antiguo molino de río restaurado se levanta en a día de hoy el restaurante O Muíño da Birta, en Meaño. El interior del establecimiento alberga dos comedores, y el exterior dispone de una terraza en la ribera del río da Chanca, así como otra zona cubierta. Entre las recetas que podremos ver en carta se encuentran platos típicos de la cocina tradicional gallega, algunos de ellos con un toque actualizado. Destacan las carnes y pescados a la brasa, como el pollo en salsa de perdiz o el rabo de buey estofado, pero también otras elaboraciones como las croquetas caseras, setas rebozadas, bacalao muiñeira o la cazuela de pulpo con almejas. 

O Muíño do Ferreiro (Meaño)

Meaño es probablemente uno de los puntos de la provincia de Pontevedra donde podremos encontrar más molinos reconvertidos en establecimientos hosteleros. De hecho, en la senda fluvial que componen los molinos del río da Chanca, entre Lores y Simes, se sitúa la conocida tapería O Muíño do Ferreiro. El local se encuentra en un enclave bucólico, muy próximo a la playa fluvial y los merenderos. En carta disponen de una gran variedad de tapas como el raxo, la zorza, o el chorizo ó infierno. También cuentan con raciones de pulpo o calamares, y la especialidad de la casa son los huevos con pan de maíz. 

O Muíño da Conda (Meaño)

Terraza exterior. Foto: Muíño da Conda

En pleno epicentro de los furanchos en las Rías Baixas, en la zona de Cobas en Meaño, se sitúa el restaurante Muiño da Conda.  Este local apuesta por una fusión de estilos clásicos y modernos, donde el viejo molino de agua sobre el que se sitúa todavía conserva su encanto original, e incluso cuentan con una barra habilitada sobre el canal por el que fluye el agua. El restaurante dispone de un conjunto de salas como: un espacio íntimo reservado para comidas o cenas con aforo para 16 personas; un gran salón comedor con capacidad para unos 90 comensales y varias zonas exteriores. A nivel gastronómico podremos encontrarnos con recetas de la cocina tradicional aunque con matices y especialidades innovadoras. Destacan elaboraciones como la tortipizza, el caldo y callos a la gallega, el solomillo ibérico con salsa a la pimienta, o la cinta de lomo con queso de tetilla gratinado. También tienen disponibles los menús de temporada para grupos y menús especiales aptos para vegetarianos, celíacos, diabéticos y alérgicos. 

O Muíño de Occilis (Sanxenxo)

Muíño de Occilis. Foto: Salnés Click

En un recondito rincón de Sanxenxo, en la aldea de Bordóns para ser exactos, se localiza O Muíño de Occilis, un mesón de estilo rústico construido sobre un anitguo molino de piedra. El espacio cuenta además con una impresionante y moderna terraza con vistas al valle y al mar, ideal para disfrutar del vermut o de unas copas durante la puesta de sol en los días de verano. La oferta gastronómica incluye platos típicos y actualizados como la tortilla de patatas rellena de atún, gambas y huevos; mariscos y pescados como el bacalao confitado; pulpo a la brasa con puré de patatas, y postres caseros variados, entre otras elaboraciones. Además, al lado del establecimiento se ubica un parque infantil, lo que convierte al Muíño de Occilis en un lugar idóneo para visitar con niños. 

O Muíño Vello (Redondela)

En el año 1984, sobre un antiguo molino restaurado del siglo XIX, se ponía en marcha en la localidad de Redondela la tapería O Muíño Vello. Un proyecto de un emigrante gallego afincado en Alemania, que a su regreso a Galicia decidió aprovechar este enclave único, junto al río Alvedosa y la cascada A Feixa, para crear un auténtico restaurante abanderado de la cultura popular gallega. La carta se compone de tapas a base de productos frescos y de calidad, como las empanadas caseras de trigo y maíz, los champiñones rellenos, los bifiños del Muíño o el pulpo a feira, entre otros. Además cuentan con una pequeña selección de postres caseros, como la tarta O Muíño (una especie de receta de tiramisú) o la tarta de queso fresco; así como también vinos de la tierra y bebidas especiales como la sangría o los cócteles. 

O Muíño da Ponte (Redondela)

Entrada Muíño da Ponte Foto: Wikimedia

En uno de los muchos molinos a las orillas del río Alvedosa, en una zona boscosa y rodeada de naturaleza en la parroquia de Reboreda, localizamos la tapería O Muíño da Ponte. El acceso al lugar se realiza a través de una pequeña pasarela de madera que conecta con las diferentes zonas exteriores del local, que se compone de terrazas a diferentes alturas rodeadas de elementos tradicionales, como las moas de los molinos, barriles de vino e incluso ruedas de carros antiguos. Este  restaurante restaurado dispone de dos plantas con comedor, y en la más baja todavía puede observarse el mecanismo casi completo del antiguo molino. Entre los platos típicos de O Muíño da Ponte destaca el famoso "chorizo al infierno", que se prepara al gusto sobre un recipiente de barro al que se le añade aguardiente. Si bien en la carta podremos encontrar otras recetas como las setas al queso, las croquetas caseras, piquillos rellenos, oreja o brochetas de sepia con viera, y otras elaboraciones de una larga lista de raciones. 

Restaurante O Muíño / Muíño Sabarís (Baiona)

Entrada O Muíño de Sabarís. Foto: Restaurante O Muíño

O Muíño de Sabarís se localiza en pleno corazón do Val Miñor, en una de las zonas con mayor encanto de las Rías Baixas. Este local de corte rústico en Baiona se construyó sobre un viejo molino de viento junto al pequeño río da Groba. Con una capacidad para unas casi 200 personas, este restaurante a las afueras de la localidad es especialista en recetas de marisco como las almejas fritas, el bacalao a la parrilla o las carnes a la piedra. Además disponen de una extensa carta de postres caseros que van desde las clásicas tarta de queso o de galletas, a otros más elaborados como la lasaña de frutas rojas con mousse de frutas de la pasión.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir