Una mujer de 58 años y nacionalidad española ha sido asesinada con más de diez puñaladas en Estepona (Málaga) presuntamente por su marido, un ciudadano británico de 55 años, que ha sido detenido e ingresado en un hospital tras provocarse lesiones.

El crimen fue cometido sobre las 23.45 horas del sábado en la avenida Reina de España cuando el hombre presuntamente agredió a su esposa con un arma blanca en varias partes del cuerpo, entre ellas el pecho y el abdomen. Según estas fuentes, no constan denuncias previas de malos tratos de la víctima y se trata de un caso de violencia de género.

Según las fuentes, cuando el agresor ya había comenzado a agredir a su mujer vio que estaba el hijo, por lo que lo echó de la casa y, aunque éste intentó volver a entrar en la vivienda unifamiliar, ubicada en la avenida Reino de España, por una ventana y por la puerta, no pudo acceder al domicilio.

Fue un vecino el que dio la voz de alarma, pero cuando llegó la Policía la mujer, de 58 años, ya había fallecido y, según las primeras pesquisas, el escenario era "dantesco" con sangre por toda la casa, por lo que no se puede precisar dónde fue cometida la agresión.

Tras la autorización judicial del levantamiento del cadáver, el cuerpo ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Málaga, donde se le practicará la autopsia, mientras que la Policía Judicial y Científica ha tomado muestras. Fuentes cercanas a la investigación han indicado que la mujer, además de las heridas en zonas vitales, como en el pecho y el corazón, también presenta algunas defensivas en las manos. De las pesquisas policiales se desprende que el agresor tras cometer el crimen se acostó al lado de su mujer en la cama y se hizo cortes en las muñecas. 

El presunto asesino está detenido por la Policía Nacional, que se ha hecho cargo de las investigaciones, y ha ingresado en el Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga) con heridas leves en las muñecas; su estado es estable y pendiente de valoración, según han señalado a Efe fuentes hospitalarias.

La fallecida era natural de Montejaque (Málaga) y su alcalde, Diego Sánchez, ha indicado que era una mujer muy querida en el municipio, que la vio la semana pasada cuando salía de unos trámites bancarios y que siempre ha estado muy vinculada con las tradiciones del pueblo.

Ha recordado que la víctima fue mayordoma de las fiestas patronales en agosto de 2007 y ha lamentado "los estragos que está haciendo la violencia de género". Vecinos y amigos de la familia se han desplazado hasta la vivienda de una de hermana de la fallecida, que en los últimos años ha sufrido la trágica muerte de dos hermanos.

El Ayuntamiento de Estepona ha decretado tres días de luto oficial por el asesinato y esta tarde se ha convocado un minuto de silencio a las 18.00 horas en la puerta de la antigua sede consistorial. 

Con la muerte de este domingo, ya son diez las mujeres asesinadas en España en lo que va de 2019 a manos de sus parejas o exparejas, a las que podría sumarse otra víctima cuyo caso se encuentra en investigación. 

Asimismo, incluyendo el caso de este domingo, nueve menores han quedado huérfanos a causa de asesinatos machistas.

Concentración de repulsa

Unas doscientas personas, según la Policía Local, han mostrado en las puertas de la antigua sede consistorial de Estepona (Málaga) su repulsa por el asesinato.

El alcalde de la localidad, José María García Urbano, ha expresado su consternación por el asesinato, cometido anoche, y ha trasladado su apoyo a familiares y amigos de la víctima.

"La violencia machista no puede tener cabida en nuestra sociedad y hay que seguir luchando para acabar con esta lacra", ha destacado el regidor, al tiempo que ha recordado que el Ayuntamiento ha decretado tres días de luto oficial.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, ha calificado los hechos de "pesadilla que no cesa" y ha pedido que ante cualquier indicio de cualquier tipo de violencia contra la mujer se denuncie.