La mala suerte se ha cebado con un hombre de 50 años. Primero, el hombre muere de un infarto en el madrileño barrio de Valdebernardo (Vicálvaro), concretamente en el número 25 la calle Péndulo. Después, el cuerpo ha sido desvalijado en plena calle. Le robaron los zapatos, la cartera, el abrigo y hasta un colgante que el difunto llevaba en el cuello.

Noticias relacionadas

Según ha rebelado la autopsia, la muerte del hombre ha sido provocada por un infarto natural, sin símbolos de violencia. Sin embargo, la Policía Nacional ha abierto una investigación con el fin de esclarecer quién robó a esta persona fallecida sus pertenencias. "En el cuello tenía una marca como si le hubiese arrancado el collar y se trabaja con la idea de que hubiese sido víctima del robo una vez muerto", señalaron fuentes policiales a El Mundo.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado 9 de enero y fue un vecino quien alertó a lo servicios de Emergencias de Madrid de lo que había ocurrido. Hasta ahí se trasladó el Summa pero sólo pudo constatar su muerte.

Según ha informado Telemadrid, el cadáver se encuentra en el Instituto Anatómico Forense y aún no podido ser identificado, ya que también habían sustraído la documentación al cadáver. Tampoco se ha interesado nadie por el hombre fallecido. Ahora, el Cuerpo Nacional de Policía también investiga quién es y qué hacía ahí.