Brahaman Jhusep Guevara Pabón, un joven de 11 años, ha fallecido tras caer el ascensor del edificio en el que vivía en Kennedy, en el sur de Bogotá, Colombia, según informan medios locales. El pequeño llegó tras jugar un partido de fútbol junto a otro amigo y ambos se montaron en el ascensor para subir al undécimo piso, donde Brahaman vivía. En ese momento, el ascensor se quedó atascado entre el quinto y el sexto piso, se desplomó y cayó al vacío. 

Noticias relacionadas

El pequeño murió al instante debido al fuerte impacto. En cambio, su amigo corrió mejor suerte y consiguió salvar su vida gracias a la ayuda de un vigilante, quien le socorrió. La madre del pequeño, Luz Marina Pabón, se extrañó que su hijo no hubiera llegado a casa, por lo que decidió salir en su busca. Al llegar al primer piso le comunicaron que la víctima era su hijo. Mientras se aclaran los hechos, el alcalde de la localidad de Kennedy ha cancelado el funcionamiento de los ascensores de este conjunto de torres que, según cuentan los vecinos, fallan mucho.

Además los vídeos de la cámara de seguridad serán claves para poder esclarecer el caso y cómo se produjo el rescate del pequeño. Aun así, la responsabilidad recaerá -en última instancia- en la administración del edificio que es quien debe velar por la seguridad de los vecinos. Los ascensores tienen que estar rehabilitados al día y ser inhabilitados si presentan algún daño en el funcionamiento.