La Policía de Marsella (Francia) ha detenido a un adolescente de 17 años por introducir a su sobrino -de dos- sin ropa en un congelador y grabarlo. Los hechos sucedieron el pasado 2 de enero, cuando el joven decidió cometer la fechoría, inmortalizarla con su teléfono móvil y subirla a la red social Snapchat. Varios usuarios decidieron denunciar el suceso a través de varias plataformas. 

Noticias relacionadas

La mayoría de ellas, a través de la red Pharos, una plataforma que permite denunciar los contenidos y los comportamientos ilegales de manera instantánea. Gracias a la gran difusión del vídeo, la Policía de la ciudad tuvo constancia de los hechos y pudieron localizar, así, al menor, tal y como ha publicado el diario La Provence

Finalmente, el chico fue detenido en su domicilio el pasado día 3 de enero y admitió, inmediatamente, que había metido a su sobrino, que solo tiene dos años, en un gran congelador. Fueron tan solo unos segundos, pero lo suficiente como para que el niño se quejara, ya que estaba casi desnudo. Según confesó el joven, lo hizo tan solo "por diversión". Ahora, el niño de dos años se encuentra en buen estado y el autor de los hechos pasará a disposición judicial en los próximos días. 

Por tanto, el adolescente justificó en todo momento sus actos y expresó que lo hacía para pasar "un buen rato". A pesar de ello, el joven se tendrá que enfrentar a la justicia de su país y tendrá que responder por los hechos que ha cometido a principios de este año.