Los Bomberos han rescatado a un niño de cuatro años que se encontraba suspendido en el balcón de su casa de China. El menor se encontraba a cargo de su abuelo, cuando salió a la terraza y se descolgó desde el cuarto piso. Sus padres no estaban en la vivienda y fue el hombre -que se encontraba durmiendo la siesta- quien llamó a los Servicios de Emergencias. 

Noticias relacionadas

Cuando los operarios llegaron le colocaron una cuerda alrededor de la cintura, para poder evitar que resbalara. Debajo, en la calle, se encontraba un grupo amplio de personas en el caso de que el niño cayera el vacío. Afortunadamente, y gracias a la buena acción de los Bomberos, se consiguieron forzar los barrotes con una bomba hidráulica. El niño de cuatro años salió sano y salvo. 

El pasado mes de julio, un niño chino de tres años se precipitó desde un quinto piso de su vivienda. El pequeño -al igual que sucediera en el anterior caso- se quedó colgando del balcón. Abajo del edificio se congregaron los vecinos con un edredón para evitar la caída del chico. Finalmente, el niño se descolgó y volvió a su vivienda donde le estaban esperando sus padres. Todo fue fruto de un despiste y quedó en un susto.