Un hombre ha fallecido durante la Semana Grande de Gijón, en las proximidades del estanque del Acuario, cerca de la Playa de Poniente. Según el testimonio de varios testigos, se encontraba subido a una valla desde la que se precipitó. Los Servicios de Emergencia se trasladaron rápidamente a la zona, pero, sin embargo, no pudieron hacer nada por la vida del accidentado. Pasada la una de la madrugada los servicios sanitarios abandonaron el lugar de los hechos entre el revuelo que se formó por el despliegue policial y de efectivos de emergencia.

Noticias relacionadas

El suceso provocó gran agitación entre los asistentes al concierto de Lola Índigo, que en ese momento se estaba celebrando. El grupo se trata de uno de los platos fuertes de las fiestas estivales asturianas. Como publica La Nueva España, también se movilizaron varias patrullas de la Policía Nacional, que coordinaron el agolpamiento de curiosos en las inmediaciones del lugar donde se realizaron las primeras asistencias al fallecido, que rondaría los 50 años de edad según algunos de los presentes.

La entrada de una ambulancia y una UVI móvil a la explanada de Poniente, generó cierto nerviosismo entre el público del concierto al tener que apartar a varios curiosos de la zona de paso hacia el espigón del Acuario.