Una niña de tres años de Eseex (Reino Unido) ha muerto de cáncer después de que le diagnosticaran estreñimiento. La pequeña, Aoife Flanagan-Gibbs, fue llevada a su médico de cabecera en múltiples ocasiones durante tres semanas por su madre, Eilish Flanagan. 

Noticias relacionadas

La madre ha contado en una entrevista recogida por Daily Mail que los médicos le dijeron que no estaba alimentando a su hija adecuadamente y que por eso sufría esos dolores estomacales. La pequeña fue diagnosticada con un simple estreñimiento cuando en realidad padecía un cáncer. Aoife murió cinco días después de ser diagnosticada con cáncer de células germinales. Su madre lamenta que su hija no haya tenido una "oportunidad justa" para combatir la enfermedad porque podría haber sido detectada antes.

Los tumores de células germinales afectan a alrededor de 45 niños cada año en el Reino Unido, según la organización benéfica Children with Cancer UK. La tasa de supervivencia es de alrededor del 93 por ciento. Todo comenzó a principios de junio de este año, cuando Aoife comenzó a experimentar dolores en el área del estómago. "La llevé a ver al médico de cabecera 11 veces en tres semanas", cuenta la madre, asegurando que siempre le decían que tenía estreñimiento infantil común.

En un primer momento, los doctores aseguraron que ese tipo de cáncer respondía bien a la quimioterapia, pero "ya era demasiado tarde, no nos dieron una oportunidad justa ''. El 7 de julio, Aoife falleció repentinamente en el hospital, cinco días después de ser diagnosticada. Eilish Flanagan está en proceso de crear Aoife's Bubbles, una organización benéfica que lleva el nombre del pony de Aoife, Bubbles. Esta asociación también recaudará fondos para apoyar a los niños enfermos y las familias que están pasando por la misma experiencia. Se ha creado una página GoFundMe para que las personas donen.