Un hombre de 84 años ha fallecido en el hospital diez días después de que su mujer, de 83 y ya en prisión, le golpeara en la cabeza con un plato durante una riña doméstica en su casa familiar situada en una pedanía de Orihuela (Alicante).

Noticias relacionadas

Según fuentes policiales, la mujer, que carecía de denuncias previas, ha sido ya enviada a prisión provisional por orden judicial por un presunto delito de homicidio. La agresión ocurrió el pasado 7 de septiembre en la vivienda familiar de la pedanía de Desamparados y fue denunciada por el hijo de la pareja al tener sospechas ya que la madre adujo en un primer momento para explicar las lesiones de su marido que éste había sido víctima de un accidente doméstico.

Sin embargo, los agentes de la Policía Nacional han encontrado en un cubo de la basura restos de un plato de cerámica de los que habitualmente se utilizan debajo de las macetas roto y con restos biológicos del fallecido. El hombre ha permanecido casi once días ingresado muy grave en el hospital comarcal de la Vega Baja, en la pedanía oriolana de San Bartolomé, donde ayer miércoles murió.

El incidente se produce dos días después del asesinato de una mujer a manos de su marido en Ciudad Lineal. El hombre, de nacionalidad ecuatoriana, esperó a su pareja en el portal de la vivienda donde ella residía junto a sus dos hijas. Fue en el portal donde el hombre abordó a Liz y la cosió a puñaladas.