Un menor de ocho años ha sufrido quemadura en el 35% de su cuerpo. El chico fue rociado con gasolina y quemado por un grupo de jóvenes mayores que él cuando jugaba en la puerta de su casa, en Ucrania. El pequeño se encuentra hospitalizado y en estado crítico después de que prendieran fuego su camiseta con un mechero. El médico del menor, que aún se encuentra ingresado, ha asegurado que todavía no está fuera de peligro.

Noticias relacionadas

Kyrylo Yatsun estaba jugando fuera de su casa cuando un grupo de menores más mayores que él le atacó. Tras ello, la madre, que se encontraba cocinando, salió del domicilio y observó al joven con las piernas totalmente quemadas. Los atacantes, que ya han sido identificados, han asegurado que se trató de "un accidente" y que no querían prender fuego al pequeño.

"Estaba haciendo la comida en casa cuando unos niños entraron y me dijeron que Kyrylo estaba herido", cuenta Eugenia Yatsun, la madre del niño. "Salí fuera y ví a mi hijo en el suelo tumbado. La piel de su ombligo y sus piernas estaba totalmente quemada», añade asegurando que "no son niños,son monstruos". Los atacantes ya han sido identificados por la policía y están siendo interrogados. "Los sospechosos aseguran que no querían prender fuego a la víctima y que fue un accidente. La investigación continúa en marcha", dice Anna Starchevskaya, portavoz de la policía.