Maddie Nelson, de 18 años y residente en Utah, ha tenido que pasar tres días en coma inducido debido a una rara infección pulmonar causada, según ha explicado 'Fox News', por el consumo de un cigarrillo electrónico. La mujer, que vapeaba todos los días desde hace más de tres años, utilizaba las redes sociales para mostrar sus trucos. 

Noticias relacionadas

"Tenía partículas de grasa dentro de mis pulmones que tenían relación con la glicerina del líquido para vapear. Estos estaban llenos de fluido. Me dijeron que mis radiografías eran de las peores que habían visto jamás", ha explicado la joven al medio estadounidense. Los médicos le diagnosticaron neumonía eosinofílica aguda, una enfermedad causada por la acumulación de células blancas en los pulmones como respuesta a la inflamación causada por una infección.

A finales del pasado julio, Maddie Nelson ingresó en un hospital local de Payson, Utah, con fiebre alta, dolor intenso de espalda y vómitos tras varios meses de síntomas moderados. Desde allí, fue trasladada al Timpanagos Regional Hospital, donde fue ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos y los médicos decidieron aplicar el coma inducido durante tres días. La joven ha sido tratada con esteroides para combatir la inflamación y por la noche emplea respiración artificial, según ha informado New York Post.

La familia ha creado una plataforma para recaudar fondos para pagar los gastos médicos. La primera muerte a causa del consumo de cigarrillos electrónicos llegaba el pasado agosto, cuando una persona falleció a causa de una enfermedad pulmonar aparentemente ligada a esta práctica.