El Español
Vivir

Diez escapadas por el área de Pontevedra-O Salnés sin restricciones de movilidad

Escapada urbana, en la playa o en la montaña: estos son algunos de los tesoros de los que podrás disfrutar este fin de semana
Panorámica Ría de Pontevedra
Panorámica Ría de Pontevedra

Después de cuatro meses con la movilidad intermunicipal reducida, por fin este viernes se han relajado un poco las medidas restrictivas y podremos movernos a cualquier municipio del área sanitaria de Pontevedra-O Salnés.

A pesar de que seguiremos restringidos al perímetro del área, lo cierto es que no hace falta salir de la zona para disfrutar de dos rías espectaculares y el encanto de los pueblos de las comarcas cercanas a Pontevedra. Los impresionantes parajes naturales y pequeñas villas costeras con encanto que se llenan de turistas cada verano serán ahora de uso exclusivo de los habitantes de la zona.

Además, el área sanitaria al completo se mantiene en el nivel medio de restricciones, por lo que habrá libertad de movimientos entre todos sus municipios: Soutomaior, Pontecaldelas, Vilaboa, Pontevedra, Marín, Bueu, A Lama, Cercedo-Cotobade, Forcarei, Campo Lameiro, , Moraña, Cuntis, Barro, Portas, Caldas de Reis, Poio, Meis, Ribadumia, Meaño, Sanxenxo, O Grove, Cambados, Vilanova de Arousa, Vilagarcía de Arousa y Catoira.

Tomando todas las precauciones necesarias, asegurándonos de no incumplir ninguna norma y disfrutando del fin de semana con responsabilidad se podrá "recuperar" un poco de normalidad gracias a los planes que te proponemos a continuación.

De paseo por Combarro

Panorámica de Combarro

Uno de los pueblos con más encanto de las Rías Baixas está dentro del municipio de Poio, pues los hórreos sobre la arena de la parroquia de Combarro son de parada obligatoria. Si todavía no has disfrutado de este espectacular paseo, aprovecha este fin de semana de sol para recorrer las calles de su conjunto histórico y disfrutar de la espectacular comida que sus terrazas ofrecen.

Cada cruceiro, cada balcón repleto de flores y cada rincón que las piedras de esta pequeñísima villa marinera tiene un aire casi mágico. Sin duda, una ruta corta y preciosa, apta para familias que quieran disfrutar del sol y de un delicioso arroz en la magnífica terraza de Tintanegra, uno de los restaurantes con mejores críticas de la zona.

Camelios en flor en Soutomaior

Castillo de Soutomaior

Uno de los rincones más mágicos de la comarca de Pontevedra es sin duda este castillo, que durante estas semanas presenta una estampa tan idílica como la de la imagen. Los camelios ahora mismo están en flor y empiezan a mostrar todos sus colores para dar la bienvenida a la primavera.

Recorrer sus jardines es imprescindible y se puede hacer de forma gratuita, aunque el esplendor medieval del castillo se encontrará si visitamos su interior. Esta fortaleza es un paraje único y especial ideal para visitar en pareja o llevar a los niños para que dejen volar la imaginación y se descubran visitando la Edad Media.

Los impresionantes monasterios de Poio y Meis

Cruceiro de Armenteira.

Para ver arquitectura sacra perfectamente conservada, son de obligatoria visita los monasterios de Armenteira (en Meis) y San Xoán de Poio. Ambos de dimensiones espectaculares y muy cerca de la ciudad de Pontevedra, cada uno destaca por alguna particularidad.

El monasterio de Poio fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1970 y es imprescindible visitar su iglesia abacial, una mezcla entre el renacentismo y el barroco. Merece la pena pasear por sus dos claustros y contemplar el hórreo más grande en superficie del mundo gracias a sus 123 metros cuadrados.

La iglesia del monasterio de Armenteira es de estilo cisterciense, por lo que es un edificio austero y sencillo. Las monjas de la orden del Císter, que todavía habitan el monasterio, son las mismas que organizan las liturgias y cuidan de los espacios. Lo más especial de este monasterio, además de su pequeño claustro, es que representa el punto de partida de la Ruta da pedra e da auga, un espectacular sendero natural que recorre los molinos de la zona.

Delicioso vino en O Salnés

Viñedos en Cambados

Si algo caracteriza Galicia y a los gallegos es nuestro amor por el buen vino: seis denominaciones de origen reconocen la excelente calidad de las cosechas gallegas. En Pontevedra, además, tenemos la suerte de contar con una de las zonas más ricas de la denominación Rías Baixas, el valle del Salnés.

Cambados es una de las capitales del albariño y además tiene un casco histórico impresionante, con las ruinas de Santa Mariña de Dozo acaparando muchas de las miradas. Existen un sinfín de Pazos en la zona del Salnés que merecen una visita y que, además, organizan rutas guiadas regadas con riquísimos albariños.

Volver a ver el mar

Vistas desde el mirador de Cotorredondo

Si algo podremos aprovechar de este fin de semana es el sol, que volverá a calentar las Rías Baixas y permitirá que contemplemos otra vez la infinidad de nuestros paisajes.

Infinidad de miradores se despliegan por toda la comarca de Pontevedra, dejándonos vistas tan espectaculares como las que ofrece el mirador de Cotorredondo, desde el que se puede contemplar toda la ría y, si el día está muy despejado, podremos ver la de Vigo a un lado y la de Arousa al otro.

Playas de invierno

Playa de A Lanzada

Que todavía no haya llegado el verano no significa que no podamos disfrutar de la arena, del mar y de un paseo por la orilla. Muchos hemos vivido estos meses sin poder ver el mar y nos morimos de ganas por volver a escuchar las olas y oler el salitre de la costa.

Si bien no podremos ponernos todavía el bañador, quizás el tiempo se porte bien y deje que los más atrevidos puedan meter los pies en el agua. Para los que no quieran mancharse también hay espectaculares paseos marítimos llenos de encanto, como ocurre con el de Sanxenxo, San Vicente do Mar o el paseo por las playas de Mogor y Portocelo en Marín.

Pasear entre molinos

Conjunto de molinos do Batán.

Una de las mayores riquezas de las Rías Baixas son sus impresionantes molinos fluviales, desconocidos para algunos y muchas veces eclipsados por el paisaje marítimo. No obstante, sin duda muchos de estos senderos esconden preciosos paisajes y rutas ideales para hacer con niños o incluso con animales.

Senderismo con vistas al mar

Cabo Udra

En el municipio de Bueu encontramos el espectacular paisaje del Cabo Udra, que ofrece una ruta de senderismo que vale la pena solo por sus impresionantes vistas. Un paisaje de acantilados y playas salvajes que te recordará que no solo la Costa da Morte puede presumir de la fiereza del mar.

La agreste ría de Aldán no deja indiferente a ningún visitante y merece la pena solo por contemplar la inmensidad del Atlántico coronado por la isla de Ons, que se puede observar desde varios puntos de la ruta.

Naturaleza con niños

Paseo de las Salinas de Ulló, en Vilaboa.

También los niños están empezando a acusar la conocida "fatiga pandémica" y por eso este fin de semana es bueno que aprovechemos el buen tiempo en la naturaleza, en zonas con poca gente en las que puedan correr y jugar con total seguridad.

Tanto si decidimos hacer algo de senderismo como si preferimos ir a comer a un merendero al aire libre, debemos tener en cuenta que la ruta que elijamos debe ser accesible y cómoda, para que los padres también puedan disfrutar sin preocuparse de que haya peligros.

Picnic al sol

Lago Castiñeiras.

Después de un mes de cierre, los locales de hostelería estarán abarrotados este fin de semana y, aunque apetezca muchísimo el plan de 'terraceo', también existe la posibilidad de armarnos con un tupper o un bocadillo e irnos a comer a uno de los merenderos que el área ofrece.

El Lago Castiñeiras, la playa de Portocelo en Marín, el parque de A Seca en Poio... las posibilidades son infinitas y todas ellas gozan de espectaculares vistas y un espacio en el que disfrutar de la naturaleza en familia. ¿El mejor plan? Encargar la comida en nuestro restaurante favorito, llevarla en la mochila mientras recorremos alguno de los espectaculares senderos que ya hemos mencionado y sentarnos a disfrutarla con vistas al mar.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir