Los padres que se encontraban en la puerta de un colegio de Málaga están impactados ante el momento que han tenido que vivir. Un hombre estaba en la puerta esperando a su hija y cuando la menor salió comenzó a golpearla de forma brusca. Debido a la fuerza de los golpes le tiró al suelo y le puso una pierna sobre el pecho para que no pudiera levantarse. 

Noticias relacionadas

La agresión cesó debido a la defensa de otros padres que intentaron proteger a la niña, que huyó hasta el centro escolar donde se refugió. Como publica Diario Sur, fueron esos adultos quienes intentaron retener al agresor que huyó. Posteriormente, fue detenido por la Policía Local de Málaga. Los hechos sucedieron el pasado 18 de octubre, al mediodía, cuando los niños se disponían a salir del colegio, situado en la zona oeste de Málaga. La sala del 092 recibió una llamada que alertaba de que un padre estaba agrediendo a su hija en la puerta del centro, por lo que se envió a la patrulla más cercana.

Cuando los agentes llegaron al lugar, el hombre ya había huido y su hija se encontraba junto a la directora del centro. Los policías locales empezaron por entrevistarse con el personal del colegio y otros testigos para saber exactamente qué había sucedido. Según los testimonios de los padres, el hombre estaba muy alterado. El personal del colegio le informó de que debía esperar en la puerta, como el resto de padres, hasta que saliera la niña. 

Cuando la pequeña llegó hasta él, este comenzó a golpearla de forma reiterada. Varios padres y una trabajadora del centro educativo acudieron en ayuda de la menor y apartaron al padre, que se marchó. Poco después se presentó la madre en el centro educativo y confesó que ambas estaban sufrieron maltrato por parte del hombre. Al parecer, no había denunciado antes por miedo a represalias de su compañero sentimental y padre de su hija.