Cinco niños -cuatro de ellos, hermanos-, de entre ocho meses y siete años, han muerto en el incendio de una guardería nocturna. Los hechos ocurrieron en una vivienda de Pensilvania, sobre la una de la madrugada. Todas las hipótesis están abiertas y todavía se están investigando las causas del fuego. 

Noticias relacionadas

Cuando llegaron los bomberos no pudieron hacer nada por salvar la vida de los cinco niños que se encontraron en su interior. Fueron rescatados en estado crítico, pero los pequeños murieron en el hospital. Todos ellos tenían entre ocho meses y siete años de edad y debido a que sus padres trabajaban por la noche, dejaron a sus hijos, como otras veces, en la guardería. 

También, entre los heridos se encuentra la dueña de la guardería, que está hospitalizada en la UCI y otros dos menores, de 17 y 12 años, que fueron quienes alertaron a los vecinos tras escapar de las llamas saltando desde una ventana del segundo piso. Como publica Informativos Telecinco, la Policía está investigando las causas de este dramático incendio. Aunque todo apunta a que el fuego empezó debido a un fallo eléctrico en el primer piso de la guardería, que solo contaba con un detector de humo en la planta de arriba.

Tal y como publica el citado medio, la Policía está investigando las causas de este dramático incendio. Aunque todo apunta a que el fuego empezó debido a un fallo eléctrico en el primer piso de la guardería, que solo contaba con un detector de humo en la planta de arriba.